Día Mundial de Agua: La respuesta está en la naturaleza -

Día Mundial de Agua: La respuesta está en la naturaleza

El Día Mundial del Agua, el 22 de marzo de cada año, promueve la importancia del agua.

El tema de este año es “Nature for Water” (Naturaleza para el Agua), que explora soluciones basadas en la naturaleza (SbN) para los desafíos del agua que enfrentamos en el siglo XXI.

La celebración anual está coordinada por ONU-Agua, el mecanismo de colaboración interinstitucional de las Naciones Unidas para todos los asuntos relacionados con el agua dulce, en colaboración con gobiernos y socios.

La campaña de este año se llama “La respuesta está en la naturaleza” y aumenta la conciencia de SbN (soluciones basadas en la naturaleza).

"El mensaje central es que las SbN, como plantar árboles para reponer bosques, reconectar ríos a planicies aluviales y restaurar humedales, es una forma sostenible y rentable de ayudar a reequilibrar el ciclo del agua, mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud humana y medios de vida ", comentó la organización.

"Al usar SbN para ayudar a satisfacer las necesidades de agua de una población en crecimiento, contribuiremos a la creación de una economía circular, al mismo tiempo que ayudamos a proteger el medioambiente natural y reducir la contaminación, ambos factores clave en el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: que compromete al mundo a garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos en 2030".

La ONU indica que la restauración de bosques, pastizales y humedales naturales, la reconexión de los ríos con las llanuras de inundación, la creación de áreas de vegetación a lo largo de los cursos de agua son ejemplos de SbN que ayudan a la gestión de la disponibilidad y calidad del agua.

La mayoría de SbN, incluso en paisajes urbanos, involucra esencialmente el manejo de vegetación, suelos y/o humedales, incluidos ríos y lagos.

La organización hace hincapié en que las SbN no son "una panacea" para los desafíos críticos relacionados con el agua que enfrentamos a medida que crece la población mundial, pero puede proporcionar "opciones innovadoras y rentables" para complementar una infraestructura hídrica insuficiente o envejecida.

El almacenamiento de agua a través de humedales naturales, la humedad del suelo y/o la recarga de aguas subterráneas puede ser más sostenible y rentable que la infraestructura gris, como las represas, señalan.

También explica que la contaminación de la agricultura puede reducirse significativamente mediante las SbN, como la agricultura de conservación, que protege el suelo de la erosión, o los amortiguadores ribereños, franjas de tierra a lo largo de cursos de agua con árboles y arbustos nativos.

Además, informa que los efectos del cambio climático, como las frecuentes inundaciones extremas, pueden mitigarse mediante un rango de SbN, como los amortiguadores ribereños o los ríos de conexión a las llanuras de inundación.

"La aplicación de ciertos SbN crea lo que se conoce como 'infraestructura verde': sistemas naturales o seminaturales que nos dan beneficios equivalentes o similares a la 'infraestructura gris' convencional construida por humanos".

"SbN a menudo produce beneficios más allá de los servicios relacionados con el agua. Por ejemplo, los humedales construidos utilizados para el tratamiento de aguas residuales pueden proporcionar biomasa para la producción de energía, mejorar la biodiversidad y crear espacios recreativos y empleos asociados".

Agricultura de conservación

Según la ONU, la agricultura de conservación se basa en tres principios: minimizar la perturbación del suelo; mantener una cubierta de suelo continua de acolchado o mulch orgánico y/o plantas, y cultivar diversas especies de plantas.

"Eliminar o minimizar la labranza o el arado evita perturbar y romper la estructura de la capa superficial del suelo, así como también reduce las emisiones de la maquinaria agrícola. Se ha encontrado que mantiene el suelo más estable, aumenta el drenaje, disminuye la escorrentía y reduce drásticamente la contaminación de fuentes de agua cercanas".

"Los beneficios económicos de la agricultura de conservación se han establecido en varios sistemas en todo el mundo, desde los sistemas agrícolas en pequeña escala de América Latina y el África subsahariana hasta los sistemas de producción comercial a gran escala en Brasil y Canadá”.

"En la actualidad, alrededor de 1,8 millones de km2 de tierras de cultivo están bajo agricultura de conservación, lo que representa aproximadamente el 12,5% de la extensión mundial de tierras de cultivo, un aumento de casi el 70% desde 2008".

Fotografía: VisitChile.com

www.portalfruticola.com