Hidroponía: Pasos para lograr una germinación perfecta

01 Agosto 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.hidroponiacasera.net, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

Introducción a la germinación en hidroponía

A pesar de que la hidroponía se centra en el cuidado de la planta a partir de cierta edad hasta que da frutos, toda planta parte de una semilla. No podemos ignorar el proceso mediante el cual surge dicha planta y los problemas que pueden aparecer por el camino. Toca repasar la germinación.

Este artículo trata el tema en cierto detalle. Me he centrado en los temas prácticos y he dejado la teoría fuera. Las fuentes de información están al final del artículo, y agradezco a los autores originales que compartan la información con el mundo.

germinación en hidroponía

Pasos para una perfecta germinación en hidroponía

En primer lugar tienes una lista con los 9 pasos que seguir para germinar con éxito. Si tienes problemas germinando o simplemente quieres aprender más, la entrada sigue con una descripción detallada de cada aspecto, con un par de extras al final.

Germinar paso a paso

  1. Decide si vas a usar bloques o sustrato suelto para germinar las semillas.
  2. Si estás usando sustrato suelto, humedécelo con una buena cantidad de agua, sin que esté demasiado empapado (al apretarlo con las manos deberían caer unas pocas gotas de agua). Si estás usando bloques, humedécelos (sigue las indicaciones del fabricante si las hay).
  3. Prepara el sustrato en macetas o contenedores, si es necesario.
  4. Coloca las macetas o contenedores en una bandeja.

Más pasos

  1. Añade las semillas a la profundidad indicada en el paquete. Si no hay indicaciones, unas 2-3 veces el diámetro de la semilla es una buena profundidad (o 3-6 mm).
  2. Si estás usando sustrato suelto, cubre las semillas con sustrato (intenta que sea especialmente fino).
  3. Humedece ligeramente la superficie con cuidado de no salpicar mucho a las semillas. Es útil usar un vaporizador para humedecer el sustrato con una neblina.
  4. Cúbrelo todo con plástico de cocina a unos 3-7 centímetros de la superficie. Intenta que el aire no pueda entrar o salir mucho, buscamos conservar la humedad dentro. Puedes utilizar un mini-invernadero.
  5. Controla que la temperatura se mantenga en los valores óptimos para la planta (20-25ºC, aunque hay una tabla con los detalles un poco más abajo) y haya una cierta humedad.

La germinación en detalle:

Existen muchos factores que afectan la germinación, siendo los dos primeros los que suelen dar más problemas:

  1. Temperatura
  2. Humedad
  3. Oxígeno
  4. Iluminación
  5. Sustrato
  6. Contenedores

Las condiciones específicas dependen de la especie y de su hábitat natural, pero hay ciertos aspectos en común.

Temperatura

Cuando hablamos de germinación, la temperatura más determinante es la del sustrato, no la del aire. El sustrato puede encontrarse a una temperatura menor que la del aire debido a la evaporación de la humedad.

Como regla general, germina las plantas en el interior. Suele estar más cerca de la temperatura ideal y los cambios entre el día y la noche no son muy bruscos.

Puede que el paquete de semillas indique la mejor temperatura para la germinación. Si no tienes esa suerte, puedes consultar la tabla de información a continuación.

Planta Mínima Rango óptimo Óptima Máxima
Acelga 4 10-30 30 35
Berenjena 15 23-30 30 35
Calabaza 15 23-30 35 38
Cebolla 2 10-35 24 35
Chirivía 2 10-20 18 30
Coliflor 4 7-30 27 38
Cucurbita/Calabacín 15 20-35 35 38
Espárrago 10 15-30 24 35
Espinaca 2 7-25 20 30
Guisante 4 5-25 24 30
Judía 15 15-30 27 35
Lechuga 2 5-25 24 35
Maíz 10 15-35 35 40
Melón 15 23-35 32 38
Nabo 4 15-40 30 40
Pepino 15 15-35 35 40
Perejil 4 10-30 24 32
Pimiento 15 18-35 30 35
Rábano 4 7-32 30 35
Remolacha 4 10-30 30 35
Repollo 4 7-35 30 38
Sandía 15 23-30 35 40
Tomate 10 15-30 30 35
Zanahoria 4 7-30 27 35

*Información recopilada por J. F. Harrington, Dept of Vegetable Crops, Universidad de CA, Davis

Como puedes ver, cada planta tiene una preferencia distinta. Ninguna planta tiene una temperatura mínima superior a 20 ºC o una temperatura máxima inferior a 30 ºC, así que, si no tienes a mano la lista, puedes usar el rango 20-25 como regla general.

Plantas que prefieren temperaturas superiores

Para las plantas que prefieren temperaturas superiores a la que suele haber en el interior (tomate, berenjena, calabaza, pimiento…), puedes dejar la bandeja sobre algo cálido como la nevera o el congelador, o incluso usar la luz solar (cuidando la temperatura y la humedad).

