Nueva plaga de cítricos amenaza cultivos sudafricanos -

Nueva plaga de cítricos amenaza cultivos sudafricanos

Pese a que la peste sólo se ha encontrado en árboles domésticos, las autoridades están preocupadas de que se expanda a la producción comercial del país.

Una nueva plaga de cítricos amenaza los cultivos en Sudáfrica, la cual si bien se ha encontrado solamente en árboles en casas particulares, las autoridades temen que se propague a plantaciones comerciales si es que no se logra controlar.

El insecto conocido como Woolly Whitefly se encontró en la región de Eastern Cape y su presencia en el país fue confirmada por la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, organismo que busca proteger los cultivos y plantas autóctonas de las plagas invasoras.

Hasta ahora la peste sólo se ha encontrado en árboles de casas particulares y en la zona de la costa, ya que el insecto prefiere las áreas húmedas. Según los expertos, por el momento la producción comercial de cítricos no se encontraría en peligro, ya que la industria está establecida en zonas más secas, al interior del país.

Sin embargo, la organización Citrus Research International (CRI) comenzó una investigación para poder controlar la plaga e hizo un llamado a los sudafricanos a que ayuden a evitar su propagación dentro del país.

"El mensaje es que por favor no lleven ninguna planta de su jardín a las zonas de producción comercial de cítricos", instó Sean Moore, Director de CRI, según información publicada por el periódico local The Herald. El experto aseguró que mientras la mosca se limite a árboles no comerciales, hay esperanzas de ponerle freno.

El CRI se encuentra analizando qué acción tomar y las autoridades no descartan acudir a un depredador natural de la mosca, como es la avispa, para erradicar la peste.

La mosca

Se cree que la Woolly Whitefly se originó en Jamaica a fines de 1800, luego emigró a Estados Unidos. Desde entonces ha aparecido en Europa, Asia y África.

Las autoridades no tienen claridad de cómo llegó la plaga a Sudáfrica, ya que el país importa pocos cítricos. Sin embargo, no se descarta que la mosca haya entrado a través de una planta ornamental, lugar que también sirve de hábitat para el insecto.

La mosca pone sus huevos en la cara inferior de la hoja y cuando las larvas se abren, se alimentan de su savia. Al mismo tiempo, secretan melaza, una sustancia que permite el crecimiento de hongos que impiden la fotosíntesis de la planta.

Fuente: Portal Frutícola

3.junio.2010 - Portal Frutícola