Aldi incluirá huella de carbono en el etiquetado de algunos productos en Australia -

Aldi incluirá huella de carbono en el etiquetado de algunos productos en Australia

El objetivo es mejorar la eficiencia del negocio y que los clientes cuenten con información adicional para realizar sus decisiones de compra.

Como un aporte a la reducción de las emisiones de gases efecto invernadero, la cadena de supermercados Aldi se comprometió a informar cuánto dióxido de carbono se emite en los distintos aceites de oliva que se venden en los locales de esta cadena en Australia.
 
A través de un etiquetado especial, Aldi informará a los consumidores del impacto medioambiental de estos productos, siendo la primera compañía en Australia en unirse al programa Carbon Reduction Label en Australia.

"Estamos orgullosos de ser los primeros en contar con la etiqueta de reducción de carbono, la que no sólo nos ayuda a mejorar la eficiencia de nuestro negocio, sino que también proporciona a los clientes información importante, la que les permite tomar mejores decisiones de compra", afirmó Tom Daunt, Director de Gestión de Compras de Aldi, a través de un comunicado de prensa.
 
El proyecto, gestionado por Planet Ark, incorpora una etiqueta en forma de huella, en la cual se informa de la huella de carbono total de cada producto, desde el procesamiento de las materias primas hasta el reciclado del envase.
 
Planet Ark explicó que estos datos no sólo les permitirá a los consumidores saber cuál producto produce menos daño al medio ambiente, sino también ayuda a las personas a entender cómo pueden reducir las emisiones de carbono y combatir el cambio climático.
 
"Todos queremos poner de nuestra parte para luchar contra el cambio climático, pero los consumidores pueden encontrar difícil saber qué hacer. La etiqueta es una forma sencilla de apoyar a las marcas que han medido sus huellas y están activamente tratando de reducir su impacto", afirmó Euan Murray, Gerente General de Carbon Footprinting de Carbon Trust Inglaterra, creadores del proyecto.
 
Según estudios realizados por Planet Ark, el 60 por ciento de los australianos es más propenso a adquirir un producto que muestra la etiqueta de reducción de carbono. Carbon Reduction Label se encuentra en 19 países, con ventas anuales de los productos etiquetados cercanas a los US$ 3.9 billones (AUS$4.5 billones).

Fuente: Portal Frutícola

17.junio.2010 - Portal Frutícola