Nuevas tendencias en almacenamiento de productos hortícolas y saneamiento ambiental -

Nuevas tendencias en almacenamiento de productos hortícolas y saneamiento ambiental

Por Fruit Control


En el campo del almacenamiento de productos básicos y productos frescos, se está entregando cada vez más atención a algunos de los aspectos emergentes a los que los consumidores son más sensibles.

El concepto de vida útil en un momento prácticamente no influyó en las elecciones de los consumidores, pero hoy en día se ha convertido en un requisito fundamental para definir la calidad y preferencia por un producto determinado en lugar de otro.

A nadie le interesa adquirir productos que a las pocas horas han empezado a deteriorarse hasta el punto de quedar inutilizables. Lo mismo es válido para algunos tratamientos de almacenamiento, ya que un producto vegetal poco maduro que no se puede consumir no interesa al consumidor final.

Hoy en día, la concienciación enfocada en obtener una garantía casi absoluta de la ausencia de residuos químicos y la eliminación de conservantes para frutas y hortalizas no es solo un tema de especialistas, sino una discusión en la que las dueñas de casa y los consumidores en general quieren ser participantes activos.

Además, nadie está dispuesto a renunciar a los requisitos de calidad históricamente definibles como: frescura, estética, integridad, atractivo del envase, branding y origen garantizado. Sin olvidar que, en estos tiempos difíciles con la pandemia de COVID-19 en curso, otro concepto se ha vuelto de primordial importancia: la seguridad.

A lo largo de toda la cadena de suministro, desde el campo hasta la mesa, todos los actores involucrados: agricultores, comerciantes, todos los diferentes operadores a lo largo de las líneas de empaque, transportistas y el consumidor, todos esperan su turno para procesar, cosechar, tocar y finalmente, hacer su elección para consumir un producto seguro, limpio, protegido de microorganismos como hongos, bacterias y virus.

Este objetivo final, no fácilmente alcanzable en términos absolutos, pero sin duda estimulante para quien, en el campo hortícola, pretende tener un papel proactivo. Durante los últimos diez años una gran parte de la investigación aplicada se ha orientado hacia este tema en el sector de la poscosecha, tanto en Italia como en el extranjero, involucrando a aquellas empresas activas en el mismo campo que han podido proponer soluciones técnicas únicas e integradas de gran interés.

Una de las principales empresas que trabajan en el panorama mundial en el sector de la tecnología de almacenamiento hortícola es FCE Fruit Control Equipments s.r.l. con sede en Triulzi (Milán, ITALIA), que ha afinado propuestas tecnológicas reconocidas y eficaces.

La empresa ha realizado plantas de tecnología de gestión y almacenamiento poscosecha en todo el mundo con el objetivo de mantener la calidad, conservabilidad y seguridad sin necesidad de utilizar productos químicos de almacenamiento y con un foco al menor consumo energético posible.

Recientemente se han explorado con éxito tres corrientes particulares en las innovaciones tecnológicas que FCE. propone a sus clientes:

  • el almacenamiento de determinados productos (manzanas y peras principalmente) en régimen DCA. (Atmósfera Controlada Dinámica) con el objetivo de prolongar la vida útil y controlar ciertos tipos de patologías de almacenamiento sin recurrir a tratamientos químicos de almacenamiento.
  • purificación de los entornos de almacenamiento de frutas y verduras (cámaras frigoríficas, pasillos técnicos, salas de envasado / procesamiento) a partir del etileno, una hormona gaseosa que acelera el proceso de maduración y provoca el deterioro de muchos productos hortícolas.
  • Saneamiento de las áreas de almacenamiento: cámaras frigoríficas, muelles de carga-descarga, salas de procesamiento, áreas de almacenamiento de la presencia de hongos-bacterias-levaduras en el aire mediante la realización de un tratamiento de ionización continuo.

¿Qué es DCA y cómo es efectivo? DCA es una evolución de CA (Atmósfera Controlada) donde la gestión de los parámetros gaseosos (O2 y CO2) se lleva a cabo, no manteniendo valores constantes, sino variando a lo largo del tiempo y que van desde niveles muy bajos, cercanos a cero, a niveles aeróbicos más altos.

