Camposol es optimista respecto al futuro agrícola de Ica, Perú -

Camposol es optimista respecto al futuro agrícola de Ica, Perú

La multinacional líder de la industria peruana de frutas y hortalizas Camposol puede no tener un gran interés en el departamento sureño de Ica, pero un representante de la compañía es optimista sobre el hecho de que el consultor de la industria, Fernando Cilloniz, es ahora gobernador de la región.

Agua/Archivo/Shutterstock.com

Agua/Archivo/Shutterstock.com

Camposol, que ha producido espárragos, aguacate y uva de mesa de forma significativa en los últimos años -junto con un nuevo impulso a los mariscos como parte de un concepto más amplio, enfocado en la salud de Camposol Foods- planea sacar el máximo provecho a los nuevos proyectos de riego en espera.

Sin embargo, un área que carece de nuevos proyectos de agua es Ica, donde Camposol tiene tierras, pero no está produciendo nada.

"Creo que el nombramiento de Fernando es muy bueno para la región de Ica. En primer lugar, él entiende la agricultura, viene de una familia que entiende la agricultura; en segundo lugar, él es un hombre de números y es muy práctico", dijo el director comercial de Camposol, José Antonio Gómez.

"Desde el principio entendió que el principal desafío de la región de Ica es el agua. Lo que requiere una gran inversión para resolver ese problema y está trabajando en él”, declaró.

"Si en su período sólo resuelve ese problema, será un gran cambio para la región de Ica", añadió.

Gómez destacó de nuevo lo importante que será Cilloniz respecto a resolver problemas de riego.

"Hay mucha gente que no tiene idea acerca de cómo funciona la agricultura o el agua. Algunas personas promueven la canalización del agua, pero a veces, si haces eso, se puede agotar el agua que está debajo y ese es el agua que realmente está sirviendo a la agricultura porque todo el mundo recibe agua de los pozos", dijo, agregando que es necesario contar con alguien que conozca los hechos y esté familiarizado con el tema para poder ofrecer una solución real.

A raíz de lo anterior, Gómez comentó que Camposol será capaz de utilizar de mejor forma su tierra en la región si Cilloniz ayuda a mejorar la infraestructura de riego.

"No utilizamos la tierra porque el nivel de agua es mínimo y no podemos conseguir la escala que necesitamos para una operación. Nuestro negocio se basa en la escala, por lo que si vamos a establecer una finca en el sur, necesitamos que sea de al menos 500 hectáreas", declaró.

El ejecutivo destacó que hay alrededor de 200.000 nuevas hectáreas de tierra que podrían entrar en producción para la industria peruana en 2020, como resultado de una serie de iniciativas de riego.

"Tienes Olmos que es de alrededor de 40.000 hectáreas, y tienes el proyecto Chavimochic en tercera fase, que es donde está Camposol en Trujillo, con la segunda y tercera fases desarrolladas; ahora están construyendo un dique para contener el agua del río”, detalló.

"En la temporada alta de lluvia recibimos una gran cantidad de agua que simplemente se desperdicia en el océano, por lo que mediante la retención del agua, ese proyecto será capaz de ampliarse en 50.000 hectáreas”, agregó.

"Tienes el tercer proyecto que se encuentra al sur de Arequipa llamado Maje Siguas el que añade otras 30.000 hectáreas más. Hay un par de proyectos en Piura para aumentar la capacidad de la reserva y también para ampliar la frontera agrícola, y está Chinecas que está al sur de Chavimochic".

Un segmento re-enfocado en los alimentos para Camposol

Han pasado más de tres años desde que Camposol anunció su intención de convertirse en una verdadera compañía multinacional de frutas y hortalizas, expandiendo sus horizontes más allá de Perú. Ahora, la empresa da un paso más en su dirección corporativa como marca 'alimentos'.

"Podemos hablar de Camposol Foods como un concepto, dándole al consumidor alimentos que son saludables y eso es natural. Las frutas y verduras están en el camino correcto para eso y los productos del mar también, especialmente los productos marinos que han sido una renovación del recurso y no una destrucción del mismo", dijo Gómez.

"Tenemos una operación de cultivo de camarón muy intensa y una operación de cosecha de peces de agua dulce, por lo que hemos ido adquiriendo algunas empresas en el negocio de peces y cultivo de camarón. Creemos que la proteína de la agricultura es el futuro y no se captura desde el océano abierto", comentó.

