En Chile desarrollan colorantes naturales a base de cebada y malta - PortalFruticola.com

En Chile desarrollan colorantes naturales a base de cebada y malta

Destacados Widget
En Chile desarrollan colorantes naturales a base de cebada y malta

El producto espera abastecer a la industria alimentaria y reemplazar el colorante caramelo

La empresa Maltexco se ha dedicado –desde hace más de 100 años- a trabajar con malta, sin embargo, durante los últimos 20 años, la compañía decidió enfocarse en la industria alimentaria, desarrollando alimentos mejorados para la industria.

Fotografía: FIA

Fotografía: FIA

Es así que, en la actualidad, la empresa se encuentra trabajando en un innovador producto: una línea de colorantes a partir de extracto de malta y/o cebada, para presentarlos como una alternativa para reemplazar el colorante caramelo, elemento ampliamente utilizado por la industria de alimentos.

El coordinador del proyecto, Rodrigo Sánchez, señaló que “este proyecto que trabajamos hoy, busca justamente obtener colorantes a partir de los granos  tostados con el fin de poder sustituir el cuestionado colorante de caramelo. Y también es una alternativa natural frente a la coloración de productos de panificación, galletería, cereales y todo lo que tenga que ver con harinas”.

De este modo, el proyecto de Maltexco, cofinanciado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), se enfoca en crear una alternativa sana y natural, para quienes están dejando de lado los colorantes sintéticos, ya que estudios los relacionan con enfermedades y trastornos a la salud. En el caso del colorante caramelo, estudios en animales indicarían que su consumo está relacionado a efectos cancerígenos.

Así, Maltexco busca ampliar la gama de productos en base a malta y cebada. Sin embargo, el camino no ha estado exento de dificultades.

“Los principales desafíos pasan más que nada por un tema de optimización de procesos. En este momento, obtener este tipo de extractos no es barato. Si bien es económicamente viable, las dosis que se deben agregar a los productos son aproximadamente 4-6 veces más, en comparación a lo que hay que agregar de colorante caramelo”, señaló.

“Por lo tanto, nuestros desafíos radican principalmente en obtener colorantes con una capacidad de colorear mucho más alta, a la vez que tienen un bajo nivel de aroma y sabor”, agregó.

Actualmente, Sánchez dijo que la empresa ya ha encontrado las materias primas que aportan menor sabor y aroma, y con buena intensidad de color.

“El tono al cual podemos apuntar es súper definido: va de un amarillo oscuro a un café. También hay algunos granos que pueden dar algunos tonos negros, pero justamente, dentro de lo que puede dar un grano tostado”, señaló.

Sin embargo, aclaró que al tratarse de cebada y malta, tostada es posible ampliar la gama de tonos mezclando aquellos granos más oscuros con los más claros, incluso con aquellos que aportan ciertas tonalidades rojizas.

Con respecto a la rentabilidad del negocio y las oportunidades que puede ofrecer al mercado, Sánchez declaró que “la cebada es muy buena, sin embargo, en este momento -y como la malta es un commodity- los márgenes que pueden sacar ellos [productores] son muy bajos. Por lo tanto, al apuntar a un producto de mayor valor agregado, nuestros precios a pagar por la cebada pueden incrementar, obviamente ayudando a esta importante cantidad de agricultores”.

“Es algo transversal. Es algo que si resulta-y tenemos muy buenos resultados- obviamente acarreará beneficios a los agricultores y nos permitirá mantener la cantidad de hectáreas de cebada”, indicó.

Consultado sobre la producción que esperan lograr con el proyecto, Sánchez dijo que “nuestra capacidad es aproximadamente de 14-15 mil toneladas de producto anual -de extracto de malta anual- de las cuales nosotros estaríamos en capacidad de producir unas 1.500 toneladas de colorante”.

“La demanda que estamos estimando en función de nuestros clientes es del orden de -por lo menos- 400 toneladas anuales de extracto con colorante, y en el caso de colorantes puros ahí estamos estimando al menos unas 150-200 toneladas para partir, en el caso que lleguemos al producto que estamos apuntando”, agregó.

De momento, la empresa está trabajando en las pruebas piloto y, pese a que –según Sánchez- no han avanzado en el proceso para disminuir el sabor a grano, ya tienen materia prima con muy buen potencial, la cual esperan aplicar dentro de los próximos meses.

“Yo esperaría resultados de aquí a unos 6 meses más, o un año más, donde ya deberíamos tener ventas por lo menos de los primeros prototipos. Tal vez estos no tendrán las características finales de los colorantes, pero sí estarán incorporados en nuestros productos. Es decir, el primer cliente partiríamos siendo nosotros para ser la cartera de productos coloreados”, concluyó.

www.portalfruticola.com

Suscríbete a nuestro Newsletter