Encuentran mosca asiática de la fruta en cultivos de Washington - PortalFruticola.com

Encuentran mosca asiática de la fruta en cultivos de Washington

Destacados
Encuentran mosca asiática de la fruta en cultivos de Washington

Especímenes del insecto fueron encontrados en plantaciones de damascos y de cerezas en los condados de Pasco, Prosser, Mattawa y Douglas.

Ejemplares de la drosophilas de ala manchada (o mosca asiática de la fruta) fueron encontrados en varios campos de Washington, confirmando la propagación de la plaga desde California a otras zonas productoras.

De acuerdo con la información que entregó Doug Walsh, entomólogo de la Universidad del Estado de Washington (WSU), a Seattle Times, un grupo de insectos machos y hembras aparecieron en un huerto de damascos semi abandonado en Pasco. Además, un macho de la especie fue encontrado en Prosser; una infestación se confirmó en un huerto de cerezos en Mattawa; y un insecto fue capturado en el Condado de Douglas.

 

La plaga es conocida por atacar a frutas de piel suave como las cerezas, frambuesas, moras, arándanos, frutillas, ciruelas, uvas y nectarines, por lo que su presencia preocupa a los agricultores de la zona. Sin embargo, el entomólogo llamó a la calma. "Es una preocupación, pero es importante señalar que no está en todas partes ", afirmó Walsh.

La mosca nativa de Asia (Japón, Corea y China) se introdujo en California en 2008, probablemente a través de productos importados desde Hawai. Desde entonces, han migrado a las costas de Oregon y Washington occidental. 

La plaga es altamente dañina ya que deposita sus huevos en la fruta y se alimenta ella, provocando que se pudra. Sin embargo, según explicó Walsh, el consumo del producto infestado o dañado por la mosca no genera enfermedades en el cuerpo humano.

A través de una subvención de US$1.2 millones otorgada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), los investigadores de WSU están llevando a cabo un proyecto para capturar la mosca, estudiarla y hacer prueba con plaguicidas para combatir su propagación.

Si bien el insecto se puede controlar con una serie de pesticidas, en el período de crecimiento no son completamente efectivos. Walsh confía que, en última instancia, el clima seco de Washington, junto con inviernos fríos y veranos calurosos, ayudarán a prevenir la propagación de la plaga.

Fotografía: Fruitnet.com

Fuente: Portal Frutícola

Portal Frutícola

Suscríbete a nuestro Newsletter