España: Helada sorprende a productores de almendras y carozos -

España: Helada sorprende a productores de almendras y carozos

Una helada de dos días que afectó al este de España a mediados de febrero impactó severamente el florecimiento de cultivos tempranos.

Los cultivos de almendras fueron golpeados de manera más fuerte, mientras nectarines y duraznos vieron su producción afectada.

En conversación con Portalfruticola.com, Sergio Carbó de Ava-Asaja habló sobre los desafíos climáticos de España y cómo se ha exacerbado los efectos de la helada en los cultivos regionales.

“El impacto de la helada es resultado de un extraño y atípico invierno que hemos visto en España este año, particularmente en el sur del país”, dice Carbó.

Según Carbó, Valencia, la más grande región productora de cítricos, había experimentado el invierno más caluroso en la historia desde que existe medición.

“Este es un punto muy importante para entender completamente lo que está pasando ahora. Comparado a un invierno promedio, las temperaturas han subido 2,4°C. Esto es una gran alza”, dice.

“También hemos experimentado una sequía por más de tres años. Entre diciembre y enero de este año, la lluvia ha decrecido un 90% comparado a años previos”, señala.

Dice que estas altas temperaturas han tenido consecuencias negativas en los cultivos porque han alterado el desarrollo natural del ciclo.

“Esto ha causado problemas con el cuaje de la fruta, lo que ha afectado la calidad del producto y la capacidad de venderlo. No se ha perdido la totalidad del cultivo, pero la calidad se ha visto afectada”, dice.

“A propósito de los cítricos, que es nuestro cultivo principal, no hemos visto muchos problemas. Hemos tenido mejores precios que el año pasado, pero como consecuencia del calor, donde experimentamos temperaturas de hasta 40°C en mayo del año pasado, los árboles de cítricos reaccionaros con fruta de menor tamaño y la producción cayó un 22%”, señala Carbó, agregando que “al final tuvimos menos volumen y menos kilos. Esto causó un alza en los precios”.

La helada

Las temperaturas extremadamente altas en España adelantó el florecimiento de árboles de almendra, nectarines y duraznos.
“Estos árboles requieren períodos de frío bajo 7°C. Cuando expuestos a estas temperaturas, particularmente el almendro y los árboles frutales, entran en un estado de letargo, y florecen en mayo. Nunca florecen en enero”, dice Carbó.

“El florecimiento vino muy temprano en este invierno, si es que se puede llamar a esto invierno. Ha sido una locura”, agrega.

Dice que los almendros y las variedades tempranas ya han florecido, y ya estaban desarrollando fruta. Nectarines y duraznos también habían empezado ya.

“Dos semanas atrás al fin tuvimos algo de invierno, sólo dos días, y las temperaturas cayeron por debajo de los 0°C”, señala.

“Esta helada encontró a estos árboles en florecimiento y creciendo fruta joven, y las eliminó. Esta fruta joven es muy frágil, Estas temperaturas arruinan la fruta en esta etapa”, agrega.

“Esto no ha pasado a nuestros cultivos de cítricos. Los cítricos pueden manejar las heladas a menos que no duren mucho a menores temperaturas”, continuó.

Afortunadamente la helada sólo duró dos días.

“Esto no ha sido una catástrofe. Ha habido daño considerable en ciertas regiones, pero la helada no duró. Hemos visto heladas durar más en el pasado que han resultados en pérdidas económicas significativas. Pero no ha sido un desastre”, aseguró.

Se estimó que las pérdidas llegarían a los 8 millones de euros en el mercado de almendras, y un millón en el mercado de carozos.

“Esta situación es particularmente difícil para los productores de almendro considerando que los precios estaban fuertes debido a la menor oferta proveniente de California, como resultado de la sequía. Así el impacto de las pérdida se duplica”, puntualizó, agregando que las comarcas más afectadas fueron Ribera y Utiel Requena, en Valencia.

www.portalfruticola.com