En estas condiciones, la fruta se mantiene prácticamente estable durante más de 10 meses desde la recolección, gracias a una drástica reducción de los niveles respiratorios y al descenso cualitativo natural que sigue (ver Gráfico 1)

Estas condiciones límite son gestionadas por algoritmos que utilizan las señales metabólicas de la fruta almacenada y son capaces de optimizar la gestión de todos los componentes activos en la instalación de la planta (adsorbedores de CO2-generadores de N2, analizadores de gases, etc.) en total automatismo.

FCE llegó a esta propuesta innovadora tras muchos años de experiencia directa en campo y estudios aplicados, que le han dado prestigio y notoriedad a la empresa, obtenidos a partir de los resultados positivos reales generados por sus clientes.

Con el tiempo, se han ido sumando al DCA otras soluciones tecnológicas para su empleo integral. Entre ellos se encuentra el desarrollo de un sistema de purificación de aire con gas etileno. En particular, el almacenamiento y conservación, incluso por períodos cortos, de aquellas especies particularmente sensibles a concentraciones incluso bajas de etileno como los kiwis, flores cortadas, frutas tropicales y ciertas hortalizas, debe realizarse en ambientes prácticamente libres de gas.

FCE

El sistema desarrollado por FCE prevé una purificación / limpieza a niveles casi nulos, que se lleva a cabo tratando el aire del ambiente de almacenamiento con combustión catalítica de incluso trazas de etileno.

Un especial cuidado durante el desarrollo del convertidor BS PLATINUM (Fig.3) permite limpiar hasta 800 mc / hora de aire con un bajo consumo energético, manteniendo una alta eficiencia y sin modificar la temperatura del aire tratado, de forma totalmente automática, e incluso remota.

El resultado alcanzable es el de poder mantener niveles de etileno cercanos a cero ppb con el resultado de conseguir alargar la almacenabilidad en el tiempo y mantener, igualmente, las cualidades organolépticas y estéticas de los productos tratados.

La última frontera entre las tecnologías aplicadas de FCE es la que se refiere a la necesidad actual de saneamiento en ambientes donde los microorganismos pueden proliferar y atacar frutas y verduras: hongos-bacterias-levaduras y los que contaminan el aire como los virus. El método utilizado es el de ionización,, altamente eficiente y segura (los iones liberados difundidos en el aire por un generador de velas porosas atacan a los microorganismos); IONNY, un aparato que debe tener el tamaño adecuado para su entorno. IONNY puede colocarse en cualquier entorno que requiera niveles bajos de contaminantes microbiológicos (hongos, bacterias, levaduras, virus).

Se ha demostrado que reduce la carga de microorganismos en un 70-80% en tan solo unas horas (36-48) (ver Gráfico 2) en todos los ambientes donde se ha colocado (cámaras frigoríficas, salas de empaque, muelles de carga, etc. ver Fig n. 4).

FCE

La eficacia probada junto con la seguridad total para los empleados que laboran en esas áreas, así como la función y gestión programables, hacen de esta solución tecnológica una de las últimas armas con las que afrontar el tema del saneamiento ambiental del producto hortofrutícola almacenado.

Es difícil estimar la eficiencia frente a virus, pero la salubridad del lugar de trabajo se ha confirmado en varios casos, incluso durante este último período, en almacenes y fábricas con presencia constante y elevado número de trabajadores.

Como se deduce, FCE es capaz de proponer tecnología de alto nivel y vanguardia, para afrontar nuevos retos orientados a los resultados en cuanto a calidad de los productos almacenados, salubridad y seguridad alimentaria, sostenibilidad y reducción del consumo energético.

Podemos decir, razonablemente que la aplicación integrada de DCA, la adsorción catalítica y el saneamiento ionizado representan ciertamente un alto nivel de tecnología, a la altura de la tarea de permitir, en la fase de poscosecha de los productos hortícolas, alcanzar metas definidas…pero tal vez aún no completamente explorado.

FCE con sus productos de fabricación italiana, demuestra una vez más la creatividad y el éxito.

Para más información por favor contactar a:

Dr. Luca Buglia
Email: info@fruitcontrol.it
Teléfono: +39 029048141