Manuales para el manejo agronómico de la frutilla o fresa -

Manuales para el manejo agronómico de la frutilla o fresa

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Requerimientos climáticos de la frutilla (Hemisferio Sur)

La frutilla se adapta a diversos climas, expresando mejor su potencial en zonas cálidas, libres de heladas primaverales y vientos, sin precipitaciones en periodo de cosecha ni altas temperaturas desde septiembre a marzo.

En zonas costeras el cultivo se puede producir anticipadamente, permitiendo abastecer el mercado cuando existe poca oferta de fruta.

frutilla

Las variedades responden al largo del día (horas de luz), frío recibido antes de la plantación, temperatura durante el desarrollo vegetativo y floración, que incidirá en el rendimiento final. Los aspectos más relevantes se detallan a continuación: 

Fotoperiodo de la frutilla

Se refiere a la cantidad de horas luz que tiene un día, también denominado largo del día, factor de influencia en la formación de yemas florales, crecimiento vegetativo, desarrollo de estolones, tamaño de hojas y longitud de su pecíolo, cantidad y calidad de frutos.

Días largos: días con más de 12 horas de luz. Favorecen el crecimiento de yemas asexuales o vegetativas; es decir, el desarrollo de hojas y estolones. Estos últimos inician su emisión con 12 a 14 horas de luz y disminuyen con menos de 10 horas. El área foliar y extensión del pecíolo aumenta con el largo del día, siendo mayor a fines de primavera y disminuyendo a inicios de otoño.

Días cortos: entre 8 a 11 horas de luz al día favorece el crecimiento de yemas sexuales o fructíferas.

Neblinas matinales simulan como fotoperiodos cortos que, junto con temperaturas frías, permiten cosechas más extensas.

Temperatura

Un normal aporte de frío producirá un rápido crecimiento foliar, normal diferenciación de yemas florales y escasa emisión de estolones; es decir, una planta muy equilibrada con un gran potencial de producción.

Las plantas entran en receso o latencia con temperaturas entre 0° y 7°C. En este período se produce una acumulación de reservas en forma de hidratos de carbono en la corona y las raíces principales. En general ocurre desde fines de otoño e invierno, se caracteriza por el pequeño tamaño de las hojas, que toman un color rojizo-violáceo.

Para romper la latencia, en la mayoría de los casos se debe agregar algunas horas de frío en cámaras frigoríficas (entre 2 y 5°C) por unos días antes de la plantación, y esto debe sumarse a las obtenidas antes en el vivero. A mayor cantidad de frío, mayor cantidad de yemas vegetativas.

El número de horas de frío necesarias para lograr desarrollo y buenos rendimientos, es diferente para cada variedad.

En general, los requerimientos van de 380 a 700 horas acumuladas de temperaturas entre 0 y 7°C, temprano en otoño.

• Frío suficiente : planta con buen desarrollo y fructificación.
• Frío insuficiente : bajo desarrollo y fructificación.
• Sin frío : poco vigor y baja producción.
• Excesivo frío : gran crecimiento vegetativo.

Las raíces se desarrollan mejor con temperaturas mayores a 12°C en el suelo.

Esta se puede manejar con el uso de mulch y condiciones de humedad adecuadas. Si en primavera la temperatura del suelo es inferior, se inhibe la aparición de raíces absorbentes.

Consideraciones fotoperiodo/temperatura en las frutillas

• En variedades de día corto existe una directa relación entre fotoperiodo y temperatura: a medida que disminuye la temperatura se requiere mayor fotoperiodo para lograr máxima floración. No es el caso de las variedades de
día neutro, que solo responden a la temperatura.

• Las bajas temperaturas de otoño, junto a fotoperiodos cortos (menores de 12 horas luz), inducen a la formación de yemas florales, desarrollo de corona y reducción de tamaño de las hojas. En cambio, temperaturas por sobre 32°C
inducen al aborto floral y disminución de la floración.

• Una planta de vivero, producida en una zona en que ha obtenido su latencia en el campo, crecerá vigorosamente en forma inmediata, si se le traslada a un área templada.

• En lugares de clima benigno, la planta puede crecer y producir fruta durante casi todo el año, pero necesitará frío para acumular reservas o no podrá seguir produciendo. El almacenamiento de almidón en la corona se produce
con temperaturas bajo 7°C.

frutilla

Para seguir aprendiendo sobre el manejo agronómico de la frutilla o fresa, descarga los manuales a continuación que hemos puesto a tu disposición:

Descarga el manual 1 completo aquí

Descarga el manual 2 completo aquí

Fuente: www.inia.cl

www.portalfruticola.com