Columna de Opinión: La innovación y su rol en la sostenibilidad del recurso hídrico

08 Octubre 2019

Por Álvaro Eyzaguirre, Director Ejecutivo de la Fundación para la Innovación Agraria.

Chile es uno de los países  a nivel mundial que está siendo más afectado por el cambio climático, debido a que cumple con siete de los nueve criterios de vulnerabilidad enunciados por la Convención Marco de la Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Y en materia hídrica, está dentro de los 30 países de nivel global con mayor estrés hídrico.

Sabemos que la agricultura utiliza más del 70% del agua en Chile y en el mundo, siendo el principal consumidor de agua dulce, la cual es usada para producir alimentos. Y cada vez se hace más evidente que sin una gestión inteligente de este recurso se agravarán los problemas de suministro.

La última publicación de la iniciativa Escenarios Hídricos 2030, liderada por la Fundación Chile, señala que las causas de este déficit se explican en un 44% por problemas de gestión e institucionalidad y en un 12% por problemas de baja oferta de agua.

Frente a este dato, como Fundación para la Innovación Agraria nos sentimos identificados y comprometidos, asumiendo que entre todos los sectores económicos la agricultura es por lejos el principal usuario de agua y que la innovación debe desempeñar un papel central en la adaptación al cambio climático, especialmente en el uso eficiente del recurso y en la búsqueda de especies y variedades agroalimentarias que resistan las nuevas condiciones, para así mejorar este lamentable escenario.

El desarrollo tecnológico y la innovación, han hecho y seguirán haciendo un aporte en la búsqueda de soluciones para mejorar la disponibilidad, calidad y eficiencia de uso de los recursos hídricos, en el marco de una gestión que asegure la sostenibilidad del recurso.

Desde el año 2000 a la fecha, FIA ha impulsado y cofinanciado cerca de 70 iniciativas de innovación específicas en el ámbito de los recursos hídricos, con un aporte cercano a los 3.115 millones de pesos, los que involucran proyectos, programas, giras, estudios y consultorías.

Hoy más que nunca, y en nuestra calidad de agencia de innovación, nos hemos propuesto el desafío de difundir el conocimiento a los diferentes actores del sector agrario, agroalimentario y forestal, información que les permita disminuir el riesgo en la toma de decisiones.

Y es que mejorar la eficiencia hídrica nos exigirá a todos que hagamos parte del desafío. No podemos controlar los efectos del cambio climático, pero si podemos adherir a modelos de desarrollo sostenible, poner en primera línea a la ciencia aplicada y los modelos de transferencia, propiciando una mayor articulación entre los agricultores, la academia y el sector público, de manera de favorecer una mayor articulación entre todos los actores y que como Fundación esperamos seguir liderando y aportando.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario