Chiquita y sindicato hondureño "al borde del acuerdo" -

Chiquita y sindicato hondureño "al borde del acuerdo"

La multinacional de frutas y hortalizas frescas, Chiquita Brands, está cerca de llegar a un acuerdo con un sindicato de trabajadores en Honduras, informó La Tribuna, medio informativo del país centroamericano.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social de Honduras, Carlos Madero, informó al medio que los trabajadores se habían quejado de los presuntos cambios a los beneficios de salud de la compañía para los miembros del sindicato.

Además, el portal de noticias indica que la multinacional amenazaba con abandonar el país, lo que provocaría la pérdida de 4.000 empleos.

Sin embargo, Madero indicó que la disputa no conduciría a tal resultado.

"Vemos que ya tienen un acuerdo lo suficientemente amplio como para que puedan volver al trabajo", señaló, y agregó que el diálogo tuvo efectos positivos para ambas partes en virtud de un acuerdo parcial sobre la atención hospitalaria para los trabajadores.

Un representante de Finca Tropical, uno de los proveedores hondureños de la empresa, le comentó a Portalfruticola.com que sus operaciones no habían sido afectadas por la huelga de trabajadores de Chiquita, la cual fue bastante significativa y había estado ocurriendo durante semanas.

"No afecta nuestra actividad, pero estamos buscando otros clientes", aclaró.

Agregó que su huerto, que produce plátanos en 240 hectáreas de tierra, tenía un contrato con Chiquita hasta el 2019, pero que buscaría compradores alternativos en otro lugar durante Fruit Logistica en Berlín.

Le preguntamos por qué deseaba cerrar el contrato con Chiquita, a lo que respondió:

"Es porque Chiquita no es un buen cliente para los productores hondureños porque pagan precios muy bajos en comparación con los precios de otros países. Las especificaciones son muy difíciles de cumplir por lo que rechazan mucha fruta", afirmó Castro.

"Además, solo nos pagan una vez al mes y eso nos obliga a pagarles a nuestros empleados una vez al mes. Antes solían pagarnos semanalmente".

La huelga general se suma a un problema climático más amplio que ha afectado a la industria bananera hondureña desde noviembre y Castro espera que dure hasta marzo.

"Es mucho peor (en comparación con otros años) porque se extiende por muchas más semanas. Es más intenso porque ha estado debajo de 20°C  y aquí normalmente está a 30°C ", indicó.

"20 °C es un tremendo problema. La fruta es muy sensible".

Agregó que el clima frío significaba que los racimos de banano eran generalmente más livianos, lo que generaba volúmenes más bajos y aumentaba los costos de producción por caja. En general, estimó que las condiciones climáticas habían reducido la producción en aproximadamente un 30%.

www.portalfruticola.com