Gómez dijo que los productos hortícolas frescos y conservados de la compañía se pueden combinar con sus productos del mar como parte de una oferta más amplia para los minoristas y mayoristas.

"Ahora estamos dando un paso adelante y también estamos hablando con los consumidores. Nuestra oferta es fresca, saludable y todos los productos que elegimos para nuestra cartera se consideran ya sea como superalimentos o están cerca de serlo”, aseveró.

"Por ejemplo, tenemos arándanos con sus antioxidantes, aguacates con súper aceites que reducen el colesterol, granadas con antioxidantes y espárragos que también tienen buenos aceites”, detalló.

"Estos productos están aumentando muy rápido en consumo ya que el consumidor es consciente de que son muy saludables", dijo.

En el frente de los arándanos, Camposol decidió en 2014 inyectar US$100 millones para la expansión de sus operaciones, respaldados por fondos de la venta de acciones en Copeinca a China Fishery Group.

En relación a esto, Gómez indicó que la iniciativa de inversión de arándanos va según lo planificado, con 500 nuevas hectáreas de suelo listas para entrar en producción en agosto.

"Empezamos el negocio con 50 hectáreas, pero luego hemos añadido 150 hectáreas, de modo que, más o menos, la temporada 2014-15 está siendo suministrada por esas 200 hectáreas", comentó, aclarando que la temporada se extiende de agosto a abril.

"Pero el año pasado añadimos otras 500 hectáreas, por lo que en este momento tenemos 700 hectáreas. Ese incremento de 500 hectáreas va a tener nueva producción a partir de agosto de este año", agregó.

Asimismo, dijo que las condiciones naturales de Perú permitían que las plantas de arándano pudieran dar sus frutos en sólo 12 meses, mientras que en otras partes del mundo puede tomar años.

"Como decimos, todo crece más rápido en Perú, y más grande. Los aguacates pueden producirse al tercer año, las uvas producen en 12 meses y los arándanos producen en 12 meses. Es por el tiempo estable y el hecho de que no tenemos un invierno pronunciado, ya que 16°C es lo más frío que tenemos”, detalló.

"Normalmente, cuando tienes un invierno fuerte, básicamente se detiene el crecimiento de la planta, y el crecimiento se reanuda cuando llega la primavera. Eso toma un tiempo porque primero la planta necesita recuperar las hojas, y luego empezar a recuperar la energía y el crecimiento viene”, comentó.

"En nuestro caso, la planta nunca deja de crecer y nunca pierde las hojas a menos que las podes. Así que es un proceso continuo. Básicamente, acortamos el tiempo de crecimiento a la mitad", agregó.

Gómez señaló que con un volumen más alto y un mayor conocimiento de los consumidores acerca de los arándanos, Camposol tiene como objetivo ayudar a que el fruto sea más convencional.

"Los arándanos solían relacionarse al champán y el chocolate, como un producto tipo boutique, que ciertas personas pueden comprar, pero ahora creemos que el fuerte componente saludable que los arándanos llevan, hace que los tomadores de decisiones en el hogar elijan poner el producto en las loncheras”, comentó.

"En el lado superior del consumo, las personas mayores de 70 años son grandes consumidores de arándanos porque creen que extienden el ciclo de vida debido a los antioxidantes”, puntualizó, agregando que los arándanos de Camposol son vendidos en EE.UU., Europa y Asia.

Gómez dijo que otros aspectos que la empresa está desarrollando se relacionan con la forma en que negocia y las fuentes de frutas y verduras.

"En la reestructuración de la empresa, hemos creado una empresa llamada Camposol Trading, que es más que nada nuestra producción gestionada por nuestras oficinas, además de lo que podemos traer de otras fuentes para tratar de tener una oferta durante todo el año, principalmente a los minoristas”, detalló.

"Hasta ahora estas oficinas están manejando la mitad de la oferta total de Camposol y ahora mismo voy a decir que el 30% de lo que Camposol vende como empresa proviene de los agricultores que se han integrado a la cadena de suministro”, comentó.

"La mayoría de las veces lo que hacemos es ofrecer financiamiento, semillas, mejores prácticas de calidad. El agricultor puede integrar su tierra y trabajo a nuestra red para obtener escala y al final obtener un mejor retorno de su inversión. Es mejor para todos", concluyó.

www.portalfruticola.com