Agricultura Convencional

El problema de asfixia radicular por exceso de agua

Vamos a hablar de un problema que le sucede a mucha gente «precavida» que añade más agua de la que absorbe la planta, para aguantar más tiempo sin regar, o dejando el plato hasta arriba de agua (y como ya hemos dicho, no es una buena idea tener agua estancada en contacto con la planta). Si eres de los que riega con mucha agua, te enseñamos algunas cosas que pueden suceder si se llega a la temida asfixia radicular.

Agua, agua y más agua en el huerto, la asfixia radicular

¿Qué pasaría si cogiera una botella de agua de 2 litros y te la bebieses al trago? Lo primero es que te quedas saciado de más y lo segundo es que afortunadamente nuestro cuerpo sabe expulsar a través de la orina lo que no le hace falta. Pues plantea la misma situación en las plantas pero considerando que las plantas no tienen la capacidad de eliminar ese agua restante.

El resultado es que, una vez que la planta ya ha absorbido el agua suficiente para su desarrollo, se queda estancada, en el caso de las macetas, o permanece en la tierra por varios días debido a que has superado la capacidad de drenaje del suelo de tu huerto.

¿Qué es la asfixia radicular?

La asfixia radicular es el proceso mediante el cual el agua desplaza al oxígeno en el suelo, limitando la capacidad de respirar de las plantas a través de las raíces. Es ocasionado cuando existe un exceso de agua en el suelo, independientemente de que sea por poco o mucho tiempo.

Es decir, si realizar un riego muy copioso, tanto que la tierra no es capaz de absorber o drenar, aunque el suelo se encuentre encharcado por unas pocas horas, ya se está produciendo daño en las plantas. Lógicamente, cuanto menor sea el tiempo de asfixia radicular, menores serán los daños.

Aunque parezca extraño, muchas veces sucede más en verano que en invierno

La lógica nos puede hacer pensar que en invierno se puede producir con mayor facilidad asfixia radicular que en verano, por varias cosas:

- Hace menos calor y por tanto se evapora menos agua

- Como regamos con menos frecuencia, preferimos hacer un riego copioso cada mucho tiempo.

- Llueve más, a veces durante mucho tiempo.

¡Pues no!, la asfixia radicular muchas veces es más frecuente en verano que en invierno. ¿Sabes por qué? En verano hace más calor y las plantas tienen más estrés. Al igual que los humanos, cuando estamos en una situación de mucho calor o agobio, nos da por respirar de forma más rápida, y en las plantas sucede lo mismo.

Las raíces demandan una cantidad de oxígeno mucho mayor, oxígeno que a veces no pueden encontrar debido a que el suelo está encharcado.

Además, muchos tienen la idea de que como es verano, un buen riego hasta encharcar es bueno para que las plantas se «reactiven» y tampoco es así.

Las plantas requieren, como mínimo, lo que han perdido. Luego, con el crecimiento de éstas y el desarrollo de flores y frutos, sus requerimientos aumentarán.

¿Qué problemas pueden aparecer con la asfixia radicular?

Cuando un terreno encharcado se queda saturado de agua por algún tiempo se pueden producir los siguientes problemas, propios de la asfixia radicular. Una planta con este problema sufre parada de crecimiento, clorosis, defoliación continuada y caída de flores y frutos.

Dependiendo de las condiciones climatológicas también pueden aparecer determinados hongos como Armillaria mellea, Phytophpthora spp, Rosellinia necatrix, etc.

Algunas veces se confunden ese amarilleamiento general o clorosis de la planta con falta de riego, sólo porque cometemos el error de comprobar la primera capa de tierra o sustrato de la maceta, es decir, lo que es la corteza.

Ya lo comentamos hace un tiempo, pero esa primera capa de tierra está expuesta a las inclemencias del tiempo como la radiación solar, el viento, la sequedad ambiental, etc. y es por eso que hay veces en que esa capa se seca (a la vista parece que tenemos que regar) cuando el resto del sustrato, en las capas más profundas aún conserva humedad suficiente para varios días.

Volviendo al tema, en tan sólo unas horas de asfixia radicular ya están produciendo los siguientes síntomas en la planta (visuales o no):

- Estimula la producción de Aminociclopropanocarboxilato (AAC), una enzima que inicia la producción de etileno en la planta, y por tanto la maduración y reducción del tiempo de vida de los frutos.

- Producción de ácido indolacético (IAA), una hormona vegetal (auxina) que produce varios cambios en la planta como inhibir el desarrollo de las yemas axiales, aparición de raíces superficiales o laterales, etc.

- Incremento de los niveles de ácido abscísico que afectan al crecimiento de la planta.

El contenido de este artículo de nuestra sección de Agronotips fue elaborado por www.agromatica.es, el cual fue revisado y reeditado por Agronotips.com

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2022