Aprende a cultivar Hortensias para disfrutar de sus flores -

Aprende a cultivar Hortensias para disfrutar de sus flores

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.joseeljardinero.com, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Aprende a cultivar hortensias para disfrutar de sus flores

Las Hortensias son una de esas plantas que no pasa desapercibida si te topas con ella. Sus sensacionales flores rosas, azules o a veces blancas llamarán tu atención inmediatamente. Difíciles de cultivar por sus exigencias en suelo y humedad, son relativamente frecuentes en el Norte de España. Si quieres cultivar hortensias, a continuación te explico cómo hacerlo.

hortensias 

Descripción

Se conoce como Hortensia a cualquier planta del género “Hydrangea“. Son arbustos caducifolios y de porte mediano originarios en su mayoría del este de Asia, como la “Hydrangea macrophylla” que es la más representativa, de flores rosas, azules o blancas. Sin embargo, existen otras especies como la “Hydrangea arborescens”, también muy conocida y de floración blanca, originaria del continente americano.

La fastuosa floración de la Hortensia es en realidad la suma de pequeñas flores blancas rodeadas de 4 brácteas (hojas modificadas semejantes a pétalos). Estas hojas transformadas que son de color rosa, por lo general, también pueden ser azules o blancas dependiendo del pH del suelo o de la variedad.

Los grandes ramilletes florales, terminales y de forma esférica, comienzan a surgir en primavera y se prolongan hasta el final del verano. Las flores permanecerán sin marchitarse largo tiempo en la planta; más de un mes, si se dan las circunstancias óptimas de temperatura y humedad.

Las hojas también son muy decorativas, además de representativas de la especie. Son grandes, con forma oval y acabadas en punta. Tienen el margen aserrado y los nervios muy marcados, adquiriendo un aspecto rugoso. Nacerán superpuestas, de dos en dos, y siempre opuesta la una respecto a la otra. Forman un conjunto curioso semejante a una roseta.

Cuidados de las Hortensias

La hortensia es una planta acidófila y como tal necesita un sustrato con el pH bajo. 

Suelo

Sin entrar en muchos detalles, se puede decir que: siendo el pH neutro de 7 -la mayoría de plantas toleran bien un suelo con un pH comprendido entre 6,5 y 7-, las hortensias sin embargo necesitarán un pH por debajo para asimilar sus nutrientes. El sustrato conocido como tierra de brezo o castaño es perfecto para tal fin y fácil de conseguir en cualquier centro de jardinería (también lo puedes encontrar en Amazon). Otra opción sería acidificar el suelo añadiéndole algo de turba rubia.

En cualquier caso procura que no le falte materia orgánica y un buen drenaje, pues aunque a la hortensia le gusta cierto punto de humedad, no tolera el encharcamiento. Si la plantas en maceta, asegura un orificio de salida suficientemente grande para la correcta evacuación del agua y aísla su base con grava antes de colocar el sustrato. Si la plantas en el jardín, busca una ubicación protegida del exceso de radiación solar.

hortensias

Exposición y riego

Sabiendo que el clima atlántico del norte de la península ibérica beneficia a las hortensias, ya tenemos unas pistas magníficas para saber dónde situarlas y cómo proceder con el riego.

Estas plantas necesitan por lo general temperaturas suaves tanto en verano como en invierno y abundancia de agua. Si donde vives las heladas en invierno son habituales, plántalas en maceta para poder trasladarlas al interior de casa cuando proceda. Si en cambio los veranos son calurosos, sitúa las hortensias a la sombra o en el lugar más fresco posible.

Sobre todo durante el periodo de crecimiento y floración, que no les falte agua. En verano, en climas secos y calurosos, es conveniente además pulverizar sus hojas. Llegado el invierno, y una vez pierde las hojas, los riegos ya no serán tan necesarios.

Hay que procurar que la cal no suba el pH del sustrato. Si riegas con aguas duras es mejor acidificarlas antes con unas gotitas de vinagre. Pero, a poder ser, utiliza agua de lluvia o destilada como la del aire acondicionado.

Abonado

Durante la floración es recomendable abonar la hortensia cada semana con fertilizante líquido especial para plantas acidófilas. Debes añadirlo al agua de riego siguiendo la dosis indicada por el fabricante. No te pases o podrías dañar sus raíces. También te servirá un abono granulado. En este caso será de lenta liberación y tendrás que esparcir un puñado en la tierra cada tres meses.

Si pretendes que tu hortensia de flores rosa produzca una floración con tonos azulados, lo lograrás bajando aún más el pH del suelo (por debajo de 5) y añadiendo sulfato de aluminio. Existen productos llamados “azuladores de hortensias” que contienen precisamente el sulfato de aluminio, junto con otros microelementos y acidificantes. Aplicándolo al agua de riego cada semana conseguirás que estos ejemplares modifiquen el color de la nueva floración, pero debes empezar pronto (a finales de invierno).

Poda de las Hortensias

La finalidad de la poda en las Hortensias es evitar el crecimiento espigado de sus tallos que, de otra manera, tenderían a doblarse con el peso de las pesadas flores. Mediante esta labor conseguirás además un arbusto mejor formado y de aspecto más redondo. En plantas adultas es conveniente realizarla cada año para rejuvenecerlas y facilitar su floración.

Una poda incorrecta o a destiempo comprometerá las futuras flores de tu hortensia.

Las flores de las Hortensias surgen de las yemas terminales, en los brotes producidos durante ese mismo año. Deberás tenerlo siempre presente para no mermarlas en la nueva temporada.

¿Cuándo podar, entonces? Lo ideal es hacerlo justo después de terminar la floración. Esto es posible en lugares con inviernos suaves. Pero si donde te encuentras hiela con facilidad, espérate hasta el final del invierno para realizar el trabajo.

¿Cómo podar? Se han de eliminar todas las ramas viejas que ya no producen flor y recortar las ramas con flores marchitas, bajando al menos dos yemas -ten en cuenta que en la hortensia las yemas son pareadas-. Procura no eliminar los nuevos brotes si los hubiera. Además corta todas las ramas cruzadas o que molesten, de esta manera de paso aclararás tu hortensia.

Terminada la poda, si te apetece, puedes aprovechar para hacer esquejes. La Hortensia se reproduce fácilmente mediante este método.

hortensias

Clorosis férrica de las Hortensias

Si respetas sus necesidades, la Hortensia no es una planta que presente grandes problemas. La observancia del pH en el suelo será clave, eso sí, para que no padezca déficit en la asimilación del hierro. Con un pH en el suelo por encima de 6,5 observarás los primeros síntomas.

Ante la carencia del hierro las hojas se tornarán amarillas, aunque manteniendo la nervadura todavía verde. A este fenómeno se le conoce como clorosis férrica. Soluciónalo cambiando o mejorando el sustrato existente. Como te indicaba anteriormente, la turba rubia y la tierra de brezo tienen el pH ácido. También puedes actuar de urgencia sobre sus hojas o raíces añadiendo el mineral en en forma de “quelato” y en poco tiempo mejorará su aspecto.

Fuente: www.joseeljardinero.com

Foto de portada: nuestraflora.com

www.portalfruticola.com