Temporada clave para el aguacate peruano en tierras asiáticas

13 Mayo 2016

El 2015 Perú logró la apertura de dos mercados claves para las exportaciones de aguacate hass (palta), Japón y China, quienes además del gran potencial que tienen en los precios de ventas, también implican un gran desafío para los exportadores, debido al aún incipiente conocimiento de los consumidores chinos sobre el producto, y a que en Japón aún no se conoce la palta peruana.

En Portalfruticola.com hablamos con Rodolfo Lozano, ejecutivo comercial del Consorcio de Productores de Fruta de Perú (CPF), quien comentó que la apertura de Chile en 2014 y China y Japón en 2015, han permitido una diversificación de mercados muy necesaria para la industria del aguacate peruano.

“Creo que el crecimiento de Perú ya no va a ser de un 40% como lo experimentamos hace unos años, pero la curva sin duda seguirá en la línea del crecimiento de la producción, esto debe venir acompañado con un crecimiento en la demanda de los mercados internacionales”.

Es por esta razón que Lozano dice que “la apertura de China y Japón son de un gran potencial en este sentido, pero hay que desarrollar el consumo y generar más demanda en estos destinos, especialmente en China, que conoce menos el producto”.

En 2015, cuando se formalizó la apertura de ambos países asiáticos al aguacate peruano, CPF fue la única agroexportadora de Perú en enviar muestras a Japón, específicamente un contenedor, esto debido a que en la fecha en que se aprobó el protocolo, la mayoría de los exportadores de Perú ya había terminado su temporada.

“Estábamos casi en la quincena de agosto y eramos muy pocos los que aún teníamos fruta disponible, por lo que era complicado, pero de todas maneras queríamos hacerlo y ya teníamos más conversaciones avanzadas con Japón que con China. La prueba fue muy buena y este año vamos a enviar unos 10 contenedores hacia ese país. Esperamos la visita oficial de los inspectores japoneses los primeros días de junio y con eso podríamos empezar”.

Respecto a China, este año CPF enviará por primera vez su producción al gigante asiático (aunque ya viene exportando a Hong Kong por varios años), en un volumen similar a lo que exportará a Japón.

“Estos mercados suponen un reto ya que no conocen el aguacate. Japón tiene bastante más de experiencia porque recibe aguacates de México desde hace tiempo, conocen la fruta pero tenemos que posicionar la imagen del aguacate peruano todavía”.

“En China, el caso es más desafiante aún, ya que por el tamaño de la población el consumo per cápita se mantiene muy bajo, pero hemos visto como las importaciones se han ido triplicando en los últimos años. Creemos que el mayor consumo ocurre en las regiones principales de ingreso de la fruta (Guangzhou y Shanghai) y la idea es expandir el consumo del aguacate hacia el interior del país. Tenemos grandes expectativas porque el recibimiento ha sido muy bueno y los chinos nos han mostrado que les gusta la fruta peruana, sin embargo, creemos que debemos comenzar poco a poco y por eso los volúmenes no serán tan grandes”.

¿Cómo ha funcionado el aguacate peruano en Chile?

Chile y Perú, ambos son países fuertes en la producción de aguacates (paltas), ambos están en el hemisferio sur, ambos son reconocidos por su calidad, y en definitiva, ambos son competencia en los mercados internacionales, entonces preguntamos ¿cuál es la oportunidad que hay en Chile para el aguacate peruano?

Rodolfo Lozano nos comenta que a pesar de todo lo anterior ambos países tienen el fuerte de su producción en meses distintos.

“Chile tiene palta de manera significativa en una campaña que arranca en agosto/septiembre y termina en abril, nosotros salimos con nuestra palta de manera significativa entre marzo y septiembre, por lo que somos campañas casi complementarias y eso es beneficioso para ambos porque casi no competimos en los mercados internacionales”.

Además agrega que cuando termina la campaña chilena el mercado interno se queda casi sin paltas o está muy ajustado, y los chilenos tienen un hábito de consumo muy fuerte en este producto, por lo que la fruta peruana tiene una ventana entre abril y agosto.

“Este sería nuestro tercer año exportando a Chile, de hecho el primer contenedor que se envío fue nuestro (CPF) y nos ha ido bastante bien, el consumo es muy alto y tiene la ventaja de que están muy cerca”.

Lozano comenta que para Latinoamérica y estando a la cabeza Chile en cuanto volumen, CPF destinará aproximadamente 20 de los 630 contenedores estimados para esta temporada.

“Respecto a esta temporada estimamos que exportaremos alrededor de 630 contenedores, un 12% más de lo que exportamos el año pasado y donde el 65% de la producción está destinada a Europa, un 30% a EE.UU., y Chile, China y Japón representarán un 5% aproximado”.

Además comentó que si bien la temporada de cosecha se adelantó un poco este año por factores climáticos, lo que produjo que algunos frutos fueran de calibres más pequeños, esto se debería ir regulando al pasar de las semanas y que esperan llegar con la fruta hasta septiembre sin ningún problema.

Hoy la palta Hass representa aproximadamente el 30% del volumen total de CPF, ya que además son los exportadores de cítricos más grandes del Perú (con W.Murcott, Satsuma, Minneola, Nova y Fortuna), exportan granadas (Smith y Wonderful), y cuentan con uvas de diversas variedades que entrarán en producción en esta campaña 2016, además de Red Globe que vienen exportando desde hace varios años.

www.portalfruticola.com 

También podría interesarte
Comentarios
0 Comentarios

Deja un comentario