Reino Unido: NFU dice que los trabajadores despedidos desean unirse al ejército de tierra pagado -

Reino Unido: NFU dice que los trabajadores despedidos desean unirse al ejército de tierra pagado

La líder de la organización agrícola más importante de Reino Unido, afirmó sentirse optimista de que los trabajadores británicos van a ayudar a la industria agrícola a salir adelante.

"Muchas señales son optimistas y tenemos noticias realmente positivas", explicó Minette Batters, presidenta del Sindicato Nacional de Agricultores. “Escuchamos que la gente está muy interesada [en trabajar en granjas]. Parece haber un gran apoyo de la gente para hacer esto”.

Según consignó el medio The Guardian, Batters indicó que trabajadores que han sido despedidos, han podido complementar sus ingresos con trabajo agrícola; lo que ha sido una gran ayuda tanto para las personas como para la industria.

Se estima que 80.000 trabajadores deberán trabajar en el sector agrícola este año, por lo que gente ha sido volados en vuelos charter desde Rumania, pese a las restricciones de viaje; mientras que Alemania han estado trayendo trabajadores de Europa del Este.

La representante de NFU llamó a las personas a que se inscriban para trabajar en cosecha, periodo que comienza el próximo mes.

“Sabremos más una vez lleguemos a mayo”, indicó.

Productores

Hasta el momento, el mayor problema que enfrenta el Reino Unido es el tema del consumo de alimentos. Previo a la pandemia, más de la mitad del consumo de alimentos se realizaba fuera de las casas, en locales de comida.

Sin embargo, con el cierre de cafés, restoranes y bares, entre otros, los supermercados se están enfrentando a grandes desafíos al momento de mantener la cadena de abastecimiento.

Según afirmó Batters, para los productores que entregaban sus productos a los locales de comida, ha sido muy difícil cambiar hacia otros destinos; debido, en parte, a las diferentes exigencias que tienen los supermercados y las modificaciones que requieren las cadenas logísticas de productos perecederos.

"Si usted es un agricultor de papas, y vendió a tiendas de pescado y papas fritas, no puede comenzar a vender sus productos directamente. Puedes vender algunos al final de la campaña de la granja, pero eso solo hará una pequeña diferencia", señaló Batters.

Reacción del Gobierno

Respecto a cómo ha estado trabajando el tema el Gobierno, desde la asociación de productores Nature Friendly Farming Network, Martin Lines, presidente de la asociación, indicó que ha sido lento.

"Hemos escuchado muy poco del gobierno sobre cómo van a apoyar a los agricultores para que realicen esta transición de manera efectiva y les instamos a buscar formas apropiadas de entregar una estrategia clara de entrega de alimentos que apoye cadenas de suministro cortas y sostenibles durante la pandemia y más allá”.

Por su parte Batters instó a los ministros en una reunión virtual el viernes a dar un impulso a los agricultores británicos al ordenar que todos los alimentos comprados por organismos públicos, incluidos el NHS y el ejército, provengan de productores británicos.

"El gobierno tiene un papel clave que desempeñar, que necesita ser reconocido", dijo. "Si va a haber un legado positivo de esta crisis, construyamos un futuro económico más resistente: prestar atención a nuestros alimentos y nuestra salud, y comprar alimentos locales, es una parte clave de eso".