Diferencias entre: Estiércol, humus, sustrato, turba y compost -

Diferencias entre: Estiércol, humus, sustrato, turba y compost

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.lahuertinadetoni.es, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Diferencias entre estiércol, humus, sustrato, turba, compost y vermicompost

Diferencias entre estiércol, humus, sustrato, turba, compost y vermicompost: Muchas veces los más novatos nos liamos con los conceptos nuevos que vamos aprendiendo en el mundo de la agricultura y no tenemos bien claro lo que significa cada cosa ni para que sirve, es por ello que hoy vamos a dar una pequeña clase teórica para que sepan diferenciar los siguientes conceptos.

Estiércol

Es conocido como estiércol a los excrementos que echan los animales de corral como las vacas, ovejas, cabras, caballos, conejos, gallinas aunque también se puede conseguir de animales salvajes que viven en grupo como los murciélagos.

El estiércol se presenta de forma fresca pero no es muy recomendable ya que quema las plantas pero si se suele utilizar por ejemplo para eliminar insectos del suelo o semillas de malas hierbas mediante la biosolarización. El más aconsejado es el estiércol curado, se consigue dejando al sol durante varios meses, este fermenta y queda perfecto para abonar. Una característica de este estiércol es que no huele.

humus

Diferentes Estiércoles y sus Ventajas

Existen 3 tipos de estiércol, el fresco, el semicurado y el curado. No es broma, esto es como en los quesos, cuando más tiempo pase al sol mejor.

1. Estiércol Fresco: se suele usar solo para desparasitar el suelo desde insectos, hongos hasta esporas. Este proceso se conoce como solarización y consiste en poner el estiércol que cubra toda la superficie del terreno, se cubre todo con un plástico y se deja varios meses de verano a pleno sol para que el calor del sol y la fermentación mate a las plagas.

2. Estiércol Curado: es el que suele estar expuesto al sol durante 1 o 2 meses y el resultado final es un estiércol que no huele y que ya no fermenta más por lo que se puede aplicar directamente a la tierra y las plantas sin preocuparnos de que queme a las plantas.

Dependiendo del animal

También depende del animal que lo produce, a continuación vamos a ver cuales son los estiércoles más recomendados y los más comunes:

A) Estiércol de Cabra u Oveja: Es el mejor estiércol que podemos aplicar pues debido a la cantidad de nutrientes y minerales que contiene, 300 kg equivalen a 1000 kg de estiércol vacuno. Además este estiércol suele ir acompañado de pajullos, que siempre vienen bien para airear la tierra. Otra ventaja es que este estiércol suele ser barato. Normalmente contiene pelos lo que aporta más nitrógeno. Dosis: 5 a 20 T/Ha. (0’5-2 Kg/m2).

B) Estiércol de Caballo: Es un estiércol bastante pobre en nutrientes por eso es mejor combinarlo con otro tipo de estiércol. Se debe dejar secándose al sol hasta que deje de fermentar y deje de oler. El estiércol de caballo muchos prefieren añadirlo a la lombricompostera y después añadir el humus resultante a la huerta. De esta manera los nutrientes estarán de una forma más disponible para las plantas y las lombrices habrán conseguido un buen alimento que las ayuda a reproducirse más rápidamente. Dosis: 10 a 50 T/Ha. (1-5 Kg/m2).

C) Estiércol de Vaca: Es uno de los más utilizados por la agricultura convencional ya que es más fácil de conseguir proveniente de vaquerías pese a que no aporta tantos nutrientes, se añade más cantidad que los anteriores descritos. Este estiércol se suele usar para calentar el suelo en los lugares más fríos y que las plantas no se resientan. Normalmente no se espera a que se fermente sino que se aplica lejos de las plantas para no quemarlas. Dosis: 10 a 50 T/Ha. (1-5 Kg/m2).

D) Estiércol de Conejo: es un estiércol bastante ácido y fuerte por lo que es mejor no aplicarlo hasta que esté varios meses expuesto al sol. Dosis: 1 a 4 T/Ha. (0’1-0’4 Kg/m2).

E) Estiércol de Gallina: es menos rico en nutrientes que los descritos anteriormente y es bastante ácido. Es rico en calcio por lo que no se debe aplicar mucha cantidad en suelos calcáreos y básicos. Dosis: 0’5 a 3 T/Ha. (0’05-0’3 Kg/m2).

