Francia eleva precios mínimos de reventa de alimentos y limita promociones en supermercados

16 Febrero 2019

Francia, el mayor productor agrícola de la Unión Europea, ha elevado los precios mínimos regulados de los alimentos y las ofertas en supermercados en un intento por aumentar los ingresos de los agricultores.

Dicho sector, que es un importante electorado en la política francesa, se ha quejado durante mucho tiempo de ser golpeados por una guerra de precios entre minoristas, que ha beneficiado a los consumidores, pero ha perjudicado a los productores en la cadena, informó Reuters.

La nueva ley, implementada este año, modifica una resolución de 1996 que prohíbe la venta de cualquier producto por debajo de su precio de compra. Mientras que anteriormente, los supermercados podían comprar productos alimenticios a un agricultor por USD 1 y venderlos a los clientes por al menos USD 1, el umbral ahora se ha elevado en un 10%, lo que significa que ese artículo debería venderse por al menos USD 1,10.

La decisión se produjo después de que una revisión gubernamental de la industria alimenticia concluyera que el umbral anterior no aseguraba que todos los costos de los distribuidores, incluidos el transporte, la logística y el personal, estuvieran cubiertos.

Por otra parte, la nueva ley limita las promociones de supermercados, que se han incrementado significativamente en las últimas décadas y que los agricultores dicen que reducen el valor del producto y afectan el valor percibido de los productos agrícolas en la mente de los consumidores.

La legislación más reciente incluye reducciones de precio en el 34% del valor total del artículo, con promociones aprobadas para no más del 25% del stock total del minorista.

También se han prohibido las promociones «compre uno y llévese uno», que según el gobierno puede llevar al desperdicio de alimentos. En cambio, se favorecerán las promociones de tres productos por el precio de dos.

 Las resoluciones sobre precios mínimos de reventa y promociones serán probadas durante dos años.

«El objetivo es reequilibrar las relaciones comerciales en beneficio de los ingresos de los agricultores», indicó el primer ministro Edouard Philippe sobre los nuevos reglamentos.

Los analistas señalaron que las medidas reducirían la agresiva competencia de precios entre los minoristas franceses y aceleraría la inflación de los alimentos, beneficiando potencialmente los márgenes de ganancias de los minoristas en el corto plazo, según Reuters.

«Esto debería calmar un poco el juego (de los precios), pero los jugadores más agresivos en los precios podrían verse tentados a parar un ataque», comentó el analista de Raymond James, Cedric Lecasble, según el medio.

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario