Anuncian proyecto de invernadero en Reino Unido con inversión de 150 millones de dólares -

Anuncian proyecto de invernadero en Reino Unido con inversión de 150 millones de dólares

El mayor inversionista en energía renovable del Reino Unido, Greencoat Capital, anunció una inversión de USD 150 millones en un proyecto que tiene por objetivo la construcción de dos de los más grandes invernaderos del país.

Los invernaderos, descritos como una novedad mundial, serán temperados con el calor residual de centros de agua reciclada, ubicados en lugares cercanos.

Las instalaciones, en las que se plantarán cultivos de hortalizas incluyendo tomates, estarán ubicadas en dos granjas cercanas a Norwich y Bury St Edmunds.

La fase de construcción del proyecto empezará de manera inmediata y se espera que finalice en el otoño de 2020.

Los productores comerciales a escala de Reino Unido y Países Bajos ya se comprometieron a arrendar el espacio que se utilizará.

“Los invernaderos van a proveer condiciones ideales de cultivo para un rango de plantas y vegetales que requieren altas temperaturas; y ambientes relativamente con poca luz, como, por ejemplo, tomates, pepinos y ají”, explicó Greencoat en una declaración.

“Una vez que esté operando, el invernadero será capaz de producir más de 1 de los 10 tomates del país; y creará 360 nuevos trabajos permanentes”.

Reducción de la huella de carbono en invernadero

La descarbonización de la calefacción y los sectores agricultores, hasta el momento, han sido “decepcionantemente lentos. Esto a pesar de la enorme salida del carbono”, añadió la empresa.

“Estos invernaderos innovadores son un paso significativo para solucionar los dos problemas a escala, reducir la huella de carbono de la producción de comida en un 75% comparado a los estándares europeos; y aumentar la seguridad de comida en el Reino Unido”, expresó la compañía.

Las bombas de calor de circuito cerrado se utilizarán para transferir el calor desde los centros de agua reciclada a los invernaderos. Además, tendrán un beneficio adicional de enfriar las aguas tratadas para el desagüe de la instalación, antes de que regrese al ambiente.

La electricidad para las bombas de calor de los invernaderos, las proveerá una planta combinada de calor y energía (CHP por sus siglas en inglés), con el calor residual de la CHP entregando calor extra a los invernaderos.

Las emisiones de carbono de las calderas de gases de las plantas CHP se transferirán a los invernaderos, aumentando los niveles de CO2. Así, fomentarán y acelerarán el proceso de crecimiento de las plantas y capturando la mayoría del carbono.

James Samworth, de Greencoat Capital, comentó que: “Estamos muy contentos de haber logrado otra innovación pionera en el sector de la energía renovable del Reino Unido”.

“La tecnología y la cooperación intersectorial continúa desbloqueando algunas posibilidades asombrosas en energía y agricultura”.