Desafíos y oportunidades internacionales de productos frescos en el mundo -

Desafíos y oportunidades internacionales de productos frescos en el mundo

Desde el cambio climático y los disturbios políticos, hasta la salud y las preferencias de los consumidores, hay muchos factores externos que tienen un impacto en el mercado global de productos frescos.

“Estos factores pueden generar nuevas oportunidades o crear barreras para los negocios; por ello, es necesario comprender mejor lo que está sucediendo en todo el mundo, para tener las respuestas adecuadas a los factores externos en beneficio de su empresa”, dice Nancy Tucker, Vicepresidente Regional Global de PMA y quien moderó uno de los paneles de PMA Fresh Summit 2020.

Dicho panel estaba enfocado en los “Desafíos y oportunidades internacionales para los productos frescos”.

Fernando Gómez Molina, Gerente General de Proexport España señaló que en todas partes -incluyendo la diversidad que presenta Europa- se observan características comunes en mercados y sus consumidores; tendencias que pueden ser temporales, pero quizás algunas permanezcan por un largo tiempo, como por ejemplo, la preferencia por productos locales.

De partida, existe una mayor preocupación por la salud, lo que explica el porqué los supermercados han estado vendiendo más frutas y verduras, reforzándose mucho. También, indicó, la gente está más cauta con sus finanzas personales, y eso puede impactar en los niveles de gasto; aunque en contraste “por fin está despegando la compra online de productos frescos, que hasta antes de la pandemia estaba rezagada respecto de otro tipo de productos”.

Entre las recomendaciones señaladas por Gómez Molina, parte expresando que hay que estar preparados para una presión por menores precios; y es así como los productores deben defender el valor de sus producciones; siendo clave “enfatizar los mensajes que comuniquen los beneficios de las frutas y vegetales para la salud de las personas. En tal sentido, los empaques y las etiquetas cumplen un rol muy importante”.

Oportunidades

Por su parte, Nicolás Moller, vicepresidente ejecutivo de Hortifrut señaló que la pandemia reveló la existencia de algunas megaoportunidades:

  1. Sustentabilidad: Los consumidores quieren soluciones alimentarias que den respuesta a los mayores desafíos que impone la crisis ambiental. Por ello están seleccionando las soluciones más eficientes del mercado y castigan aquellas ineficientes. “La industria probablemente signifique un 25% de las emisiones globales de CO2, ese es un desafío que se debe enfrentar”, explicó.
  2. Tecnología y genética: Hay que incorporar más soluciones tecnológicas en cada área del negocio. “La genética es un punto esencial en la búsqueda de productos que puedan dar respuesta y enfrentar problemas como la sequía”, añadió Moller.
  3. Relación con el sector financiero: Como nunca antes, están llegando nuevos recursos a esta industria, pues se ha demostrado los buenos retornos que para los accionistas tienen las empresas agrícolas; todo lo cual, seguirá creciendo en un mercado de USD 5 trillones en lo que a alimentos y agroindustria se refiere. “La alimentación y la agroindustria son negocios masivos a nivel mundial; y la necesidad de alimentar al mundo seguirá creciendo. Para responder adecuadamente a eso, se necesitan inversionistas dispuestos a apostar por este sector”.

Y por último, afirmó el ejecutivo, el mundo parece que está enloqueciendo absolutamente por los berries, por lo que ya están preparados para enfrentar el desafío.

Asia

Finalmente, Patrick Vizzone, de ANZ Banking Group, quien desde Hong Kong asesora en el área agrícola, expresa que al menos en China, la economía está de regreso debido a un fuerte repunte en el consumo y la demanda; así como un alza continua en el sector de servicios, respaldado por medidas fiscales bastante fuertes y proactivas del gobierno que apuntan a apoyar industrias clave. El ejemplo de China es decidor, en donde se espera un crecimiento de 2,1% para este año y de 8,8% en 2021.

En esta nueva normalidad existe un alto riesgo del proteccionismo y por ello recomienda diversificación de los orígenes. Frente a crecientes riesgos geopolíticos (alza de tarifas, por ejemplo) y riesgos de inestabilidad, existen grandes oportunidades; y el delta tendrá que ver con la administración que se realice y las elecciones que se tomen en los próximos meses.

Aquí se torna clave una política país en desperdicio de alimentos y conservación de alimentos, desafíos que enfrenta el ámbito agroalimentario pero particularmente el de producto fresco dada la cantidad de pérdidas de cosecha que vemos en todo el mundo y en China.