Ser "verde" está de moda

05 Junio 2011

En el seminario BIOAVANCES 2011 de ANASAC, se analizaron los principales avances en productos orgánicos y su impacto en la agricultura.

“Ser verde está de moda”.  Así se podrían resumir las tendencias que hoy a nivel mundial –y particularmente en los mercados de destino más exigentes como Estados Unidos y Europa– se han instalado en la mente de  los consumidores. Y no sólo de ellos sino también en toda la cadena de abastecimiento como los retailers.

Se trata de una tendencia global  y de creciente influencia, liderada por los productos orgánicos. Por eso, es que con el objetivo de dar a conocer los principales avances en esta materia y su impacto en la agricultura tradicional ANASAC organizó el seminario BIOAVANCES 2011, que se desarrolló en el centro de eventos Espacio Riesco.

Revise nuestra galería de imágenes

El seminario comenzó con la presentación de Isabel Quiroz, Directora Ejecutiva de iQonsulting, quien explicó que “lo orgánico” es parte de una tendencia global, en la cual los consumidores buscan aumentar su ingesta de alimentos sanos y se preocupan más por la sanidad, inocuidad y trazabilidad de los alimentos.

Desde esta perspectiva existe una mayor presión por parte de los retailers de exigir a sus proveedores reducir los niveles de residuos de pesticidas y por eso, es que las cadenas de supermercados han comenzado a instaurar sus propios estándares de regulación.

En opinión de la ejecutiva el concepto orgánico “orgánico” incluye otros factores altamente valorados por los consumidores mundiales como prácticas de comercio justo y respeto por los derechos de los trabajadores. Factores que aseguró deben ser puestos en práctica por las empresas y utilizarlos como una potente herramienta de marketing. “Hay que hacerlo valer en nuestras exportaciones”, enfatizó la Directora Ejecutiva de iQonsulting.

El seminario BIOAVANCES 2011 de ANASAC contó también con la participación del Profesor de Entomología de la Universidad de Chile, Roberto González, quien explicó que “el manejo fitosanitario de cultivos frutícolas requiere de una continua evaluación de nuevos productos, de acuerdo al desarrollo de nuevos compuestos o moléculas autorizados por la OMS/FAO”.

Detalló que “todos los países de la Unión Europea monitorean alimentos para detectar residuos (…) En 2010 el monitoreo fue mayor en manzanas, repollo, lechuga, leche, tomates, duraznos, peras, frutillas, carne de cerdo”.

Luego vino el turno de Jeff Norrie, Gerente de Investigación Agrícola de la compañía canadiense Acadian Seaplants, dedicada al desarrollo y comercialización de insumos para plantas y cultivos, incluyendo bioestimulantes naturales, fertilizantes y productos para mejoramiento del suelo.

El enfoque de la presentación de Norrie estuvo en el alga Ascophyllum Nodosum que, aplicada en diversos productos, cuenta con nutrientes que impulsan el crecimiento de la planta además de aportar vitaminas y antioxidantes que protegen contra enfermedades e infecciones.

Con la presencia de Russ Eldridge, Director de Marketing de la empresa estadounidense Valent Bioscience, se analizó la calidad de los productos formulados en base a la bacteria Bacilus Thuringiensis.

El experto explicó que dicha bacteria cuenta con propiedades de insecticidas que son efectivas para combatir ciertas pestes. Se trata de toxinas que son introducidas en la estructura molecular de la planta y que al ser ingeridas por orugas por ejemplo, evita que continúen alimentándose del cultivo. Provocan su muerte.

Detalló que entre algunos de los factores que inciden en el rendimiento de la bacteria destacan la lluvia, la temperatura, los rayos UV y la etapa de crecimiento del insecto.

Por último, Ligio Alarma, en representación de la certificadora BIOAUDITA, explicó las regulaciones existentes para los insumos destinados a la agricultura orgánica. Alarma explicó que los insumos permitidos son ingredientes activos e inertes de origen vegetal, animal, microbiano o mineral. Cabe destacar que no todas las sustancias naturales son autorizadas, como es el caso del tabaco.

Añadió que la agricultura orgánica fomenta el manejo preventivo de los cultivos antes de permitir la utilización de insumos –autorización que debe ser entregada por una entidad de certificación. Por lo tanto, una sustancia puede aplicarse “sólo después de justificar que los manejos agronómicos no resuelven el problema de nutrición o protección del cultivo”.

www.portalfruticola.com

Noticias relacionadas

Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario