Bioinsecticidas Marrone se expande a México y busca entrar a Chile -

Bioinsecticidas Marrone se expande a México y busca entrar a Chile

Marrone Bio Innovations, con sede en California, ya se ha establecido a nivel internacional con su biofungicida 'Regalia', pero ahora la compañía tiene como objetivo hacer una marca fuera de EE.UU. en más productos como parte de un esfuerzo global más amplio.

Ayer la compañía anunció que había logrado el registro en México por los bioinsecticidas 'Grandevo' y 'Venerate', que tiene el potencial no sólo para ayudar a los productores orgánicos, sino también proporcionar alivio residual en un rango de cultivos de exportación.

"Son un muy amplio espectro que matan a los insectos chupadores y masticadores, moscas y ácaros, por lo que son únicas, pero son de bajo riesgo - no matan a cualquier otra cosa", indicó la fundadora y CEO, Pam Marrone, a Portalfruticola.com.

"Creemos que va a ser una herramienta muy interesante para los cultivadores donde los insectos y ácaros son un problema real".

Informó que las pruebas de campo han demostrado que estos bioinsecticidas no tenían diferencia estadísticamente significativa en el rendimiento en comparación con los insecticidas tradicionales químicos, pero se requiere más educación para que puedan ser utilizados con eficacia.

"Si un productor está buscando poner algo en la hoja y que los insectos mueran dentro de las 24-48 horas, este no es el caso. Son más como reguladores del crecimiento de insectos", dijo Marrone.

"Por ejemplo, Grandevo detiene la reproducción de los insectos para que no pongan más huevos. Entonces también excita a los insectos y odian cuando se pone en la hoja - que los repele y dejan de alimentarse. Protege a la planta, pero es posible los insectos no mueran hasta dentro de 7 a 10 días por lo que requiere un poco de educación.

"Grandevo sólo se activa cuando el insecto e alimenta de él, pero con Venerate, se activa por contacto, por lo que se puede aplicar en en su espalda y van a morir, pero también es un regulador del crecimiento para que pueda evitar que se mude y la alimente, y entonces empiezan a morir".

Señaló que Grandevo y Venerate podrían dar lugar a "resultados espectaculares" en los programas de control de plagas para ayudar a controlar las poblaciones de insectos.

"Deben ser utilizados en un programa de MIP (Manejo Integrado de Plagas) con otros productos para prevenir el desarrollo de resistencia por parte de los productos químicos y la gestión de residuos, ya que podemos rociar bien hasta la cosecha”.

"En las ventas en  Estados Unidos la mayoría de nuestras ventas son en convencional. Vamos a utilizar las fresas como un ejemplo en California - cuando las poblaciones son bajas y quieren que dejen de aumentar tendrá que utilizar Grandevo primero y luego Venerate, y utilizar cualquiera de los productos antes de la cosecha”.

"Pero si las poblaciones son más altas, debe comenzar con Venerate y limpiar con Grandevo, y rotar con otros productos para prevenir el desarrollo de resistencia".

Ella describió el producto como "corriente principal" para los productores orgánicos, con gran relevancia también para los exportadores que se centran en los mercados donde hay poca tolerancia para los residuos de plaguicidas.

Expansión internacional

En un comunicado, la directora senior de negocios internacionales de la compañía, Julia Versman, destacó el gran beneficio que estos dos bioinsecticidas podrían aportar a los agricultores mexicanos.

"Las agencias regulatorias de México han designado ambos insecticidas de MBI con el estatuto de ‘banda verde', es decir, que los productos presentan riesgos de salud mínimos a los trabajadores agrícolas y procesadores de alimentos y, debido a su seguridad de los trabajadores, se puede rociar con intervalos mínimos previos a la cosecha y de reentrada", dijo Versman.

Marrone dijo que el grupo estaba buscando lograr registros en los países orientados a la exportación, donde el proceso de registro no era demasiado oneroso.

"Tenemos Regalia, que es nuestro biofungicida, registrado en muchos países, principalmente en América Latina, pero también Turquía, Marruecos, Sudáfrica, y luego nuestros bioinsecticidas están esperando la aprobación en Europa, que no es uno de los más fáciles", dijo.

"México es en realidad nuestro primer registro [de bioinsecticidas] fuera de Estados Unidos, y también estamos apuntando a países como Filipinas y Guatemala, donde podemos obtener el registro muy rápido - y me refiero en un año o menos”, aseguró.

"En las Filipinas, que exporta a Corea del Sur y Japón, y son ultra-sensible sobre residuos químicos,  tenemos un buen ajuste ahí. Ellos rocían tantas veces, hasta 50 veces al año, y la presión de las plagas es alta por lo que necesitan herramientas adicionales para la resistencia y residuos".

Cuando se le preguntó sobre América del Sur, dijo que la compañía estaba trabajando actualmente en la presentación de registros en Chile y otras naciones en el continente.

"Estamos esperando Regalia, que controla mohos y otras enfermedades de las plantas, como la botritis en las uvas. Está pendiente en Chile en este momento, estamos trabajando con las autoridades para ver qué necesitamos para entrar”.

"Ciertamente presentaremos Grandevo y Venerate a Chile - estamos buscando socios, y lo más probable es buscar un socio local que tenga una estrecha relación con el agricultor. Pero eso es abierto, somos flexibles en nuestra estrategia de allí”.

Fotografía: Shutterstock.com

www.portalfruticola.com