Banana Link responde a multinacionales bananeras tras anuncio de "causa mayor" -

Banana Link responde a multinacionales bananeras tras anuncio de "causa mayor"

Banana Link, una organización sin fines de lucro con sede en el Reino Unido, respondió a los productores de frutas multinacionales Fresh Del Monte y Dole Food después de que anunciaron que comenzarían a imponer un recargo por "causa mayor" en todos sus contratos en América del Norte.

Del Monte aplicará un recargo de USD 2 por caja, mientras que Dole cobrará un adicional de USD 1,76, una decisión que Banana Link dijo que tenía sentido dadas las pérdidas sufridas por ambas empresas en Guatemala y Honduras como resultado de los huracanes de noviembre - Eta y Iota.

Sin embargo, Banana Link dijo que estaba frustrada con las empresas por firmar contratos con los grandes minoristas europeos, que supuestamente imponen precios insosteniblemente bajos, incluso cuando subieron los precios para su principal mercado bananero.

Banana Link afirmó que las multinacionales estaban efectivamente "subvencionando de forma cruzada los precios deficitarios que algunos minoristas europeos siguen imponiendo con un recargo en su mercado más grande".

La organización también cuestionó lo que consideraron una falla en enfatizar a los compradores europeos que las bananas no se pueden producir y comercializar a los precios que se negocian actualmente para 2021, particularmente si se espera que los productores de frutas paguen salarios dignos y realicen las inversiones sociales y ambientales requeridas por los estándares de certificación y compromisos de Responsabilidad Social Corporativa (RSE) de supermercados.

La organización enfatizó la posición de que las empresas nacionales y sus contrapartes multinacionales necesitan solidaridad entre ellas para convencer a los compradores minoristas europeos de que no es factible mantener estándares éticos mientras se reducen los precios de compra.

En última instancia, la solución propuesta por BananaLink fue aplicar un recargo de "fuerza mayor" a todos los principales compradores del Norte, indicando que tal medida sería asequible para ellos y comprendida por los clientes.

Según la ONG, esto ayudaría a los minoristas a "poner su dinero donde está su boca" y ajustar el precio minorista, acercándolo al punto en el que todos a lo largo de la cadena de suministro podrían ganarse la vida.