¿Qué esperan realmente los mercados de la uva de mesa chilena?

10 Agosto 2017

La apuesta por nuevas variedades es fundamental para la industria frutícola, lo que permite seguir creciendo al diversificar la oferta en el contexto de una demanda creciente.

Sin embargo, en muchos casos es complicado saber qué variedad es la que dará el mejor rendimiento en el campo, un sabor idóneo en el paladar de los consumidores, y buenos retornos al productor.

Así pasa con manzanas, arándanos, y por supuesto, las uvas de mesa, fruta que juega un rol importante dentro de la canasta exportadora de Chile pero que debe cumplir con exigentes mercados.

En el contexto del VI Seminario Internacional de Uva de Mesa y Olivo, celebrado la semana pasada y organizado por APECO y ProChile, Portalfruticola.com habló con algunos representantes internacionales de la industria para saber qué esperan de la uva de mesa chilena.

Asimismo, tuvimos la oportunidad de conversar con Dragomir Ljubetic, ingeniero agrónomo, consultor y asesor privado en frutales, quien nos dio su visión sobre el sector en cuanto a nuevas variedades.

De los campos de Chile al frío polar de Rusia

Para conocer sobre tan lejano mercado hablamos con Ekaterina Pavlova, ‎Import & Quality Manager en RGS, empresa que importa fruta fresca como manzanas, peras, kiwis, y por supuesto, uva de mesa chilena.

Pavlova nos comenta que la uva de mesa del país sudamericano tiene una buena acogida, sin embargo, indica que en los últimos años ha habido algunos problemas en la condición de la fruta, y aquí encontramos el primer factor que exigen los mercados, calidad.

“Es por esto que requerimos una fruta muy fuerte en su calidad que pueda llegar en condiciones muy buenas a Rusia, ya que el tránsito es de 35 días desde Chile a Rusia”, explica.

Las variedades que se manejan en Rusia son principalmente Thompson, Red Globe, Crimson, y algo de Sugraone, según señaló Ekaterina.

En cuanto a nuevas variedades, ella explica que depende mucho de las cualidades de ésta, ya que los consumidores rusos se declinan por lo que ya conocen, sin embargo, indicó que es algo por desarrollar.

“Los consumidores esperan una calidad fuerte, condición impecable, prefieren un calibre grande, y color. Son requerimientos que necesitamos”.

Por otro lado, informó que Rusia tiene la necesidad de diversificar la temporada con uvas tempranas y tardías.

No sólo piñas y café, Costa Rica también disfruta las uvas chilenas

Probablemente a todos nos gustaría disfrutar de sus playas y frutas exóticas, piñas, papayas, café… Pero no está demás decir que por esos lados del continente americano también gustan de las uvas de mesa desde Chile. Javier Alvarado, gerente de desarrollo de supermercados Megasuper, nos comenta que la recepción de la fruta chilena en general es “magnífica”.

“Tienen una alta competitividad con una calidad mundial y por eso estamos acá, reconocemos en Chile una orientación hacia el servicio y la calidad que en Latinoamérica es difícil de encontrar”.

Alvarado declara que Costa Rica importa uva de mesa chilena y existe una gran demanda. “La uva ha venido aumentando su demanda a lo largo de los años gracias a los Tratados de Libre Comercio. Como sociedad estamos abriéndonos a muchos más productos y opciones para el consumidor”.

El gerente recuerda que antes la uva se consumía solo en diciembre, sin embargo, ahora se consume a lo largo de todo el año y la gente lo considera como un producto como la papaya o piña, que son las frutas tradicionales en Costa Rica.

Ahora, ¿qué pide el consumidor costarricense? “El consumidor está siendo consecuente y cada día pide más calidad. Queremos un buen sabor, dulzura y frescura”, indica Alvarado.

Un gigante que todos desean: China

Un mercado con un potencial de 1,3 mil millones de consumidores, China es reconocido por ser exigente a la hora de importar frutas.

Wei Chun Fu, commercial manager de la empresa Amigu, quienes partieron exportando fruta chilena hacia China hace cuatro años, señala que el producto principal para ellos es la uva de mesa ya que éstas tienen mucha entrada en China.

“Tenemos muy buenas recepciones de la uva chilena sobre todo de las variedades que trabajamos, que son Red Globe y Autumn Royal”, informa.

“Normalmente la competencia que tenemos es de Perú porque son cercanas en cuanto a temporada, pero cada día la uva chilena está siendo más importante y sabrosa”.

En cuanto al mercado chino, Fu indica que es muy curioso, donde Red Globe sigue siendo muy fuerte. Autumn Royal y Crimson están siendo cada vez más importante.

“Lo principal es el tiempo, ya que el tránsito es muy largo y no muchas variedades aguantan ese proceso, por lo que ahí hay un desafío en la uva chilena”, aclara.

Fu señala que a los consumidores chinos les encantan las uvas claras, y a final de temporada aceptan un poco de uva más oscura. “Esto es una gran ventaja para la uva del norte de Chile porque es más clara que la del sur. Se trata sólo de un tema de color, sabemos que mientras más madura es más dulce, pero para los chinos tiene más que ver con la presencia de la fruta. Para ellos un color más claro es más suerte”, explica.

Además, según Fu es importante también que la uva sea presentada en racimo, no desgranada, porque sienten que, por el contrario, no está bien presentada.

La visión de un experto

Con el objetivo de saber qué variedades pueden cumplir con los desafíos que se le presentan a las uvas de mesa chilenas, hablamos con Dragomir Ljubetic.

“Hay un sinnúmero de variedades, recién las estamos desarrollando, hemos avanzando de a poco en ellas. Hay variedades que prometen con las que se puede pensar en largos viajes, pero el punto es cuánta gente tiene acceso a esas variedades y de qué forma podemos trabajarlas para un mercado más lejano”, puntualiza Ljubetic.

Para él, actualmente Chile organiza sus predios de una manera estratégica y según lo que tiene oferta una variedad. “Se hace una seguidilla de variedades nuevas que a lo mejor no están a la par con lo que quiere mi cliente, creo que tenemos que partir desde afuera hacia dentro y no al revés, porque al final termino ofreciendo algo que no es lo que quieren o no es la oportunidad”.

Según el ingeniero agrónomo, existen variedades que se adaptan a viajes más largos, pero no existe la variedad o el programa que sea “el parche que sirva para todo”, y agrega que “hay que ver qué está necesitando la gente”.

“Lo que más preocupa dentro del desarrollo varietal es que todos queremos estar con nuevas variedades, pero con todas las variedades y al final no vamos a ser especialistas en nada”.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.
También podría interesarte
Comentarios
1 Commentarios

Deja un comentario

  1. Alfonso Matta dice:

    Es sorprendendente que una publicación como Portalfrutícola haga en el 2017 un artículo donde diga que los rusos gustan de variedades firmes que lleguen bien, que los chinos gustan colores claros, que los costaricenses gustan de calidad y que hay que producir lo que el consumidor demanda. Creo que los lectores merecen un poco más, o que el autor(a) se ubique en este siglo.