Destacados

Perú comienza a recolectar cosecha récord de uva de mesa y exportadores predicen una temporada difícil

El aumento de la oferta de uva de mesa en Perú ha sido constante y dramático a medida que sus productores recurren a nuevas variedades y se presentan como un proveedor de clase mundial de dicho commodity. Mientras el país superó la temporada pasada a Chile como el segundo exportador de uva más grande del mundo y espera una cosecha récord para la temporada 2021-22, el laberinto logístico y las condiciones del mercado no podrían ser más complejas.

The Grape Reporter habló con varios exportadores peruanos para conocer su perspectiva sobre la próxima campaña y evaluar los desafíos que enfrenta tanto en el extranjero como en el país.


Producción récord en medio de preocupaciones por precios y logística

La Asociación de Productores de Uva de Mesa de Perú (Provid) anunció recientemente que se espera que las exportaciones de uva de mesa esta temporada alcancen un récord y superen los 62 millones de cajas. En comparación con la temporada 2020-21, se espera que las exportaciones crezcan un 9% alcanzando un total de 62.57 millones de cajas o 28.971 contenedores al final de la temporada.

Más suministros en el mercado sin un aumento equivalente en la demanda conducirá inevitablemente a precios más bajos, y esto ocurre justo en un momento en el que los costos logísticos crecientes, relacionados con el Covid, la escasez de mano de obra y el hecho de que, a pesar de los avances, la pandemia simplemente no se ha terminado todavía.

Juan Carlos Paredes, gerente general de la empresa de uvas Agrícola Pampa Baja, dijo a The Grape Reporter que también cree que esta próxima temporada “será difícil”.

Ya sea por el costo de los materiales, la mano de obra, el flete internacional o la disponibilidad de contenedores, los consumidores no están necesariamente preparados para asumir los costos adicionales que generan estos temas, y la demanda no ha crecido para absorber el aumento de la producción.

De cara al futuro, el ejecutivo indicó que espera entre 2 y 4 dólares más por caja en términos de costos adicionales.

“Como productores debemos ser conscientes de esto y presionar a nuestros ecibidores para que trasladen este costo al consumidor final”, enfatizó Paredes.

Esto es especialmente cierto para aquellos retailers con una participación de mercado significativa, como Walmart, CostCo, entre otros, comentó Paredes, de lo contrario, esta temporada va a ser muy complicada para los productores.

Si bien esta tendencia también se ha intensificado con Covid-19, los retornos de las exportaciones se han ido reduciendo con el tiempo.

“Hace 10 años tener retornos de USD 30-USD 32 en una caja de 8.2kg no era nada extraño, luego después de cinco años estos precios dejaron USD 26, el año pasado fueron USD 22 por una caja FOB Callao, este año están hablando USD 16-18 por FOB Callao”, detalló Paredes.

“Hemos pasado de USD 32 a USD 18, que es la mitad, y todos los costos han aumentado”, agregó.

En todo el mundo, la logística es una de las mayores preocupaciones, tanto en Perú como en sus principales mercados de destino. Los productores con los que hablamos informaron retrasos de entre 15 y 45 días en la costa oeste de EE. UU. durante la última temporada.

El director de Allegría Foods, Cristóbal Ortiz, dijo a The Grape Reporter que la demora promedio fue de alrededor de 15 días la temporada pasada, además del tiempo requerido para procesar, empacar y enviar la fruta a nivel internacional.

“Dado que este cuello de botella presente en la temporada anterior sigue sin solución, todo indica que es un problema que seguirá persiguiendo al comercio internacional en general en un futuro próximo”.

“El año pasado la costa este no tuvo este nivel de problemas, pero esta temporada podría ver retrasos de dos a cinco días. Aunque todavía no se trata de un gran problema”, comentó Ortiz y agregó “que cualquier retraso que pudiera producirse durante la temporada en este puerto generaría problemas aún mayores que en la costa oeste, ya que recibe más contenedores y volúmenes de fruta”.

