Desafíos y proyecciones para la industria frutícola chilena -

Desafíos y proyecciones para la industria frutícola chilena

Unos de los productos más relevantes de la industria frutícola chilena son las cerezas, arándanos y uva de mesa, por lo que conocer cuáles son los desafíos y proyecciones de estos cultivos son algunas de las principales interrogantes del sector productor y exportador.

Portalfruticola.com asistió al Breakfast Seminar “Análisis de temporada, proyecciones y desafíos para la fruta chilena” organizado por PMA Chile, donde diferentes expositores presentaron las claves para el futuro de dichas especies.

Uva de mesa

Juan Colombo, gerente comercial de Subsole.

La industria de la uva de mesa se ha caracterizado por el recambio varietal, el cuál aparece como uno de los principales elementos que permitiría mantenerse de forma competitiva en el sector, debido a la clara preferencia de los consumidores por las variedades Seedless o sin semillas.

En ese sentido, Juan Colombo, gerente comercial de la empresa Subsole planteó que existe una alta diferencia entre los volúmenes de producción de uva de mesa y la cantidad exportada de dichos frutos, ya que a nivel mundial se producen 22,7 millones de toneladas, concentradas en un 60% en India y China; mientras que los envíos alcanzan los 3,1 millones de toneladas, de las cuales Chile despacha el 23% siendo el principal exportador a nivel global.

Asimismo, el representante de Subsole destacó que esta industria observa una tendencia en que no existe gran holgura en cuanto a los retornos y que los precios se mantienen planos, independiente de los orígenes.

Colombo explicó que uno de los principales desafíos es comprender quiénes son los consumidores de uva de mesa, debido a que existe una demanda concentrada en los supermercados, destacando que esta fruta está entre los cinco productos con mayor rotación en las tiendas.

Por otra parte, existe el desafío de mejorar el producto y ofrecer exactamente lo que exigen los consumidores, por lo que es necesario apuntar a las variedades sin semillas, que ofrezcan buenas condiciones en cuanto a sabor, calidad y empaque.

Un tercer elemento clave es el control de la producción y la cadena de suministro. Respecto a esto, el expositor puso énfasis en el uso eficiente del agua, el acceso a información como también en la infraestructura de embalaje y post cosecha, logística de transporte junto a equipos de suministro en destino.

Finalmente es necesaria una estrategia conjunta con el vendedor final, de modo de garantizar un precio inteligente, rotación de stock, creando multimercados y multiproductos, lo que a su vez permita continuar con el crecimiento anual y una demanda segura.

Arándanos

Lucía Corbetto, socia fundadora de Frisku Foods.

Lucía Corbetto, socia fundadora en Frisku Foods, comentó que existen muchas similitudes respecto entre lo que sucede con los arándanos y la uva de mesa, ya que no sólo existe la amenaza de que entren nuevos competidores con ventanas de producción de año completo, sino en buscar nuevos mercados y mejorar la calidad de la fruta, en conjunto con el recambio de variedades.

“No hay espacio para malas cosechas”, destacó Corbetto.

La industria arandanera produce 100 mil toneladas entre septiembre y marzo junto a una superficie plantada de 14 mil hectáreas.

Corbetto destacó que es necesario ampliar y mejorar el posicionamiento con clientes y mercado como China, donde se debe tener marcas reconocidas.

“En China, saber quién está al otro lado de la mesa es relevante, por eso cuando ya te posicionaste y te conocen y reconocen por calidad, tienes una ventaja”, sostuvo la representante de Frisku Foods. 

Hizo referencia a los desafíos específicos de los distintos mercados: En Europa es clave tener partners y una distribución coherente; para Asia se requiere enviar fruta en perfectas condiciones y segregar clientes por zona, diferenciando marcas; en Estados Unidos adquiere relevancia el just-in-time y el retail directo, “no debemos olvidar que EE.UU sigue siendo el principal mercado para los berries, aquí se debe llevar el pulso del embalaje semanal y desarrollar estrategia conjunta de programas y spot”. 

Cerezas

Cristián Tagle, gerente comercial de San Francisco Lo Garcés.

Cristián Tagle, gerente comercial de San Francisco Lo Garcés fue el encargado de analizar la industria de las cerezas y quien destacó que este año el volumen de producción chilena aumentó en 96%, con una baja de 15% en el precio FOB del producto, “bastante moderada”, acotó.

En su presentación expuso que, de acuerdo a cifras del gobierno chino y Alibaba, la clase media en China alcanza los 300 millones de personas, quienes en promedio consumen 0,55 kg de cerezas, por lo que ante la proyección de que ese segmento de la población alcanzará los 630 millones de personas en 2022, China necesitará 70 millones de cajas de cerezas para satisfacer la demanda de su mercado.

Asimismo, las proyecciones indican que se va a duplicar el actual volumen exportado en los próximos cuatro años, alcanzando un peak de cerca de 85.000 toneladas por semana, mientras que la actual capacidad de proceso está en el orden de las 35.000 toneladas por semana.

Lo anterior conlleva una de las principales pruebas que enfrentará este sector. Para enfrentarlo, el también presidente de la Comisión Cerezas de Asoex destacó que la industria “sin dudas va a invertir en capacidad de proceso, para enfrentar las semanas peak de las próximas temporadas, cuando se produzca este aumento al doble del volumen”. Agregó que también se incrementarán las líneas de embalaje, por lo cual “no vemos problemas en este sentido el próximo año, pero el desafío es muy grande”, acotó.

Además, Tagle enfatizó en que la industria debe velar por la calidad de las cerezas y que ese factor “determinará el techo del negocio”.

Asimismo, sostuvo que, existiendo calidad, los retornos no deberían ser menores a los USD 3 por kilo de cerezas.

Fotografía principal: Shutterstock.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.