Costos de contenedores refrigerados subieron una cuarta parte en el primer trimestre -

Costos de contenedores refrigerados subieron una cuarta parte en el primer trimestre

Costos de contenedores refrigerados subieron una cuarta parte en el primer trimestre

Las tarifas de transporte de contenedores refrigerados han aumentado drásticamente este año, pero siguen siendo superadas por el aumento inexorable de los precios de las cajas secas, afirmó la consultora de investigación marítima Drewry.

El índice de tarifas de flete de contenedores refrigerados de Drewry, un promedio ponderado de las tarifas de fletes refrigerados en las 15 principales rutas comerciales intensivas de contenedores refrigerados, aumentó un 26% en el primer trimestre. Lo anterior producto de un aumento estacional en la demanda de carga y el aumento de los recargos por combustible.

Este fue su nivel más alto desde que se lanzó el Índice en 2017 y se espera que las tarifas aumenten aún más durante el segundo trimestre.

Sin embargo, estos aumentos son modestos en comparación con el incremento continuo de las tarifas de flete seco, como se ilustra en el cuadro a continuación.

“La escasa disponibilidad de equipos de contenedores y la escasez de capacidad de espacio han sido factores clave para forzar las tarifas de flete, ya que un comercio de contenedores refrigerados en recuperación ha luchado por competir por el espacio con un tráfico de carga seca mejor pagado”, explicó Philip Gray, jefe de investigación de transporte refrigerado.

"A pesar de los niveles récord de producción de contenedores refrigerados en el 1T21, Drewry espera que la disponibilidad de equipos se mantenga ajustada durante los próximos años".

Cadena de suministro

Mientras tanto, la interrupción de la cadena de suministro de contenedores ha aumentado en gran medida la demanda de barcos refrigerados especializados, lo que equivale al tiempo de conducción en fletamento por encima del umbral de 100 centavos/cft/30 días, lo que representa el período de comercio más sólido en una década. De hecho, el comercio de estos buques es tan dinámico que Drewry espera que la flota se expanda este año, rompiendo una racha descendente de 20 años, aunque se prevé que la contracción continúe a partir de entonces.

Además se espera que la recuperación en el comercio de productos perecederos transportados por mar se vea atenuada este año por la enfermedad de Fusarium TR4 que afecta a la producción de banano. Los envíos mundiales aumentaron solo un 1.8% en el 4T20 y el crecimiento se ha desacelerado aún más desde entonces.

Durante los últimos 12 meses, Filipinas, el segundo exportador de banano más grande, se ha visto notablemente afectado por las enfermedades, donde las exportaciones se contrajeron hasta en un 18% en 2020. Más recientemente, Perú ha informado de un brote de Fusarium, que ha provocado una estado de alerta máxima no solo en el propio Perú sino en el vecino Ecuador, el mayor exportador de banano del mundo.

Después de contraerse un 0,4% a 130 millones de toneladas en 2020, Drewry espera que la recuperación del tráfico refrigerado por mar se limite al 2,7% este año, antes de acelerarse a partir de entonces a una tasa de crecimiento anual promedio del 4%.

La disminución en el tamaño de la flota de buques refrigerados especializados hará que el tráfico de productos perecederos en contenedores se expanda a un ritmo más rápido en el mediano plazo, a una tasa comparable con el comercio de carga seca.

“A pesar del modesto crecimiento de la carga este año, las tarifas de transporte de contenedores refrigerados están avanzando aún más durante la temporada alta del sector y se espera que se mantengan altas durante gran parte del año, respaldadas por la interrupción continua en la cadena de suministro de contenedores. Los mismos conductores seguirán impulsando las tarifas de fletamento de embarcaciones especializadas ”, concluyó Gray.