Ortiz señaló que existen pocas buenas noticias. “Aunque la demanda general de uvas puede no crecer, todavía hay mucho consumo que se perdió en 2020 que puede recuperarse en 2021. Esto se aplica específicamente al sector de los servicios de alimentación, ya que las cafeterías y los colegios han funcionado con mayor fluidez, lo que ha ayudado a impulsar el consumo en general en los Estados Unidos”, indicó.

Para Arturo Hoffmann, gerente comercial de Agrícola Don Ricardo, la uva de mesa es un producto básico que se ubica como la cuarta fruta y verdura más popular. El reto para él no es aumentar la posición de las uvas, sino proteger su posición y no dejarla caer. Al fin y al cabo, las uvas compiten con otras frutas. Nuevas variedades de manzana e "increíbles opciones de berries".

“Es muy importante recordar que como industria nuestra responsabilidad continúa hasta que el consumidor se lleva la fruta a su casa”, señaló .

“Los mercados necesitan planificación, y con el volumen de cosecha de Perú, la coordinación con los mercados finales es esencial. Esto produce una mayor estabilidad de los precios”.

En su país, Perú también ha experimentado escasez de mano de obra, una tendencia recurrente en la mayoría de los países agrícolas. Según Ortiz, esta escasez ya se estaba produciendo antes de la pandemia de Covid. Sin embargo, la pandemia ha intensificado esta situación, haciendo que la búsqueda del equilibrio adecuado de trabajadores en el momento oportuno sea una tarea permanente, costosa y de tiempo completo para los productores.

Estableciendo récords en 2021-22          

El informe de julio de 2021 “Setting the Table for Table Grapes: Trends Shaping the Industry in 2021/22 and Beyond” de Rabobank destacó el papel de Perú en el suministro mundial de uvas durante los años. A pesar de la caída de la oferta de Chile, Perú ha sido capaz de impulsar el crecimiento de las exportaciones de uva, reforzando así la posición del hemisferio sur como proveedor en contrastación.

Más allá del aumento histórico, el informe también predijo que Perú superaría a Chile como el principal exportador de uva de mesa en las próximas temporadas.

En la última década, el alza ha sido constante. Según datos de Provid, en los últimos 10 años la tasa de crecimiento anual compuesta (TCAC) de las exportaciones de uva de mesa en Perú se sitúa en 16%.

Perú cuenta con dos regiones principales de cultivo, divididas de norte y sur. En la región sur, que incluye el valle de Ica, se prevé que crezca y alcance los 32,98 millones de cajas, es decir un 13% más interanual.

El director de Provid, José Antonio Castro Echecopar, dijo a The Grape Reporter que “actualmente existen 20.000 hectáreas de uva de mesa plantadas en Perú, lo que significa que la producción del país podría alcanzar un peak de 75 millones de cajas de 8,2 kg. Si las exportaciones llegaran a este nivel en los próximos tres años, equivaldría a una tasa de crecimiento interanual del 9% en ese período”.

En ese escenario, Provid explicó “que el papel importante para la organización y el regulador fitosanitario del país, Senasa, es abrir nuevos mercados para las uvas peruanas. Más allá de su actual enfoque en Estados Unidos, China, México, Canadá y Europa; las autoridades han abierto recientemente la puerta a las exportaciones a Argentina, y esperan que Japón también esté en la línea de recibir uvas de mesa peruanas esta próxima temporada. Además, las autoridades quieren evitar el exceso de oferta en las semanas peak abriendo nuevos canales y mercados en el momento con mayor movimiento de la temporada”.


Las variedades impulsan el crecimiento

"En la uva de mesa no se puede hablar sólo de uva como un producto, hay que separarlas por variedades. Cada variedad tiene un enfoque, un mercado y un canal diferente", dijo Hoffmann.

La Red Globe ha sido un elemento básico de la oferta de Perú, pero eso también ha cambiado. La CAGR  de 10 años para esta variedad es del 6%, mientras que las variedades sin semillas, que superaron los envíos de Red Globe en la temporada 2017-18, han crecido a una CAGR del 28%.