Por supuesto, cuanto más cerca esté de la temperatura óptima, menos días van a tardar en germinar. Ten en cuenta que cada planta tiene un tiempo de germinación distinto, así que no desesperes si el perejil no tiene prisa en salir, es normal.

Equipo para germinación en hidroponía

La opción obvia para controlar la temperatura es un termómetro. Si te quieres poner técnico (y tienes los conocimientos necesarios, aunque hay vídeos disponibles en Youtube), puedes usar una manta calentadora con un termostato.

equipo para germinación en hidroponía

Humedad e hidroponía

La humedad es probablemente el factor más importante para la germinación.

El sustrato debe estar húmedo, pero no empapado. Lo más fácil es, antes de añadir el sustrato al contenedor, mojarlo ligeramente.

Tras añadir las semillas, cúbrelas con la cantidad indicada de sustrato (si es que necesitan estar cubiertas), evitando bloques que puedan estorbar a las semillas.

Después de plantar las semillas, humedece el sustrato con un spray/pulverizador o coloca el contenedor en una bandeja o plato con agua para que la absorba.

Recomendaciones

Evita salpicar directamente las semillas tras plantarlas y controla que el sustrato no esté empapado, sino húmedo.

Deberías notar la humedad en la yema del dedo al tocar el sustrato.

Para mantener la humedad cubre los contenedores con plástico de cocina o una bolsa. El plástico debería quedar a un par de centímetros sobre la superficie del sustrato. Evita la luz del sol directa para que evitar que el aire en el interior se sobrecaliente.

La humedad es un factor clave en la germinación, y es menos importante cuando las plantas crecen, pero debes evitar que el suelo esté demasiado húmedo. Si ves moho u hongos crecer, eso quiere decir que el sustrato está demasiado húmedo y la circulación del aire es pobre.

Una vez las plantas desarrollen su segundo par de hojas reales (las que serían la 5ª y 6ª en dicotiledóneas), la humedad deja de ser tan importante.

Equipo

Para mantener la humedad es muy recomendable cubrir las plantas con algún tipo de plástico. Puedes usar plástico de cocina convencional o utilizar un mini-invernadero.

Oxígeno en hidroponía

Los procesos que ocurren dentro de la semilla durante la germinación consumen oxígeno, de la misma manera que nosotros utilizamos el oxígeno del aire al respirar.

Este oxígeno está disponible en el aire, al que la planta tiene acceso gracias a los poros que quedan en la tierra. Si el medio está empapado, la semilla quedará sumergida y no podrá acceder al oxígeno.

Iluminación en la hidroponía

La mayoría de estas plantas no tienen preferencia por luz u oscuridad a la hora de germinar, exceptuando la lechuga, que requiere luz (unas 16 horas idealmente). Hay una tabla en detalle aquí (en inglés).

Aparte de este requerimiento, la luz solar directa no suele ser aconsejable durante la germinación, ya que podría hacer que la temperatura bajo el plástico aumentase demasiado. Una vez las semillas han germinado, el plástico se puede retirar y ahora sí, las plantas se beneficiarán de la luz solar para generar sus propios nutrientes.

Sustrato para germinación en hidroponía

Una buena parte de los sustratos hidropónicos pueden usarse directamente para germinar las plantas. Estas son las cualidades que debe tener el medio:

  • Partículas pequeñas, sueltas y de tamaño uniforme.
  • Permite cierta circulación del aire.
  • Capaz de almacenar humedad y transmitirla por capilaridad.
  • Libre de insectos, patógenos y otras semillas.
  • No es necesario que contenga nutrientes.

Posibles problemas para la germinación en hidroponía

¿Tienes problemas consiguiendo que las plantas germinen? Estos son algunos de los errores más comunes:

Demasiada agua, lo que les impide acceder al oxígeno.
Poca humedad impide que el proceso de germinación comience y se mantenga.
Plantarlas a demasiada profundidad. Las plantas gastarán toda la energía almacenada en salir a la superficie, pero si no llegan no podrán aprovechar la luz del sol para generar su propia energía.

Otros

Algunos comentarios que no encajan en las categorías anteriores:

Gel!

Otra manera de germinar semillas pequeñas es utilizar gel. Puedes hacer gel disolviendo maicena (almidón de maíz) en agua hirviendo. Una cucharada de maicena por vaso de agua. Déjalo enfriar y listo. Puedes dejar enfriar en un plato llano y germinar las semillas ahí, o mezclar las semillas con el gel y añadir un par de semillas con gel sobre el sustrato.

Pre-germinar

Pre-germinar semillas consiste simplemente en dejar las semillas entre un par de capas de algodón, vermiculita o incluso papel de cocina y humedecerlas. Mantenlas húmedas en un lugar cálido y empezarán a germinar. Ahora solo queda cambiarlas con cuidado al sustrato donde vayan a crecer.

Fuente: www.hidroponiacasera.net

Foto de portada: http://hidro.me

www.portalfruticola.com 

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario