Oídio en lechuga: Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades

01 Julio 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por www.inia.cl, el cual fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com

El Oídio es una enfermedad causada por un hongo y se trata de un vello blanquecino que actúa sobre hojas y tallos en plantas débiles, situadas normalmente a la sombra y en zonas o épocas de mucha humedad ambiental. Podemos ver su micelio a simple vista y esto lo caracteriza, siendo un atributo diferenciador del Oídio respecto a otros hongos patógenos.

Es frecuente en lechugas y en hojas de cucurbitátecas ( calabacines, pepinos, melones y sandías ), aunque a menudo encontramos esa especie de harina blanquecina que va secando las hojas en los rosales o en los brotes tiernos de melocotones o nectarinas. (www.planetahuerto.es)

Foto 1. Oídio - manchas pulverulentas de coloración blanco.

oídio en lechuga

Caracterización del oídio

Nombre común: Oídio - Polvillo - Peste Ceniza
Nombre científico: Erysiphe cichoracearum
Tipo de agente causal: hongo
Cultivo afectado: Lechuga (Lactuca sativa)

Descripción

El oídio o polvillo es una enfermedad muy común que ataca a las lechugas, especialmente en invernaderos.
Este hongo es un parásito obligado, es decir, que afecta solamente a las lechugas y especies similares. El oídio aparece generalmente en condiciones de una alta humedad y temperaturas medianas.

Síntomas

Se caracteriza por presentar manchas pulverulentas compuestas por micelio de color blanquecino que puede cubrir en ambas caras de las hojas. En ataques severos el hongo cubre completamente las hojas, causando pérdida de la calidad comercial del producto.

Foto 2. Ataque severo de oídio - Erysiphe cichoraceaurm.

ataque severo de oídio

Diseminación

La diseminación ocurre por la conidias asexuales ubicadas en las manchas blancas que son esparcidas por el viento y caen en otras plantas, las que pueden luego infectarse con el hongo. Se presenta con más frecuencia en cultivos con alta humedad y temperatura, lo que usualmente ocurre en invernadero. Sin embargo, a fines del verano e inicio de otoño también se presentan condiciones favorables para el patógeno.

Sobrevivencia

El agente causal de oídio es un parásito obligado y sobrevive en restos de cultivos afectados o en hospederos alternos, como lechuguilla.

Foto 3. Oídio - manchas pulverulentas de coloración blanca.

manchas y coloración blanca

Foto 4. Oídio - manchas pulverulentas de coloración blanca.

oídio

Control cultural

Se debe realizar un monitoreo para determinar su incidencia en el cultivo. Es importante eliminar todas las fuentes de inóculos, como malezas hospederas o partes enfermas de las plantas de lechuga. También se debe mantener los cultivos de invernadero lo más ventilados posible.

Control químico

Realizar aplicaciones semanales preventivas de azufre, que es un fungicida de contacto, para proteger la planta en su crecimiento. Si ya se presenta micelio. deben aplicarse fungicidas de tipo sistémico para el control del hongo, que deben ser autorizados por el Servicio Agrícola y Ganadero (en Chile) y específicos para los cultivos de lechuga. En todo momento se debe considerar el efecto residual y tiempo de carencia para las aplicaciones.

Fuente: www.inia.cl 

www.portalfruticola.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario