El nuevo presidente de la Fundación Mango del Ecuador, Bernardo Malo, comenta sobre las proyecciones en la industria -

El nuevo presidente de la Fundación Mango del Ecuador, Bernardo Malo, comenta sobre las proyecciones en la industria

Después de haber dejado por unos años la presidencia de la Fundación Mango del Ecuador, el gerente y socio de la exportadora de frutas tropicales Refin S.A, Bernardo Malo, vuelve al cargo tras haber sido electo de manera unánime.

Con la mente puesta en trabajar de manera coordinada con toda la industria para conseguir mejores resultados para los productores, Bernardo Malo, quiere entregarle a este nuevo periodo un sello de dinamismo, para estar en permanentemente búsqueda de nuevas ideas y estrategias.

El recién asumido presidente habló con PortalFrutícola.com sobre las proyecciones en la industria del mango del Ecuador y entregó un mensaje de confianza a todos los miembros de la fundación.

¿Cómo enfrentas el desafío de estar en la presidencia de la Fundación Mango del Ecuador bajo el contexto actual de la industria y el país?

Lo enfrento de una manera optimista. Estoy contento de otra vez ser presidente del gremio de mangos en Ecuador; el que alberga el 97% de la oferta exportable del país. Tuve la fortuna de haber sido ya presidente de esta organización durante algunos años y acá estamos de vuelta con mucho optimismo.

¿Cuál es el sello que te gustaría entregarle a esta nueva gestión?

El negocio del mango, al igual que todos los negocios, es muy dinámico entonces hay que ir en una permanente búsqueda de nuevas ideas y estrategias para enfrentar los desafíos de este mundo.

Vemos que, hoy en día, hay frentes que cuentan con mucho más énfasis. En este caso estamos pasando por una pandemia fitosanitaria, por lo que los desafíos de inocuidad serán cada vez más exigentes; ya lo eran y ahora con esta pandemia van a ser todavía mayores.

Yo pienso que, en definitiva, seguiremos con los mismos objetivos, pero las estrategias tendrán que cambiar para amoldarse al presente. Queremos seguir impulsando temas de certificaciones de inocuidad; estrategias de normativas y potenciar la parte comercial, porque siempre hay nuevos mercados que comienzan a interesarse un poco más por la fruta, adicional a aquellos mercados tradicionales que ya explorábamos.

En la parte de capacitación a los agricultores, también tenemos una tarea permanente, porque van apareciendo investigaciones que es importante compartir y difundir. En fin, básicamente tendremos estrategias diferentes para ir cumpliendo con los diversos objetivos que nos hemos trazado.

¿Cómo ves la industria del mango de Ecuador de aquí a diez años?

La industria del mango de Ecuador se ha venido preparando bastante bien en relación con los demandantes mercados. En lo que es la parte de empaque, se han hecho onerosas inversiones para mejoras y tecnificación. Hoy en día, las 4 plantas empacadoras que trabajan en el país cuentan con muy buena tecnología y cumplen bastante bien en todo lo relacionado con certificaciones; un requisito indispensable a nivel de campo en la actualidad.

Es decir, se ha venido invirtiendo en nuevas tecnologías de riego, fertilización, cosecha etc., entonces yo creo que es una industria que viene proyectándose hacia el futuro. Creo que de aquí a diez años vamos por la senda correcta.

Ecuador se ha ganado, ciertamente, un sitial de acuerdo con el contexto mundial. Los principales mercados saben a ciencia cierta que, después de Brasil, viene el mango de Ecuador y lo esperan. Entonces creo que es una industria madura y vamos en búsqueda de tener esa permanencia.

¿Cómo ves la tendencia del consumo de mangos a nivel global?

El consumo de mango a nivel global sigue en aumento. En el caso de Ecuador, nuestro principal mercado continúa siendo Estados Unidos, ya que la mayoría de la fruta va para allá. Luego vienen otros como Europa, Canadá, México y Chile en menor escala, y vemos que están sucediendo dos cosas: en primer lugar, los consumidores habituales de mango comienzan a consumir un poco más de fruta y, adicionalmente, se incorporan al universo de consumidores personas que no lo eran.

Por ambas vías el consumo está aumentando. A veces se pueden presentar dudas si es que ese consumo que, ciertamente está aumentando, está en armonía también con el incremento de la oferta mundial, pero eso ya es un tema de análisis aparte. No obstante, con respecto a la demanda, el consumo de mango innegablemente está subiendo.

Para ello, se cuenta, en determinados mercados, con organizaciones como la National Mango Board; que trabaja permanentemente en esa dirección de incrementar el consumo de mango.

¿Qué distingue al mango del Ecuador con respecto a otros orígenes?

Se distingue básicamente en función de un tema varietal. Tenemos países de la región, como el caso de México, que es el más grande productor de mango y geográficamente muy grande; que va de sur a norte produciendo en el tiempo y en el espacio sus diferentes variedades de mango. Lo consiguen bien y tienen la ventaja de tener varias zonas geográficas para hacerlo.

En el caso de países, como Perú, básicamente trabajan la variedad Kent, porque las variedades sin fibra son cada vez más apetecidas en mercados como Europa.

En el caso de Ecuador, nosotros por nuestra ubicación geográfica, hemos visto que la variedad que mejor se da es la Tommy Atkins; la que es muy apetecida en el mercado americano, pero no en otros mercados que son demandantes de mango sin fibra, como la variedad Kent o Keitt.

Ecuador también produce la variedad Kent, pero en menor escala, entonces estamos en capacidad de suministrar al mercado americano la variedad que ellos demandan y, poco a poco, iremos subiendo nuestra capacidad de producir variedades sin fibra que sí las tenemos, como Kent, pero no en la magnitud que demandan los mercados.

En resumen, este no es un tema de calidad. Puede haber buena calidad en Ecuador, México, Brasil, Perú; pero lo que marca la diferencia, dado por climas y suelos, es la variedad que podemos cultivar de manera más exitosa y eso nos diferencia de otros países de la región.

¿Qué mensaje entregas a los miembros de la fundación en este nuevo periodo de presidencia?

Que confíen en que el trabajo que se va a hacer a nivel del nuevo directorio. Yo soy el presidente y, con el nuevo directorio y el staff ejecutivo, haremos todo lo que está a nuestro alcance para alcanzar los resultados que la gente quiere.

El productor de mango busca producir la mayor cantidad de fruta posible en el mejor tiempo posible y con la calidad adecuada; entonces nosotros trabajamos en la búsqueda de herramientas e impulsamos proyectos pendientes que ayuden a conseguir estos objetivos.

Vamos a trabajar en programas que van en esa línea, en la promoción de exportaciones, capacitación en temas fitosanitarios y sacar provecho de esta era digital que estamos viviendo. La pandemia, dentro de todo lo malo y doloroso, ha dejado algunas lecciones positivas como el uso de la tecnología para beneficio de los agricultores.

Mercadeo, ferias y capacitaciones virtuales son ítems a los que daremos mucho impulso en estos próximos dos años; y confiamos en que se va a marcar una diferencia para bien en el sector.

El destino y el éxito de un sector dependen, en gran medida, de la buena organización desde el mismo sector; y por eso que es importante, y así Ecuador lo ha entendido, que organismos como, en este caso, la Fundación Mango del Ecuador, aglutine a los diferentes actores, como lo está haciendo, y haya mucha unidad.

Ecuador ha logrado conseguir en el tiempo algunos logros importantes, en función de una unidad con la que se han podido superar muchos obstáculos. Sigamos trabajando como una industria unida en busca de objetivos comunes.

 

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.