2017: Un buen año para las mandarinas chilenas -

2017: Un buen año para las mandarinas chilenas

La temporada 2017 de mandarinas en Chile tuvo la ventaja de contar con un clima más favorable que la campaña anterior, obteniendo una fruta de mejor calibre y calidad. Como consecuencia de la entrada en producción de nuevos huertos, hasta la fecha se han visto aumentos en los volúmenes de producción. Para el caso de las mandarinas tardías, se estima una superficie de 4.000 hectáreas.

Si en 2016 se exportaron 53.357 toneladas de mandarinas, este año se han embarcado 69.373 toneladas, un 30% más que el año anterior. Del total de envíos, un 93% corresponde a la variedad W.Murcott.

Para conocer mayor detalle sobre el desarrollo que ha tenido temporada de mandarinas, Portalfruticola.com conversó con la gerente de operaciones de Biogold Sudamérica S.A., Beatriz Araya.

“El mercado estadounidense ha sido históricamente el destino de las mandarinas chilenas pero hace un par de temporadas, exportadoras chilenas se han interesado por diversificar sus programas llegando a Europa. Esto ha sido como parte de una estrategia de mediano plazo, considerando el aumento de mandarinas en Chile y otros países de la región”.

Pese a esta apertura, Estados Unidos continúa siendo el principal mercado de destino de este fruto chileno.

Para el caso de la exportación de la variedad W. Murcott, ésta funciona a través de un programa de acreditación anual operado por Citrogold en Sudáfrica y asistido en Chile por Biogold Sudamérica (BGSA).

Se trata de un sistema de acreditación que viene desde el importador, el cual solicita traer fruta desde Chile hacia ese mercado y en el que los exportadores deben acreditarse. Los cobros están a cargo del importador y se refiere a un precio fijo por volumen importado.  

Para esta  temporada, el programa de acreditaciones a Europa sumó 12 exportadoras chilenas y 9 recibidores en la Unión Europea. Reino Unido ha sido el principal destino, con un 58% de las exportaciones de W. Murcott (Nadorcott en Europa). A él le siguen Países Bajos y España.

Al respecto, Araya comenta que “el programa ha ido en aumento en Chile y también en otros países del hemisferio sur. Hasta hace unos pocos años, la acreditación desde Chile no superaba un par de contenedores por exportadora y hoy supera los 130 total”. Y agrega que “Chile tiene una ventana muy interesante de colocación de fruta cuando los volúmenes de otros países decrecen hacia el final de la temporada”.

Durante la temporada 2016, el total exportado de W. Murcott desde Chile a Europa fue de 2.168 toneladas y para este año se proyectan 2.900 ton, equivalentes a 200.000 cajas, aproximadamente.

Los embarques de la temporada actual se iniciaron durante la semana 29 y a la semana 38 se han embarcado 2.503 ton (167.595 cajas) correspondiendo a un 86% del programa ya alcanzado.

“El programa de acreditaciones autorizado por Citrogold para Chile es de 5.000 toneladas por temporada, por lo que podemos aprovechar aún más esta ventana comercial” puntualiza Araya.

Una temporada positiva para las variedades tempranas y tardías

Conversamos con Julio Cornejo, asesor en citricultura, quien confirmó el buen año que han tenido las producciones de mandarinas chilenas.

La temporada ha sido bastante buena. En mayo comenzamos con las mandarinas tempranas, las que tuvieron una buena aceptación en el mercado”. Cornejo destaca que el mercado está ávido de fruta, lo cual influyó en que la fruta temprana chilena tuviera una buena aceptación.

El asesor también menciona el buen desarrollo de las variedades tardías, como es el caso de W. Murcott. Al respecto menciona que “con la variedad tardía W. Murcott tuvimos una buena calidad de fruta, debido a las condiciones de calor que se presentaron en verano. En la estación tuvimos una acumulación de grados días muy altos, lo que se tradujo en un buen calibre y calidad interna de la fruta”.

El clima caluroso de los meses de verano permitió que la fruta mejorara su calidad interna, aumentando la cantidad de azúcar presente en su interior. Sin embargo, Cornejo consigna que las condiciones climáticas se dieron para que esto fuese así y que, por lo mismo, "hay que seguir trabajando para tener una calidad constante en la fruta". 

El asesor destaca que el mercado está "súper entusiasmado" con las mandarinas chilenas y que, por consiguiente, los retornos debiesen ser positivos. No obstante, afirma que entregar una estimación sobre cuánto serán éstos es un pronóstico del que aún no se puede hablar. 

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com