La temporada de Perú también ha cambiado, consolidando una posición más fuerte entre los exportadores de uva del hemisferio sur hasta la semana 49, y extendiendo su posición hasta la semana 9 del año siguiente. Este crecimiento ha convertido a Perú en el mayor competidor al final de la temporada para las zonas productoras del hemisferio norte, así como en un sólido competidor para Chile, Namibia y Sudáfrica al comienzo y  en medio de sus temporadas.

En esa vereda, la evolución de las variedades de uva de Agrícola Don Ricardo demuestra esta tendencia. Según Hoffmann, “la empresa empezó a probar nuevas variedades en 2012 en una parcela de cinco hectáreas. En 2017, la empresa inició un plan de reconversión intensivo, y desde entonces ha replantado más de 600 hectáreas de cultivos de uva”.

Las nuevas variedades patentadas de la empresa representaron el 19% de la producción en 2017. En 2021 estas variedades representan el 87% de su cosecha total.  Por ello la firma trabaja con 20 variedades de uva sin semilla, provenientes de los 3 principales programas de mejora.

Perú ha llenado ventas comerciales con los suministros de uvas, sin embargo, Hoffman cree que estas ventanas están ahora cerradas y que el poder de estas variedades como diferenciador también ha disminuido a medida que más productores las plantan en todo el mundo, por lo tanto, el reto consiste en consolidarse como un país confiable y que añade valor a los mercados.

En tanto las proyecciones de Provid respecto a Red Globe son negativas, estiman una caída del 13% en los volúmenes enviados en la próxima temporada. En cambio, la entidad espera que las variedades blancas sin semillas crezcan un 26%, las rojas sin semillas un 11% y las negras sin semillas un 29%.

A nivel de productor, el éxito del cultivo de distintas variedades puede variar mucho, incluso de una parcela a otra dentro de la misma región. Hoffmann asegura que “desgraciadamente, no hay una fórmula para el éxito. La investigación y los datos de mercado son fundamentales”.

De acuerdo con Ortiz, de Allegría Foods, la estructura de la industria de la uva en Perú le da cierta ventaja “ La mayoría de los actores son productores  y exportadores, mientras que en comparación en Chile, los exportadores son los que tienen las licencias de la fruta. Esto significa que Perú ha sido más ágil a la hora de adoptar nuevas variedades que abordaban ventanas de mercado específicas entre cosechas. Esta conversión de cultivos sitúa a Perú en una posición privilegiada para aprovechar el interés de los consumidores de distintas regiones por los nuevos sabores”.

Además, las condiciones climáticas de Perú permiten que un productor comercialice una nueva variedad en tan solo 13 a 14 meses, lo que hace que la conversión de cultivos sea una herramienta más ágil para que la usen los productores.

Nuevo gobierno genera incertidumbre política

Este año Pedro Castillo se transformó en el nuevo presidente del Perú. Su victoria avivo los temores acerca de un enfoque radical que podría provocar una agitación política y económica en el país.

Pero más allá de lo anterior, lo que preocupa al sector es cómo la polarización está afectando la inversión.  Para Paredes, de Agro Pampa no son los errores específicos los que le preocupan en este momento, sino la falta de dirección y de decisiones, lo que, según Paredes, tiene atada la inversión en Perú por ahora.

Provid también está preocupada por la posibilidad de que una agenda populista aumente el ya alto nivel de incertidumbre, especialmente cuando se implementa sin ningún tipo de racionalidad nuevas medidas.  De acuerdo con Castro de Provid, las exportaciones agrícolas son un negocio a largo plazo, en el que ya hay factores como el clima político que aportan inestabilidad al negocio.

“Como industria competimos con muchos productos en todos los mercados. El productor vive buscando la eficiencia para ser competitivo internacionalmente, y el Estado debe apoyar esto con políticas claras y sostenibles en el tiempo", aclaró Castro.

El uso de este sitio Web implica la aceptación del aviso legal y política de privacidad de Portal Frutícola. © 2008 - 2021