EE.UU. comienza transición a uvas de mesa sudamericanas en medio de expectativas de mayores volúmenes -

EE.UU. comienza transición a uvas de mesa sudamericanas en medio de expectativas de mayores volúmenes

La temporada de cosecha de uva de mesa de California está llegando a su fin, marcando el inicio de la transición a la cosecha de América del Sur, que se prevé que serán más grandes de lo habitual este año y podrían resultar en una situación de exceso de oferta en el primer trimestre de 2021.

John Pandol, director de proyectos especiales de Pandol Bros, dijo a PortalFrutícola.com que su empresa terminó de recolectar sus uvas en la semana 47, algo temprano, pero nada fuera del rango normal.

La cosecha de uva de California, en general, este año fue un poco mayor que la del año pasado; y las cifras del Western Fruit Cold Storage Summary al 15 de noviembre fueron 12,4 millones, aproximadamente un 3% más que en la misma fecha en 2019.

Sin embargo, a pesar de solo existir esta ligera diferencia en los inventarios reales, Pandol señaló que el movimiento de las uvas de mesa parece ser más lento en medio de la interrupción causada por la pandemia.

“[Generalmente] probablemente un 3% o 4% de las uvas van al canal de servicio de alimentos. Eso es probablemente 1% o 2% ahora", explicó." Ya sabes, las escuelas están cerradas. El economato de Google está cerrado. Esas personas pueden estar comiendo uvas, pero no están comiendo uvas en esos lugares".

Además, muchos en la industria dicen que durante la pandemia, ha habido menos demanda por parte de los consumidores de frutas que se pueden tocar.

Pandol agregó que las exportaciones también habían sido más livianas este año, aunque también señaló que la temporada navideña mexicana y centroamericana podría darles un empujón adicional.

Sin embargo, en general, le sorprendió que la temporada 2020 fuera razonablemente bien.

“[En 2020] hubo mano de obra para recoger [las uvas], no hubo spots en la cadena de suministro. Hemos visto grandes números saliendo, simplemente parece lento, pero los números están pasando. Los camiones están saliendo”, dijo.

Transición a uvas sudamericanas

Ahora, la transición a los suministros de Chile y Perú crea la dificultad de lo que se hará con la fruta, ya que ambos países esperan altos niveles de producción este año, lo que podría conducir a una situación de sobreoferta.

Pandol predice que la transición a las uvas peruanas, que podría ver un aumento de aproximadamente el 20% en la producción, debería comenzar alrededor de diciembre.

“La mayoría de las transiciones comerciales se producen en algún momento de la segunda quincena de diciembre y algunas se quedarán en California hasta enero. Creemos que eso es probable. Es posible que veamos más California en esa segunda quincena de diciembre de lo que normalmente vemos ... no mucho, pero algo más de presencia”, dijo.

Chile también espera un aumento del 10% al 15% en contraste con las caídas registradas en años anteriores. Esto es algo que Pandol atribuyó a la mejora de las condiciones climáticas en el país.

“Ellos [Chile] no han tenido un evento climático negativo. Entonces tienen suficiente agua, no han tenido impactos negativos de los eventos climáticos”, dijo.“Parte de ese aumento del 10-15% del que están hablando. Parte de esa conversión y parte de eso van a obtener una cosecha completa en el país ”, dijo.

Con Navidad y Nochevieja los viernes, las semanas 52 y 53 serán semanas de trabajo cortas para la cosecha, para el empaque y la logística tanto en Perú como en Chile, indicó. Las uvas de la semana 1 comenzarán a aparecer en el mercado estadounidense en la semana 4.

"Si bien habrá más uvas de California de lo normal en enero, el mercado tendrá una oferta más baja en general. Febrero y marzo deberían estar completamente abastecidos y quizás sobreabastecidos", señaló.

"La oferta de Estados Unidos será impulsada no por la cantidad cosechada, sino por la percepción relativa del mercado de los exportadores. América del Norte se considera menos riesgosa cuando los mercados son indiferentes o negativos a las ofertas de mayor volumen", dijo.

Encajar con el mercado estadounidense

Para que estas uvas encajen en el mercado estadounidense, Pandol afirmó que es necesario planificar y prever la demanda. Su opinión es que es importante saber qué producto se tiene y cuándo se tiene.

Según Pandol, los clientes no hacen pedidos por temporada, lo hacen por semanas. “Generalmente en Estados Unidos, la mayoría de las tiendas están arreglando la entrega de sus productos con dos o tres semanas de anticipación, con excepciones de cosas como bananas y artículos muy estables y algunos de los vegetales”, dijo.

“Pero en general, en el caso de la fruta, saben que hay volatilidad en la calidad, el suministro y el tiempo, por lo que tienden a [decir] '¿Por qué hacer un trato con 3 meses de antelación?'. Probablemente produzcamos demasiados alimentos en conjunto y no hay duda de que hay partes del año en las que probablemente hay demasiadas uvas y es cada vez más difícil de juzgar porque la oferta cambia muy rápido ahora".