Chile: Anticipan aumento de exportaciones y baja marginal del dólar tras flexibilización del yuan -

Chile: Anticipan aumento de exportaciones y baja marginal del dólar tras flexibilización del yuan

La mayoría de los consultados coincide en que se conjugarán varios factores que beneficiarán a Chile: los envíos locales serán más competitivos, por la apreciación de la moneda china, y la mayor demanda interna de ese país...

El optimismo se apoderó ayer de los mercados luego que el Banco Central chino anunció, el fin de semana, que flexibilizará levemente la banda de transacciones impuesta en 2008 para su moneda, el yuan. ¿Qué significa eso? En lo concreto, implica que la divisa se apreciará gradualmente ante el dólar, estimulando de paso las exportaciones hacia ese país, incluidas las chilenas.

Lo anterior no deja de ser trascendente, sobre todo si se considera que el gigante asiático es, hoy por hoy, el principal socio comercial de Chile y el mayor comprador mundial de cobre que, a su vez, es el más importante envío doméstico.

En ese sentido, Patricio Roncagliolo, director de Forex Capital Markets Chile (FXCM), sostiene que "la revalorización del yuan tiende a hacer más competitivo y más barato para China importar en general y cobre en particular. Para nosotros es una buena noticia".

Respecto a lo que ocurriría con el dólar, manifiesta que "el efecto es acotado, porque no sabemos la magnitud ni el tiempo en que se va a producir esto. El tipo de cambio (en la nación oriental) sigue estando bajo control estatal". Añade, refiriéndose al descenso de $4,5 que ayer tuvo la divisa estadounidense en el plano doméstico, que "me atrevo a decir que, por ahora, es algo puntual del día que algo más sostenible en el tiempo".

Cristóbal Doberti, de Bice Inversiones, señala que una "apreciación de esa moneda, lleva a que los bienes importados por China sean más baratos, por lo que podríamos esperar que se incremente la cantidad demandada". De hecho, el cobre ayer reaccionó con un avance de 4,6% en la Bolsa de Metales de Londres, revirtiendo la trayectoria negativa que traía.

No obstante, no sólo el sector cuprífero se vería beneficiado a juicio de Doberti, puesto que la iniciativa "fomenta el consumo de todos los bienes que China ingresa desde el resto del mundo", por lo que también sería una oportunidad para otras industrias.

Rodrigo Aravena, economista jefe de Banchile, es más moderado. Si bien plantea que "es buena noticia", complementa que "no sabemos cuánto se va a permitir que la moneda se aprecie por año. Si estamos hablando de una velocidad muy baja, diría que el efecto será sumamente imperceptible".

Agrega que, en cuanto a los envíos, "en el margen podría afectar algo; sin embargo, no es obvio que en una primera vuelta suceda eso (...) Conforme el yuan se vaya fortaleciendo, el dólar se puede debilitar, pudiendo botar el tipo de cambio a nivel local, lo que sería malo para nuestras exportaciones. Hay argumentos para los dos lados".

GREMIOS

Juan Carlos Sepúlveda, gerente general de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), dice que "en el caso de nuestro sector, la medida va a ayudar y va a aumentar la posibilidad de despachar mayores cantidades (...) Creemos que nos va a dar un nuevo impulso para poder seguir exportando a ese país, que es aún un mercado incipiente".

Por su parte, Eduardo Moyano, presidente de la Asociación de Exportadores de Manufacturas (Asexma), expresa que el hecho mejora las expectativas, aunque, de todos modos, muestra algo de cautela al consignar que las autoridades del gigante asiático han hecho declaraciones "un poco genéricas, pero (la iniciativa de flexibilizar) nos conduciría a una apreciación del yuan de hasta 40%. Yo dudo que eso sea lo que vaya a pasar y que sea pronto. Si se da una revalorización, será en un tiempo al que las autoridades no se han comprometido todavía", afirma.

Mientras, Ernesto Escobar, titular de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (Asimet), indica que "el comercio exterior de nuestro sector se centra principalmente en la zona latinoamericana y Nafta. Ahora bien, un yuan revaluado hace más competitivas las importaciones a dicho mercado, lo que podría traducirse en una oportunidad para acceder a nuevos negocios en China".

Fuente: Invertia

23.junio.2010 - Portal Frutícola