Europa: Alemania cancela pedidos de frutas y hortalizas por la 'crisis del pepino' -

Europa: Alemania cancela pedidos de frutas y hortalizas por la 'crisis del pepino'

El brote infeccioso producido por la bacteria 'Escherichia coli', encontrada en una partida de pepinos y por el que Alemania ha comenzado a cerrar puertas a las exportaciones españolas, está haciendo temblar a los productores murcianos, que ven cómo esta crisis está afectando a sus exportaciones hortofrutícolas, pese a que el foco se encuentra al parecer en Hamburgo.

Desde Proexport (Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia) aseguraron ayer que diez clientes que trabajan en esa zona han llamado para informar de que les han cancelado pedidos.

Desde la asociación aseguran que «el daño infringido al sector es enorme, y no ha finalizado. Injustamente, productores españoles, alemanes y holandeses, principalmente, ven cómo se retiran pedidos por parte de sus clientes y cómo el consumidor alemán se aleja de nuestras frutas y hortalizas a la hora de hacer sus compras». Fernando Gómez, director general de Proexport, cree que «se ha puesto un culpable en lugar de explicar y buscar cómo ha ocurrido la infección».

De lo que no cabe duda es que esta 'crisis del pepino' va a afectar a la exportación de los productos hortofrutícolas de Murcia, sobre todo al tomate y la lechuga. Aún no se ha determinado el foco de infección, por lo que no hay que crear alarmismo entre la población.

«La 'E.coli' es una bacteria que se contrae por contaminación externa, puede pasar en cualquier fase de la cadena alimentaria. Las pruebas que están apareciendo apuntan a que la infección se ha producido en la distribución o incluso en el destino», puntualiza Gómez.

Por eso, el director de Proexport pide tranquilidad. «Se ha precipitado todo. Si al final se asegura que son tres los focos (Almería, Málaga y Holanda -este último no aclarado-), querrá decir que no es un problema de la cadena de producción de España sino de algún lugar en destino, como puede ser un almacén, donde el producto ha entrado en contacto con un foco infeccioso», afirma Gómez, al tiempo que asegura que los sistemas españoles de control y trazabilidad «son de los mejores de Europa».

Por todo ello, e intentado que los productos hortofrutícolas murcianos no se vean dañados, el director general de los exportadores exige al Ministerio de Sanidad «que tome un papel muy activo y que se guíe por el rigor», porque, explica Gómez, «no queremos que en el afán de proteger intereses, se señale a los productos españoles cuando no tienen la culpa».

«Devuelven mercancía»

Javier Soto es el gerente de Agrar Systems, una sucursal alemana productora de lechuga, y asociada a Proexport, que trabaja en tierras germanas. El gerente asegura que esta crisis «está afectando a toda la producción de hortaliza fresca». Explica Javier que después de que se produjera el brote infeccioso, «se habló en Alemania de que también pasaba con la lechuga y el tomate. Esto ha disparado el miedo y están devolviendo mercancía», cuenta el gerente, quien puntualiza que se está produciendo «un retroceso en las producciones de un 20% aproximadamente», algo que para como está el sector hortofrutícola, «es un palo».

Javier asegura que para que la 'E.coli' sobreviva necesita de un contexto específico. «La pregunta que nos hacemos es: ¿Qué capacidad de supervivencia tiene la bacteria en un contexto normal? El brote puede estar perfectamente en la salsa de una ensalada. Está más relacionado con el ser animal que con el vegetal, aunque son conjeturas», relata.

Este exportador pide también «calma y tranquilidad a los clientes y a los mercados hasta que no se aclaren los focos», aunque recalca que las autoridades «tienen que ser más ágiles y tomar medidas, porque puede afectar y mucho al consumo normal de hortalizas». Los exportadores murcianos esperan que se demuestre que la infección se ha producido en Alemania. «Ahora la pelota está en el tejado de las autoridades germanas», finaliza Soto.

Fuente: Laverdad.es