BayWa comenzó a usar robots para la cosecha de manzanas -

BayWa comenzó a usar robots para la cosecha de manzanas

BayWa comenzó a usar robots para la cosecha de manzanas

En Nueva Zelanda se dio inicio a la temporada de manzanas y la empresa subsidiaria de BayWa, T&G Global, anunció que por primera vez usará robots para la cosecha, además de la mano de obra tradicional.

El robot fue desarrollado por la start-up estadounidense Abundant Robotics, de la cual BayWa compró una participación en 2017.

Por su parte, la compañía cree que es posible que las manzanas de sus huertos en Alemania puedan ser cosechadas con la ayuda de Inteligencia Artificial (AI) por primera vez de aquí a dos años.

La falta de trabajadores y el aumento de los costos representan desafíos importantes para una industria que depende en gran medida de la mano de obra.

“Sin las limitaciones impuestas por condiciones externas, los productores pueden usar Inteligencia Artificial para aumentar su productividad y de este modo asegurarnos que continuarán siendo competitivos”, sostuvo Klaus Josef Lutz, director ejecutivo de BayWa.

El uso de robots para cosechar frutas en lugares de difícil acceso en los árboles también reduce el esfuerzo físico de los trabajadores.

“Estamos invirtiendo en innovación y digitalización para entregar a los productores, como también entregar acceso más temprano de este tipo de tecnologías a la industria procesadora de alimentos – en Nueva Zelanda, Alemania y otras regiones productoras de manzanas en todo el mundo”.

Si las condiciones externas son adecuadas como, por ejemplo, la forma en que se siembran y se podan los árboles en las zonas de cultivo, los robots también podrían ser usados en Alemania en un plazo de aproximadamente dos años, explicó Lutz.

Cuatro años fue el tiempo que tardó el desarrollo del primer robot comercial para cosecha, mientras que se realizaron pruebas de su funcionamiento tanto en Estados Unidos como en Nueva Zelanda.

Asimismo, desde la empresa indicaron que el éxito de los robots depende de que los huertos sean preparados de acuerdo a una mayor densidad de siembra y medidas especiales de poda.

“Los requisitos del robot son muy complejos”, indicó Dan Steere, CEO de Abundant Robotics.

“La IA tiene que reconocer visualmente la fruta que está madura y cosecharla, sin dañarla y moviéndose de forma segura por el huerto”.

Abudant Robotics analizará la experiencia y los datos que obtengan del uso de estos robots durante la actual temporada de Nueva Zelanda y usará dicha información para construir la próxima generación de robots.