Estados Unidos condiciona apoyo a pactos libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur -

Estados Unidos condiciona apoyo a pactos libre comercio con Colombia, Panamá y Corea del Sur

La Casa Blanca no enviará al Congreso los tratados de libre comercio con Corea del Sur, Panamá y Colombia hasta que no se alcance un acuerdo para renovar un programa de ayuda a los trabajadores que pierdan empleos por la competencia externa.

Al Gobierno de Barack Obama le gustaría que los tres tratados se aprobaran este año, pero las autoridades dejaron claro el lunes que no avanzarían sin obtener antes el apoyo de los legisladores para la renovación del programa de ajuste laboral, conocido por sus siglas en inglés de TAA.

"El Gobierno no presentará la legislación para implementar los tres tratados pendientes hasta que tengamos un acuerdo con el Congreso sobre la renovación del programa TAA", afirmó el asesor económico de la Casa Blanca Gene Sperling en una conferencia telefónica con periodistas.

"Somos optimistas de que podamos alcanzar tal acuerdo bipartidista, pero nuevamente sentimos que es importante que ese acuerdo se haya alcanzado antes de presentar la legislación para implementar los tratados", agregó.

El representante comercial de Estados Unidos, Ron Kirk, dijo este mes al Congreso que los acuerdos podrían ser aprobados "para agosto o acaso antes" si se renovara el programa de ajuste laboral.

El lunes, reiteró esa postura. "Mantener la fe en los trabajadores estadounidenses es tan importante como nuestro compromiso con la aprobación de los tratados, pero el momento será determinado en cierto grado por el Congreso", dijo Kirk en la conferencia telefónica.

"Esto no tiene que llevar un gran período de tiempo", sostuvo.

El presidente Obama ha hecho de la expansión del comercio y de las exportaciones una parte importante de sus esfuerzos por impulsar la economía estadounidense, sobre todo de cara a su reelección en el 2012.

Al mismo tiempo, los sindicatos también serán un pilar clave en su campaña por la reelección y el Gobierno quiere mostrar que así como está preocupado por expandir las exportaciones también lo está por proteger a los trabajadores estadounidenses de la competencia extranjera.

Decir que no presentará los acuerdos de libre comercio sin antes asegurarse el apoyo para el plan de ajuste laboral ayuda al Gobierno a alcanzar esas dos metas.

No obstante, Sperling dijo que no esperaba que el Gobierno rompiera su compromiso de impulsar los acuerdos comerciales.

"No esperamos que tengamos que llegar a eso. La mayoría de las autoridades, demócratas o republicanas, entienden que alguien que pierde su empleo porque su firma cambia su producción a por ejemplo China o India u otros países, necesita asistencia para capacitarse nuevamente, así como lo hacen otros trabajadores impactados por el comercio", dijo Sperling.

Fuente: Reuters