Humus

La materia orgánica cuando cae al suelo se descompone al ser consumida por los microorganismos que viven en el suelo, una parte se transforma en humus que es una sustancia de color negro muy buena para las plantas por las siguientes razones:

  • El humus aumenta la vida de microorganismos del suelo.
  • Aporta nutrientes.
  • Airea el suelo y mejora la porosidad.
  • Aumenta la retención de agua.

El humus puede estar originado por las hojas que caen al suelo en un bosque o por las lombrices y microorganismos que se alimentan de ellas.

Sustrato

El sustrato es el material usado para cultivar las plantas sea del tipo que sea. Un ejemplo sería turba, compost, perlita, arena, vermiculita, fibra de coco o la mezcla de todos ellos.

humus

Turba

Tiene su origen hace millones de años cuando la materia orgánica se depositaba en el fondo de lagos y se descomponía. Existen 2 tipos la turba negra que es la más empleada y la turba rubia que debido a su acidez (ph 3,5), es usada para plantas que requieren este nivel de ph como plantas carnívoras u orquídeas.

    

Compost

Es un preparado que proviene de la descomposición de materia orgánica que apilamos de cierta manera como pueden ser restos de verduras, hojas, estiércol, frutas. Se puede comprar o se puede hacer en la huerta. Hay ingredientes que no puedes añadir. Además el compost se puede añadir de forma líquida.

humus

Top 13 Ingredientes que no añadir a la composta

  1. Judías: En una lombricompostera no se debe echar muchas vainas de judías, pues estas les hacen daño a las lombrices, creándole bultos en la piel.
  2. Pan y derivados: Suelen generar hongos cuando se pudren por lo que no es recomendable añadirlo a la compostera. Estos hongos crearán esporas que se repartirán con el humus por toda la huerta.
  3. Plantas enfermas: Tanto con hongos, plagas o virus. Estas se deben desechar, sobretodo si es una plaga grave como la mosca blanca, pulgones o cochinilla, ya que se pueden seguir reproduciendo mientras están en la lombricompostera. En el caso de hongos y virus para evitar que los propaguemos por toda la huerta.
  4. Papel tintado químico: Cualquier papel que tenga tinta no se debe añadir pues los productos químicos con los que está echa la tinta se añadirán al suelo normalmente presente en revistas y panfletos de publicidad, periódicos si se podría intentando evitar hojas con fotos con mucho color.
  5. Heces de animales carnívoros u omnívoros: Es muy nociva por las bacterias que pueden tener incluyendo las heces de nuestros animales domésticos como gatos o perros.
  6. Aceite de cocina: Como todos saben el agua y el aceite no se llevan bien, por lo que echarla nos va a provocar problemas de humedad, más bien falta de ella.
  7. Arroz: Es el hábitat perfecto para muchas plagas como los gorgojos y si es cocido para muchas bacterias no necesarias en la composta.
  8. Productos lácteos: leche, queso, yogur… causan malos olores cuando se descomponen y pueden atraer a insectos dañinos.
  9. Productos cárnicos: Carne o pescado, huesos y grasa…atraen a moscas de todos los tamaños y colores, salvo que quieras polinizar tus frutales mejor no añadirlos a la composta.
  10. Serrín: Si añadimos, debe ser en poca cantidad y por su puesto que sea de madera no tratada o conglomerado.
  11. Malas hierbas: Sus semillas se esparcirán por toda la huerta con mucha facilidad. Debemos tener cuidado con aquellas que se propagan fácilmente como la zarza o las gramíneas.
  12. Naranjas, tomates, limones… un exceso de estos será bastante malo pues acidifican la tierra.
  13. Hueveras de cartón: No se deben echar en exceso, en cambio, las podemos utilizar para que se escondan en ella las babosas, tijeretas y otros animales que pueden ser perjudiciales o que simplemente deseamos retirar.

Vermicompost

El vermicompost es nada más y nada menos que el resultado de la descomposición de la materia orgánica gracias a la acción de las lombrices, sería igual que el compost salvo porque las lombrices se comen la materia orgánica dando lugar a un excelente abono con sus excrementos que es muy valorado por la plantas debido a su alto contenido en nutrientes.

Fuente: www.lahuertinadetoni.es

www.portalfruticola.com