México exportará grandes volúmenes de uva de mesa a Estados Unidos en junio -

México exportará grandes volúmenes de uva de mesa a Estados Unidos en junio

Las exportaciones de uva de mesa de México hacia Estados Unidos han tenido un lento inicio este año, sin embargo, la industria del país latinoamericano espera una cosecha con un volumen excepcionalmente alto para junio.

Asimismo, hasta la semana 20 se habían enviado 289.000 cajas al mercado de Estados Unidos.

Esta cifra es un poco superior al 1% de las 22 millones de cajas proyectadas para este año y un tercio de lo que se había enviado a la misma fecha del año pasado, la cual tuvo una cosecha mucho menor.

De acuerdo a Juan Alberto Laborín, presidente de la Asociación de Productores de Uva de Mesa de Sonora (AALPUM), hasta fines de mayo se han cosechado solo cuatro millones de cajas.

Sin embargo, Laborín anticipó que las exportaciones tendrán un alza durante junio, ya que durante tres semanas se despacharán 750.000 cajas diarias.

“Nogales podría tener una semana con 5 millones de cajas por primera vez”, comentó.

En tanto, las exportaciones en 2017 – que vieron volúmenes similares a los proyectados este año – alcanzaron un total de 9,5 millones de cajas en mayo de dicho año, más del doble de lo espero para ese mismo mes de 2019.

John Pandol, director de proyectos especiales de la Pandol Bros - empresa de uva de mesa con sede en California – sostuvo que es importante que la industria esté preparada para esta oleada de fruta.  

"Nos estamos preparando para manejar una de las cosechas más concentradas de la historia. Tanto para las ventas como para las operaciones, estaremos durmiendo con nuestras botas de combate puestas", indicó.

“Como un tema de marketing y ventas, el tamaño de la cosecha no es tan desafiante como la tasa de cosecha”.

Pandol agregó que la capacidad de la cadena de frío está a la altura de la tarea, ya que en los últimos años se han construido numerosas instalaciones de almacenamiento en frío en Nogales y otras regiones en crecimiento.

Las uvas de mesa de México – principalmente desde Sonora, pero también con un pequeño volumen desde Jalisco – están llegando a un mercado hambriento.

Pandol comentó que aún hay algunas uvas chilenas disponibles, principalmente tardías como Crimson Seedless, mientras que el abastecimiento de variedades blancas sin semillas es casi inexistente y el suministro en general es bajo.

“Ciertamente, hay una brecha. Está un poco desabastecido y la mayoría de la gente no esperaba que hubiera algunas pocas uvas dando vueltas. Chile está presente, pero no tan fuerte como lo habíamos asumido y como lo hacía antes, mientras que México está atrasado”, precisó Pandol.

“Los volúmenes son limitados y los precios son muy altos”.

Las uvas chilenas durante la temporada también han tenido una mejor condición en general este año, en comparación al anterior, ya que no ha habido tanto re-envasado y por un mejor desempeño en el comercio minorista, sostuvo.

En tanto, para las uvas de California, Pandol indicó que el Valle de Coachella debería empacar cerca de 4 o 5 millones de cajas en junio, mientras que el Valle de San Joaquín podría comenzar su cosecha en julio con un gran volumen de cosecha esperado.

Fotografía: Shutterstock.com