Alelopatía: Combinación entre plantas para evitar enfermedades

03 Abril 2016

La Alelopatía es una técnica natural utilizada desde la antigüedad en la que se usan plantas de distintas familias cultivadas en la misma zona para aprovechar los beneficios que se aportan entre ellas y evitar las plagas o enfermedades en las mismas. También es una manera de potenciar la calidad de los productos obtenidos en los cultivos de forma natural.

Esta técnica se utiliza en la agricultura con el fin de evitar la utilización de productos químicos y contaminantes para nuestros cultivos a corto y largo plazo. En la agricultura ecológica la Alelopatía se encarga de aprovechar los beneficios que aportan los recursos naturales para utilizarlos como método de prevención de cultivos.

Se trata de una práctica sostenible de agricultura, una herramienta para poder controlar los cultivos de forma natural en los agro-ecosístemas, y una de las formas más sencillas de cuidar la agricultura de forma natural y orgánica.

Algunas especies de plantas necesitan una protección mayor que otras para controlar las plagas y enfermedades. Normalmente se utilizan pesticidazas y fertilizantes artificiales para el control y seguridad de éstas, pero al tratarse de productos químicos, afectan ala planta, al medio ambiente y al producto final, por tanto perjudican también al consumidor. Por este motivo se buscan alternativas orgánicas que resulten eficaces y respetuosas con el ecosistema y el cultivo.

 

Cómo funciona la Alelopatía.

El funcionamiento de la Alelopatía se basa en la plantación de distintas especies de plantas en la misma ubicación con el fin de que se protejan unas a otras a través de la sustancias que van generando.

Este sistema no se encarga solo de plantar especies que se protejan unas a otras, sino que también utilizan plantas que eviten la germinación de otras plantas. Es importante también la utilización de especies que proporcionan insectos u otros microorganismos que liberan la planta de otros seres vivos dañinos para la misma.

Las plantas pueden lograr un buen equilibrio en su evolución y desarrollo a través de las interacciones bioquímicas que realizan. La utilización de esta técnica también ayuda al el control de plagas a todos los cultivos que se encuentren en la misma ubicación.

Uno de los beneficios de la Alelopatía en la agricultura ecológica es que evitan la utilización de productos químicos. De esta manera el producto final es más natural y nutritivo, careciendo de elementos químicos que lo puedan alterar.

Para que el medio ambiente se auto-regule es necesario conocer las distintas especies de plantas y sus interacciones con las demás. Las plantas influyen en la producción y desarrollo de las que tienen al lado. Garantizan la reestructuración del suelo y proporcionan los nutrientes necesarios para el mismo, evitando el uso de fertilizantes.

Algunos ejemplos de combinación de plantas.

Hay numerosas combinaciones posibles para el desarrollo de esta técnica, pero vamos a destacar las más comunes:

  • Calabaza, maíz y fríjoles (Cuburbitáceas, Solanaceae y legumbres): la siembra de estas plantas proporciona grandes nutrientes al suelo y evita el desequilibrio Bioquímico.
  • Solanáceas, liláceas y umbelíferas colocadas en los pequeños huertos con plantaciones de tomates, zanahorias o lechugas potencian estos cultivos y los protegen.
  • También se pueden combinar plantas antagónicas, no para una protección simultánea sino para la eliminación de plagas o insectos.
  • La plantación de hierbas y algunos arbustos se utiliza para evitar que acudan los insectos.

Hay que tener en cuenta que además de desarrollar ésta técnica, los productores de agricultura ecológica deben seguir su rutina habitual para el correcto desarrollo de sus cultivos.

Fuente: www.ecoinventos.com

www.portalfruticola.com

Noticias relacionadas

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario