China podría cuadriplicar sus importaciones de maíz por industria ganadera -

China podría cuadriplicar sus importaciones de maíz por industria ganadera

China podría al menos cuadruplicar sus importaciones de maíz en la próxima campaña del cultivo para satisfacer a su sector de forraje animal y para contener la inflación alimentaria, dijeron analistas.

Pero la cantidad de cereal que compraría dependerá en última instancia del volumen de trigo que use de sus amplias reservas para destinar a las raciones animales.

La llegada de China como importador significativo daría impulso a los precios en tiempos en que el suministro de maíz se estima en su punto más bajo en 16 años, y los operadores dicen que Pekín no tiene más opción que comprar en el exterior debido al rápido crecimiento de su consumo de carne.

Las existencias y la demanda de cereales son temas con fuerte carga política en la segunda mayor economía del mundo, que está particularmente preocupada por su seguridad alimentaria y es sensible a factores que podrían estimular el malestar social, especialmente la inflación.

El maíz, y en un menor grado el trigo, se usan principalmente para satisfacer el voraz apetito de China por la carne de cerdo, aves de corral y huevos a precios accesibles.

Los precios del maíz han trepado en China ante una fuerte demanda doméstica que consumiría una cosecha que se proyecta abundante, lo que se suma al bajo nivel de las reservas estatales.

Esto alentó los precios del cerdo, lo que a su vez ha ayudado a impulsar la inflación general a un nivel sin precedentes en tres años de 6,5 por ciento en julio.

Con reservas de maíz estimadas para menos de un mes de consumo, los operadores dicen que Pekín tendrá que abandonar su política de autosuficiencia, aprovechar los precios estadounidenses relativamente bajos, e importar volúmenes grandes.

También tendrá que comenzar a alimentar más trigo a sus animales, recurriendo a unas abundantes reservas que para fines de la campaña 2011/12 estarían en 64 millones de toneladas.

"China tiene enormes existencias no reveladas de trigo que la ayudarán a compensar parte de su escasez de maíz", dijo Adam Davis, un analista de materias primas de Merricks Capital en Melbourne.

"China ha producido cosechas de maíz sin precedentes cada año, sólo para seguir el ritmo del consumo, pero ahora hay un déficit", agregó.

La decisión de China de esta semana, de liberar 3,7 millones de toneladas de existencias domésticas de maíz para noviembre a fin de enfriar los precios, remarcó su preocupación sobre la inflación alimentaria, que subió a más de 13% en agosto a pesar de varias medidas para controlarla.

Analistas y operadores dicen que China podría importar entre 5 y 9 millones de toneladas de maíz en el año agrícola que empieza en octubre próximo, probablemente en febrero o marzo.

China compró 1,3 millones de toneladas de maíz en 2010/11, según el Departamento de Agricultura estadounidense, que prevé que las compras del país en el próximo año serán de sólo dos millones de toneladas.

Fuente: América Economía/Reuters