Colombia planea llenar vacíos del mercado mundial de lima y ofrecer "flexibilidad" a EE.UU. -

Colombia planea llenar vacíos del mercado mundial de lima y ofrecer "flexibilidad" a EE.UU.

Colombia está en camino a tener un futuro brillante en los principales mercados internacionales de lima; y podrá ofrecer una mayor flexibilidad a los minoristas e importadores estadounidenses, según señaló una autoridad de la industria.

Oscar Baracaldo, director de operaciones de Farmfolio, la empresa que administra la nueva empacadora La Dona Fruit en Colombia, dijo a PortalFrutícola.com que cree que las exportaciones de lima colombiana continuarán yendo principalmente a Estados Unidos. Lo anterior hasta que exista una buena cantidad de productores en un programa estandarizado y se cierre la brecha de conocimiento para comprender el control de calidad.

Además de tener una "gama más amplia de usos para el producto", el mercado estadounidense es "más fijo" que el mercado europeo y tiene ventajas logísticas; lo que facilita su presencia, según Baracaldo.

A medida que el país entra en producción, las “oportunidades aquí se hacen más claras […] este es el lugar adecuado para cultivar cítricos en América Latina”, señaló Baracaldo.

Clima

La región de los Andes de Colombia se beneficia de distintos microclimas a distintas altitudes y podrá llenar los vacíos en la producción mundial de septiembre a noviembre y de enero a marzo.

Debido a que Colombia tiene un clima tropical, eso puede significar bastante lluvia, como este año en particular. “La gente dice que es lo más que ha llovido en los últimos veinte años”, remarcó Baracaldo.

“Con Colombia, como aquí hay mucha agua, cultivamos limas más jugosas. La norma para el [contenido de jugo] de la lima peruana o mexicana es de 27 a 30% y en Colombia, se puede ver un contenido de jugo de hasta 40%”, dijo.

Sin embargo, la lluvia “ha complicado recientemente la cosecha”, ya que los cítricos crecen rápidamente en Colombia, lo que significa dificultades para mantener los frutos en una etapa de madurez baja sin dejar de tener calibres lo suficientemente grandes como para exportar un producto de primera.

Mercado

El mercado estadounidense de la lima es abastecido casi en su totalidad por México. Según datos del Centro de Comercio Internacional, Estados Unidos importó USD 493 millones en limas, de los cuales USD 480 millones provinieron de México. Colombia le sigue con USD 9 millones.

“Colombia tiene indicadores clave para convertirse en un exportador de volumen considerable, por supuesto, esto no sucederá de la noche a la mañana”, explicó Baracaldo.

“Pero si se mira de cerca la tasa de crecimiento de las exportaciones en los últimos tres años en Colombia, la relación ha sido más alta que en cualquier otro país de América Latina”.

[El mercado estadounidense] puede encontrar mucha más flexibilidad, lo que debería ser refrescante ", dijo;"para Colombia, todo es nuevo y la gente lo recibe con los brazos abiertos ".

En cuanto a la competencia dentro del mercado estadounidense, Baracaldo dijo que hay “muchas fluctuaciones de precios con México”, que aumentan la demanda de nuevos orígenes.

Colombia tiene una ventaja logística cuando se trata de exportar a EE.UU. y Europa, ya que están a solo de tres a cinco días y de 12 a 14 días, respectivamente. En contraste, las exportaciones de Perú a Europa pueden demorar entre 22 y 23 días.

Eso, además de tener acceso a los océanos Atlántico y Pacífico, es una ventaja cuando se envían productos frescos.

¿Por qué centrarse en el mercado estadounidense?

Cuando se trata de fruta fresca, los europeos están "mucho más preocupados por la calidad del producto que en Estados Unidos", comentó Baracaldo.

“El mercado [europeo] está buscando diferentes orígenes, por fuertes que sean México y Brasil [en la industria], hay algunas ventanas donde los programas minoristas están buscando llenar y [Colombia] puede llenar esas ventanas”, dijo.

A medida que la industria de la lima colombiana continúa creciendo y estandarizando procesos, busca establecer una presencia en EE.UU. con programas más fijos que otros mercados.

“Tener programas fijos permite una flexibilidad que es muy necesaria en el negocio en este momento”, dijo Baracaldo.

Aunque la competencia en el mercado estadounidense es alta, La Dona Fruit, una empacadora en Colombia, es lo suficientemente pequeña como para pasar desapercibida.

"Somos de buen tamaño, pero somos pequeños para lo que es la demanda, por lo que no diría que hay competencia per se con otros orígenes; atribuiría [la búsqueda de nuevos orígenes] a las condiciones del mercado".

La Dona Fruit abrió recientemente una nueva planta de envasado en Colombia y comenzó a exportar alrededor de dos tercios de sus limas tahitianas al mercado estadounidense.

“Comparativamente, en este momento no es el mismo volumen [de limas], aunque está llegando y veremos grandes cosas de Colombia en los próximos dos a cinco años”, dijo.

Baracaldo cree que Europa será el final de la industria de la lima colombiana.

“Según nuestros datos, esperamos un crecimiento cercano al 120% en los próximos 2 años a medida que una gran parte de las fincas entran en etapas de producción”, dijo Baracaldo.