El clima y las nueces en California

El clima y las nueces en California

Destacados Más Noticias
El clima y las nueces en California

La producción de nueces de California sigue creciendo y expandiéndose al norte del Valle Central, con cultivos que alcanzaron las 1.600 hectáreas en 2022, y volúmenes totales de producción de 752.000 toneladas.

Las precipitaciones récord de este año en el estado han sido muy positivas para los nogales, lo que ha dado lugar a proyecciones históricas para la cosecha, que se espera alcance las 790.000 toneladas.


Noticia relacionada: Exponut: Desafíos, proyección y futuro en India

"A partir de enero, la lluvia golpeó California casi constantemente, llegando a más del 200% de la precipitación normal en algunos lugares", Tapan Pathak, un especialista en adaptación climática en la agricultura de la Universidad de California en Merced compartió durante una presentación en el 2023 Exponut que tuvo lugar la semana pasada en Santiago de Chile.

Pathak explica que las precipitaciones ayudaron a construir el perfil de sales en los árboles y que el frío invierno, sin muchos eventos de calor, creó una "situación ideal" para el crecimiento de los nogales.

El fenómeno de El Niño, por el que atraviesa California en estos momentos, es impredecible, hay años muy húmedos y otros que no, por lo que Pathak insiste en que los californianos tendrán que esperar a ver cómo afecta El Niño al estado.

Cambios en el clima de California

La mayor parte de la producción agrícola de California se encuentra en el Valle Central, y suministra alrededor del 25% de las frutas, frutos secos y otros productos alimentarios del país.

"Las temperaturas mínimas han aumentado más que las máximas, lo que está causando muchos problemas a la agricultura californiana, consistentes en diferentes regiones del estado y con diferentes productos básicos", dice Pathak.

Las altas temperaturas mínimas provocan que los cúmulos de nieve de las montañas californianas se derritan antes, y las reservas de agua están perdiendo gran parte de su volumen. Según Pathak, en 2070, el estado sufrirá una pérdida del 50% de las reservas de agua, y a finales de siglo, cerca del 65% o más.

"El tiempo en California ha sido tan irregular que es muy difícil predecir si va a ser más húmedo o más seco en el futuro. Sin embargo, podemos estar seguros de que veremos cada vez más extremos de ambos lados (calor y frío)", indica Pathak.

"Los californianos tienen que estar preparados para sequías extremas, así como para inundaciones en el futuro", añade.

Pathek explicó a los asistentes que los episodios de calor extremo no sólo serán más frecuentes, sino que empezarán mucho antes en la temporada y durarán más tiempo.

"Las plantas van a estar estresadas durante más tiempo. La mano de obra agrícola también tendrá que experimentar estas condiciones extremas, lo que también es un gran problema", afirmó.

Repercusiones del cambio climático en los nogales

A medida que las condiciones meteorológicas se vuelven más inciertas, diferentes cultivos, incluidos los nogales, prevén descensos de la producción por falta de agua.

"En el caso de los nogales, prevemos un descenso del 15%, lo que no significa que vayan a desaparecer, pero el sector tendrá que empezar a buscar variedades alternativas para esta región", afirma Pathak.

Las horas de frío son un componente crítico para los nogales, porque sin suficiente "frío" los árboles no pueden romper su letargo en un plazo preciso, y también es esencial para la brotación y la floración.

"En los años 50 había entre 70 y 80 horas de frío al año, y ahora sólo hay entre 40 y 50 horas, por lo que es un problema crítico para los cultivos de nogales, y por eso hemos visto una migración de los cultivos hacia el norte del estado", dice Pathak. "Si hay variedades de bajo frío disponibles en el mercado, es bueno considerar esas opciones".

Pathak anunció que su equipo de la UC Merced está trabajando en un pronóstico para que los agricultores puedan saber, incluso antes de que empiece la temporada, si tendrán o no suficientes horas de frío en la temporada, para permitir una mejor gestión.

Impacto de las plagas

Los nogales se están viendo "significativamente afectados por la plaga del gusano barrenador en California".

"Lo que estimamos es que para 2050, casi la totalidad de la cosecha de nueces en el Valle Central luchará contra esta plaga. En algunas temporadas ya, los gusanos orangután han afectado al 30% de la cosecha total en California. La presión de la plaga, debida al aumento de la población del gusano, está afectando a diversos cultivos, creando problemas visibles en la fruta", afirma Pathak.

Para hacer frente a esta plaga, Pateck sugiere a los agricultores que apliquen prácticas de gestión integrada de plagas y sean proactivos, porque las plagas también reaccionan al clima más cálido.

"Las plagas aumentan su ciclo vital mucho más rápidamente y rompen antes su letargo, dañando los cultivos durante más tiempo", afirma.

Pathak sugiere medidas preventivas como desinfectar los huertos y recoger los cultivos en cuanto estén listos para la cosecha, en lugar de esperar y arriesgarse a posibles daños por plagas.

Cómo afecta el calor a las nueces

El calor afecta gravemente a las nueces, y es importante en qué fase del ciclo de cultivo se producen los episodios de calor.

"Si es al principio de la temporada, afecta al tamaño del fruto, pero si es más tarde, daña la nuez en sí", señala Pathak.

Una de las ventajas del aumento de las temperaturas ha sido la reducción del riesgo de heladas, lo que permite a los agricultores cultivar en lugares que antes eran peligrosos.

Recursos para los agricultores

Una evaluación reciente mostró que los agricultores están muy preocupados por las condiciones meteorológicas en el estado, y muchos temen por su sustento, ya que han invertido toda su vida en sus cultivos. Plantearse cultivos alternativos o reducir el tamaño de sus cosechas les lleva a tomar decisiones difíciles.

"El agua es una prioridad absoluta para los agricultores de California, y se han visto muy afectados en los últimos diez años. Los proveedores de servicios técnicos están trabajando para compartir información con los agricultores que sea fácil de digerir y utilizar para la adaptación. Necesitan más extensión para proporcionarles esta información de diversas formas: talleres u otras fuentes, pero necesitan conocer esta información", dice Pathak.

La agricultura climáticamente inteligente es un "enfoque más holístico" para abordar la sostenibilidad, aumentar la producción, adaptarse al clima y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso Pathak asegura que cualquier práctica que apliquen los agricultores californianos debe tener una contrapartida con al menos uno de esos tres pilares.

La agricultura climáticamente inteligente es un "enfoque más holístico" para abordar la sostenibilidad, aumentar la producción, adaptarse al clima y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero. Por eso Pathak asegura que cualquier práctica que apliquen los agricultores californianos debe tener una contrapartida con al menos uno de esos tres pilares.

Las iniciativas e incentivos gubernamentales recompensan a los agricultores que aplican prácticas de agricultura climáticamente inteligente mediante subvenciones, algo a lo que hay que estar atentos.

Suscríbete a nuestro Newsletter