El potencial alimentario argentino como fuente de divisas tendría un record este año - PortalFruticola.com

El potencial alimentario argentino como fuente de divisas tendría un record este año

Destacado Top Destacados Más Noticias
El potencial alimentario argentino como fuente de divisas tendría un record este año

El sector agropecuario es para Argentina su mayor potencia, sin desmerecer el industrial. Actualmente su producción de alimentos abastece a 470 millones de personas, 10 veces su población, con precios competitivos y diversidad en su producción.

Las exportaciones agropecuarias son tres cuartos de las exportaciones del país. Es el décimo exportador mundial de productos agroalimentarios.

Los principales productos agropecuarios de Argentina son soya, maíz, trigo, carne, granos (cereales y oleaginosas) y vino, pero no se puede dejar a un lado su producción de frutas (manzanas, peras, cítricos, banana, piña, mango, maracuyá, palta, papaya) y hortalizas.

En cuanto a exportaciones es el primero en envíos de aceite y harina de soya, y gran productor de granos.

Este país posee una superficie continental de alrededor de 2,8 millones de kilómetros cuadrados, y cuenta con 37,6 millones de hectáreas de cultivos agrícolas.

Según cifras del 2021, del Banco Mundial, 7,9% de la población argentina vivía en el área rural, uno de los porcentajes más bajos del mundo, a diferencia del año 60, donde 26% formaba parte de ella.

Argentina tienes ventajas comparativas en el sector agropecuario: una región pampeana, con tierras fértiles y de las mejores del mundo, costos de producción bajos y tecnología de avanzada, por tanto con buen manejo.

En informaciones del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina, en el primer semestre de 2022, los ingresos en dólares por exportaciones del sector agroexportador fueron un 17,2% mayores que en el mismo período de 2021.

En datos de  la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo Argentina, las cadenas agroindustriales generan el 70% de los ingresos por exportaciones del país (54.895 millones de dólares en 2021) y emplean a 3,7 millones de personas, el 24% del empleo privado en el país.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina, agrega que el valor de los productos primarios y las manufacturas de origen agropecuario aumentó un 19% en los primeros 6 meses de este 2022.

Argentina (2022) tuvo un incremento del 6,5% en el volumen exportador con 51,1 millones de toneladas de granos, harinas y aceites vendidas al exterior en el primer semestre de 2022, representando el mayor registro para el primer semestre, en al menos los últimos 10 años.

Frutas y hortalizas argentinas

Raúl Opitz, ingeniero agrónomo y analista del del Departamento de Asuntos Internacionales de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias de Chile (ODEPA), manifestó en su trabajo “Perspectivas de la agricultura Argentina”, que la actividad agropecuaria y las cadenas industriales asociadas en ese país tienen un gran peso, y este año el campo argentino se posiciona nuevamente como uno de       los motores más importantes de la economía del país, ya sea por la generación de divisas como por la generación de trabajo.

La campaña del sector agropecuario 2022/23 podría dejar como saldo un récord de USD 42.300 millones por exportación.

Para que esto se cumpla existen dos factores que deben lograrse, que el clima sea favorable para la producción y los precios suban o al menos se sostengan. En el marco de la mayor presión fiscal sobre el sector agropecuario, las restricciones a las exportaciones y las iniciativas de congelamiento de precios, el desarrollo y posibilidades de crecimiento se pueden ver limitadas, , señala Opitz.

En Argentina, la producción de frutas coincide en gran parte con las zonas hortícolas. Los cítricos, se cultivan en Noroeste (NOE) y Noreste (NE) argentino, entre Rosario y San Pedro, favorecida por el largo período libre de heladas y los altos coeficientes de humedad.

Se cultiva con éxito la vid en las regiones del NOE, Centro Oeste o Cuyo, y Sur, próximas a la Cordillera de los Andes, que proporciona el agua de deshielo formando ríos que son utilizados para riego.

Las pomáceas brillan en el Valle del río Negro o Alto Valle del río Negro, esta zona se caracteriza por su agricultura intensiva y bajo riego.

Cítricos

Argentina es el octavo productor mundial de cítricos, el primer exportador mundial de jugo de limón y aceites esenciales, el segundo exportador de limones frescos y el cuarto productor mundial de limones frescos, de acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de Argentina.

La producción principal corresponde al limón (47%), seguido por la naranja (29%), la mandarina (16%) y el pomelo (8%).

El área cultivada con cítricos es de aproximadamente 147.000 hectáreas, cuya producción total es de aproximadamente de 3 millones de toneladas anuales, consolidando su liderazgo en el sector frutícola nacional.

Pomáceas: manzana y pera

Argentina es el primer productor y exportador de peras del hemisferio sur y lidera las exportaciones de peras y manzanas orgánicas con destino a la Unión Europea (UE).

En pomáceas (manzana y pera), la producción se ubica en las provincias de Río Negro y Neuquén, representa el 87% de la superficie cultivada del país (53.500 has), así como el 84,7% de la producción y el 95% de las exportaciones en fresco e industriales.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) reporta para el caso de la pera que el 53% de la producción se destina a la exportación, mientras que en manzanas solo se exporta un 17%. Argentina exportó en 2021,

Hortalizas y su diversidad

La horticultura argentina tiene una amplia distribución geográfica y diversidad de especies. El 65% del total de la producción es de: papa, tomate, cebolla, papa camote, zapallo, zanahoria, lechuga y ajo. Con el  20% están: acelga, mandioca (conocida en otros países como yuca), zapallito, choclo, berenjena y pimiento. El 15% restante está cubierto por las demás hortalizas.

El 90% de lo producido por el sector hortícola argentino se consume en fresco, el restante 10% se industrializa, el destino  más importante es la industria de conservas, le siguen los congelados y deshidratado. Sobre el 90% de las hortalizas se consumen en el mercado interno y de las que se exportan, que son fundamentalmente porotos, ajos y cebollas, la mayoría se dirige al mercado brasilero.

Actualmente los costos locales de producción para la industria frutícola y hortalicera aumentaron desde el primer semestre de 2022, por las alzas de los commodities. Como muchos países también han sido afectados por la guerra de Rusia y Ucrania en los costos de insumos y fertilizantes. Los menores embarques también incidieron en los precios y la sequía que afecta al país.

Finalmente, Raúl Opitz , ingeniero agrónomo y analista del del Departamento de Asuntos Internacionales de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias de Chile (ODEPA) considera que a pesar de lo anterior, y considerando las repercusiones del conflicto bélico, Argentina aparece entre los países con mayores posibilidades de ingresar a los mercados de mayor consumo, especialmente si logra contratos a largo plazo para seguir produciendo con una superficie parecida a la que se prevé para este año.

 

Suscríbete a nuestro Newsletter