El problema de la correcta elección del sistema de riego…¿Cuál de ellos elegir?

05 Abril 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por  www.cnr.gob.cl y fue revisado y reeditado por Portalfruticola.com 

La elección de qué sistema de riego debemos usar, podría transformarse en una buena interrogante. Dependiendo del tipo a elegir, normalmente su ejecución nos obliga a hacer inversiones que necesariamente sean justificadas con algún tipo de análisis de costo y beneficio.

Se debe considerar que el aprovechamiento adecuado del agua de riego no sólo tiene que ver con el tipo de sistema que se eligió, sino además de una serie de interacciones entre el manejo del agua de riego y las características hídricas del suelo, pues lo que se busca es adecuar el manejo del agua al suelo que se está regando, con el fin de alcanzar la eficiencia óptima para el método usado. Esta cartilla pretende dar algunas ideas al momento de la elección, de manera que esta decisión no se transforme en un “dolor de cabeza”.

¿Cuáles son los sistemas de riego más comunes y cómo elegir?

Los sistemas que existen comúnmente se pueden clasificar en dos tipos básicos: métodos superficiales o por gravedad y métodos presurizados.

Dentro de los métodos gravitacionales tenemos:

a. Riego por tendido: se caracteriza porque el agua se hace correr por la entrehilera, hasta que todo el sector se encuentra mojado por inundación, sin control de la cantidad de agua que entra o sale.

b. Riego por bordes o por pretiles: este sistema es una variación del anterior, en este caso el agua se hacer correr por la entrehilera, pero se van construyendo pretiles o bordes para cortar su paso. Luego se espera a que todo esté inundado por parejo y se pasa al sector siguiente.

c. Riego por surcos: en este caso, el agua se hace correr por surcos o canales que se encuentran alrededor del cultivo. En sistema, se puede tener un mejor control del agua de entrada y salida, por medio de mangas, sifones o tubos rectos.

Riego por mangas

Para el caso de los sistemas de riego presurizado tenemos:

d. Riego por aspersión: acá se simula de alguna manera el aporte de agua que realizan las lluvias ya que el agua se distribuye por tuberías a presión.

Riego pivote

Riego por microaspersión

e. Riego por goteo: en este sistema el agua se conduce a presión por tuberías y luego por mangueras de riego que recorren las hileras del cultivo.

Riego por goteo subterráneo

Riego por cintas

Resumen de sistemas de riego:

Una vez que se conocen los diferentes sistemas de riego, es necesario considerar otros factores tales como:

a. El tipo de suelo y la topografía: El conocimiento de la capacidad de retención de agua en el suelo y su infiltrabilidad. Por otro lado, si se tiene un suelo con mucha pendiente no es recomendable el uso de sistemas gravitacionales.

b. El tipo de cultivo a usar: en el caso de frutales y viñas se ha dado preferencia a los sistemas presurizados como la microaspersión y el goteo.

c. La cantidad de agua disponible: si no hay mucha, se debería dar preferencia a sistemas que sean más eficientes en la aplicación.

d. Requerimientos económicos: considerando la inversión que se va a hacer, la cantidad de mano de obra necesaria y los costos de energía.

De esta manera la elección del sistema de riego no solo tiene que ver con el tipo de riego a usar, sino también intentando operar de modo que los recursos sean utilizados de forma más adecuada. Para esto se recomienda que se considere:

a. ¿Cuál es la eficiencia de aplicación?, esta pregunta busca responder la relación entre los litros de agua aplicados y los que realmente llegaron a la zona de raíces de la planta ya que a veces se producen pérdidas por escurrimiento superficial y percolación profunda.

b. ¿Cuál es la eficiencia de almacenamiento? Se refiere a la cantidad de agua aplicada o cuánta agua quedó realmente almacenada en la zona de raíces de la planta

c. ¿Cuál es la eficiencia de uniformidad?, es decir considerar cuán uniforme ha sido una determinada cantidad de riegos, buscando que la variabilidad sea mínima.

Finalmente, lo que se intenta hacer es que la eficiencia de utilización del agua sea la más alta. Esto depende de la capacidad y las características del sistema de riego usado. Al final se busca menores pérdidas por percolación profunda y escurrimiento superficial de agua.

Esperamos que estas ideas le permitan decidir la mejor manera para regar su cultivo.

Fuente: www.cnr.gob.cl

www.portalfruticola.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario