Estudio muestra que hábitos de compra de EE.UU. cambian "drásticamente" para reducir desperdicio -

Estudio muestra que hábitos de compra de EE.UU. cambian "drásticamente" para reducir desperdicio

Una investigación de Proagrica ha demostrado que los estadounidenses están haciendo cambios en el estilo de vida, generando decisiones pensadas en la reducción del desperdicio de alimentos.

El estudio encontró que el 76% de los compradores dicen que es más probable que compren con más frecuencia y en cantidades más pequeñas, para evitar tener que tirar alimentos no deseados o en mal estado.

Es probable que un número similar del 74% compre ahora más alimentos congelados por la misma razón, y el 50% sugiere que ahora está preparado para comprar las frutas y verduras "feas".

Los compradores masculinos son más propensos que las mujeres a aceptar esos productos alimenticios menos atractivos, con un 56 y 46% respectivamente.

Según el estudio, cuando se les preguntó dónde reside principalmente la responsabilidad por el desperdicio de alimentos, los compradores estadounidenses dijeron que en los productores de alimentos; un 41% dijo que en los agricultores, mientras que el 42% dijo que los fabricantes tienen la responsabilidad.

Acciones

El estudio ha demostrado que la atención se centra en el sector alimentario el que debe demostrar que está haciendo todo lo posible para reducir la cantidad de alimentos desechados.

"Los consumidores estadounidenses todavía sienten que es principalmente responsabilidad de los agricultores y productores de alimentos hacer más para aliviar el problema", comentó Graeme McCracken, director gerente de Proagrica.

"Las empresas de las industrias alimentaria y agrícola deben demostrar activamente que están trabajando juntas para hacer que sus procesos operativos sean más transparentes y eficientes".

En comparación, menos de una cuarta parte dijo que era responsabilidad de los consumidores reducir el desperdicio de alimentos cambiando sus propios comportamientos y hábitos de compra.

Además, el 77% indicó que está tratando de reducir los "km de alimentos" comprando más productos de origen local.

También destacaron el creciente número de estadounidenses que tienen en cuenta consideraciones éticas al comprar sus alimentos.

Más de un tercio, el 38%, comentó que las credenciales éticas de los minoristas y productores (por ejemplo, la certificación, donde se obtienen los alimentos, el seguimiento del campo al tenedor) influyen en sus elecciones de compra siempre que sea posible.

Proagrica, un proveedor global de soluciones tecnológicas para las industrias de la agricultura y la salud animal, encargó la encuesta a más de 1,000 adultos estadounidenses.