Cómo usar jabón potásico para el control de pulgones

04 Febrero 2019

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agrotecnia fue elaborado por Eva Sereno para  hogar.uncomo.com y fue revisada y reeditada por Portalfruticola.com 

El pulgón son insectos que, con frecuencia, aparecen en las plantas. A veces, incluso, su presencia se convierte en toda una plaga en el jardín, ya que su propagación es rápida y, aunque son de reducidas dimensiones, pueden llegar a cubrir plantas prácticamente por completo. Para eliminarlo, hay varios productos y remedios caseros, aunque uno de los más efectivos es el jabón potásico que, además, tiene una serie de ventajas adicionales.

Y es que, por ejemplo, está permitido en agricultura ecológica porque no es tóxico, lo que beneficia a la persona que lo manipula durante su aplicación. Un beneficio que también se percibe en la planta porque no penetra en las hojas, aparte de degradarse rápidamente. Si tienes esta plaga o has comenzado a percibirla en tus macetas o jardín.

Para qué sirve el jabón potásico

El jabón potásico (también llamado potasa) es un pesticida natural para plantas, el cual contiene grandes propiedades, como las siguientes:

  • Es un producto natural: es un producto que está compuesto de grasas o lípidos, hidróxido de potasio y agua. Una composición que le confiere la particularidad de no ser tóxico.
  • Control de plagas: su composición natural le dota de la capacidad suficiente para acabar con el pulgón, que muere por asfixia. No obstante, sí es cierto que es más efectivo en el control precoz de estos insectos.
  • Acaba con los residuos de melaza: el jabón potásico, además, tiene la particularidad de que puede acabar con esta plaga, pero también con los residuos de melaza que suelen dejar los insectos. Se evita así a su vez que pueda aparecer la negrilla.
  • Aporta potasio a las plantas: aparte de estas características contra el pulgón, el jabón potásico tiene otra serie de ventajas como, por ejemplo, aportar potasio a las plantas.

Preparación del jabón potásico como insecticida

En muchos establecimientos de jardinería y viveros venden productos para acabar con el pulgón. Entre ellos, está el jabón potásico, aunque igualmente puede prepararse en casa. A veces, no se trata de elaborarlo desde el principio en el hogar, sino que se tiene que preparar para su correcta aplicación. Un proceso en el que es posible añadirle otros ingredientes para aumentar su efectividad, aunque realmente el jabón potásico se puede aplicar directamente sobre la planta sin tener que ponerle nada más. Pero, en el caso de que quieras potenciar sus efectos, puedes seguir esta receta para la que precisarás:

Ingredientes

  • Una cucharada de jabón potásico
  • Una cucharada de vinagre
  • Una cucharada de alcohol de 96 grados
  • Un litro de agua

Elaboración

El sistema de preparación es muy sencillo y tan solo hay que dar una serie de pasos, que son fáciles y rápidos:

  1. Pon en un recipiente el litro de agua, que debe estar caliente para poder disolver el jabón.
  2. Añade la cucharada de jabón y remueve.
  3. Luego, vierte en esa mezcla la cucharada de vinagre y la de alcohol 96 grados.
  4. Vuelve a mezclar bien para que el resultado sea homogéneo.
  5. Déjalo reposar una hora.

Pasado ese tiempo, ya se puede verter en una botella, que es mejor que sea con pulverizador para aplicar más fácil y cómodamente el producto.

Cómo usar jabón potásico en las plantas

Al hablar de cómo usar jabón potásico para el pulgón, hay que tener en cuenta una serie de aspectos con independencia de que se vaya a aplicar el producto que se ha comprado o bien se le hayan añadido algunos elementos para aumentar su efectividad. Y es que es clave saber cuál es el mejor momento para aplicarlo, así como seguir una serie de pautas en su aplicación. De esta manera:

  • Las horas de aplicación del jabón potásico para el pulgón son las que coinciden con la salida o la puesta del sol.
  • Es importante elegir días que no haga viento para que el producto permanezca en la planta el máximo tiempo posible.
  • Nunca hay que aplicar el jabón potásico para acabar con el pulgón los días de lluvia porque las gotas quitarán el producto de la planta y, en consecuencia, los insectos seguirán ahí.
  • La pulverización es la mejor forma de aplicar el producto, incidiendo sobre todo en las zonas en las que más concentración se note que hay de pulgón y poniendo el jabón potásico directamente sobre ellos.
  • Es clave no humedecer en exceso la planta con el jabón potásico, aunque haya mucho pulgón. Con la plaga no se acaba de una vez y, por poner más producto, no se va a morir el pulgón antes.
  • Es importante revisar bien toda la planta, prestando especial atención al dorso de las hojas y las zonas que están más escondidas.

Las aplicaciones es conveniente realizarlas cada cinco días aproximadamente, repitiendo todo el proceso hasta que se acabe la plaga.

Fuente: hogar.uncomo.com

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario