Crean proyecto de emergencia para ayudar a combatir enfermedad del banano

07 Octubre 2019

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha lanzado un proyecto de emergencia bajo su Programa de Cooperación Técnica para ayudar a los países de América Latina y el Caribe a combatir la propagación del marchitamiento por Fusarium.

La enfermedad puede acabar con los cultivos de banano de los que dependen los medios de vida de millones de personas, indicó la FAO.

Causada por la cepa más reciente (Tropical Race 4, TR4) del hongo Fusarium oxysporum f.sp. cubense: afecta la producción de muchas variedades de plátanos y bananos, incluida Cavendish, una de las variedades más populares a nivel mundial en el mercado.

"No se puede subestimar el papel de los bananos en la provisión de alimentos e ingresos familiares en esta región. En varios países, este cultivo tiene importancia económica nacional, ya que es una exportación importante. Juntos, podemos frenar la propagación de esta enfermedad devastadora y proteger medios de vida", comentó el Subdirector General de la FAO y Representante Regional para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué.

"Este proyecto de emergencia ayudará a los países a desarrollar planes de acción regionales y nacionales, aumentando sus capacidades para prevenir, diagnosticar, monitorear y contener brotes, y crear conciencia y difundir información entre las comunidades agrícolas", agregó.

"Los gobiernos nacionales, como los de Ecuador y Colombia, están proporcionando un liderazgo activo e inteligente, y estamos firmemente detrás de ellos".

Proyecto

El nuevo proyecto de marchitamiento TR4 para América Latina y el Caribe también tiene como objetivo apoyar una mayor colaboración y el intercambio de experiencias entre los países de la región.

Las actividades se llevarán a cabo bajo el liderazgo de los gobiernos nacionales, en un esfuerzo coordinado con las instituciones fitosanitarias pertinentes, incluidas las organizaciones nacionales y regionales de protección fitosanitaria (CAHFSA, CAN, COSAVE, OIRSA), así como la Secretaría de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF).

TR4 es un patógeno que puede transmitirse a través del movimiento de materiales de siembra infestados, tierra contaminada, agua u otros medios físicos como zapatos, herramientas y neumáticos. Una vez establecido, el patógeno permanece en el suelo durante décadas; Actualmente no hay forma de erradicarlo por completo.

"Los países deben estar atentos para monitorear y contener los casos de TR4. Solo la observación estricta de las medidas fitosanitarias puede prevenir la propagación de la enfermedad. Los esfuerzos locales y regionales concertados, el apoyo científico, la detección temprana y la colaboración internacional son cruciales para combatir el TR4", explicó Hans Dreyer, director de la División de Producción y Protección Vegetal de la FAO.

Protección a través de la diversidad

La variedad de banano Cavendish representa alrededor del 47% de la producción mundial.

La diversificación, la salud del suelo y un mejor uso de los recursos genéticos disponibles son clave para construir resiliencia a la enfermedad a largo plazo. Las amenazas a Cavendish pueden alentar a los agricultores y al sector privado a alejarse del monocultivo hacia sistemas de plantación con mayor biodiversidad utilizando algunas de las más de 1.000 variedades de banano.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario