Argentina: La paltomanía llegó para quedarse -

Argentina: La paltomanía llegó para quedarse

De las páginas de TopInfo.

A igual que en todo el mundo, la palta está conquistando cada vez más al consumidor argentino.

En Argentina la palta es una fruta conocida hace mucho, dado que es un árbol habitual en el norte del país, como en los lugares protegidos de las zonas templadas, llegando a darse hasta en la ciudad de Buenos Aires. Hace unos 30 años el cultivo comercial era prácticamente desconocido en nuestro país. La misma se obtenía en quintas o jardines. Su comercialización era esporádica, con un producto de calidad regular y precio variable.
 
A partir de mediados de los años ochenta una empresa encaró la producción de palta en forma comercial y la introdujo con una fuerte campaña publicitaria en el mercado argentino. En especial hizo hincapié en hacer conocer la variedad Hass, de mejor calidad culinaria que las paltas que se comercializaban hasta ese momento (algunas variedades verdes y muchas sin variedad conocida como “de semilla”).
 
Gracias a estas acciones la plata logró una presencia continua en las góndolas de los supermercados a un precio y calidad aceptable. Para cubrir todo el año, y dado que la producción nacional se concentra en los meses de otoño e invierno, se empezó a importar paltas de otros países latinoamericanos.

En los últimos años la palta empezó a entusiasmar cada vez más al consumidor argentino, empezando a ser incorporado a la dieta en forma habitual por algunos segmentos de la población. A pesar de esto el consumo es aún bajo, en especial si se compara con nuestros vecinos. Actualmente se lo estima en 0,45 kg/hab/año, mientras que en Chile y Perú este valor se ubica en los 2,5-3 kg. El mayor consumo se da durante el verano, como entrada, sola o en ensaladas o para las fiestas. Pero se observa una tendencia hacia un mayor consumo también durante el resto del año.

En otoño e invierno la oferta es cubierta principalmente por la producción local. La provincia de Tucumán es la principal productora. En la misma se concentra 2/3 de la producción comercial. Otras provincias productoras son Jujuy, Salta y en menor medida Corrientes. Durante la contraestación el mercado es abastecido principalmente por la palta importada de Chile. Nuestro vecino registra una temporada muy particular.

La mayoría de los productores del hemisferio sur, como son Perú, Sudáfrica o Australia cosechan sus paltas entre marzo a agosto. Pero en Chile las paltas se cultivan en los valles de los Andes a cierta altura y su temporada es inversa al resto, de septiembre a febrero. Por lo cual las producciones de Argentina y Chile son complementarias. Esto llevó a que Argentina puede enviar su producción al país vecino durante el invierno, mientras que Chile abastece al mercado argentino durante la primavera y el verano. Argentina también importa algunos volúmenes de Perú, Méjico, Colombia o Brasil.  Pero en todos los casos se trata de cantidades bastante más pequeñas que las de Chile.

Durante los últimos años la variedad Hass se hizo cada vez más popular, siendo actualmente por lejos la más comercializada. 80% de las paltas que se comercializan a través del MCBA corresponden a ella. Dentro del 20% restante se destaca la Torres y Lula. Otras variedades como la Fuerte ó Pinkerton tienen mínima importancia.

Importación

Por otro lado, el volumen importado presenta una tendencia creciente entre 2015-2017, con su máximo 19.000 tons. En el 2018 presenta una caída a 14.300 tons. En el 2019 el volumen importado aumenta, aproximándose al 2017. Entre enero y agosto del 2020 se importó un total de 9.900 tons, 7% menos que en el 2019 para la misma época.

El valor importado promedio es de 32,3 millones de USD CIF. El precio por tonelada promedio es de 2.161 U$D CIF para el periodo analizado. Los menores precios por tonelada se encuentran en el 2019 y los mayores en el 2015. Entre enero y agosto del 2020 es de 2.220 U$D CIF por tonelada.

Exportación

Entre 2015 y 2019, según INDEC, la exportación nacional de palta fue muy variable, con un máximo de 382 tons en el 2018 y un mínimo de 13 tons en 2017. Las exportaciones en el 2020 aumentan, registrándose hasta agosto 209 tons. Los principales destinos son Chile, Paraguay y Uruguay.

El valor de exportación del periodo promedia los U$D 31,5 millones entre 2015-2019. El precio promedio por tonelada es de 2.324 USD FOB/ton, presentando su máximo en 2015 y mínimo en 2019. El volumen del 2019 estuvo valuado en 35,0 millones de U$D FOB. Hasta agosto del 2020 el precio promedio es de 1.184 USD por tonelada.

Mercado Interno

Entre el 2015 e 2019 los ingresos anuales al Mercado Central de Buenos Aires (MCBA) ascienden, promediando las 5.900 tons. El principal origen nacional es Tucumán, presentando entre el 7-25% de la oferta.  Otras provincias de importancia son Jujuy, Salta y Corrientes. Entre los ingresos del exterior, se destaca Chile, cubriendo entre el 59-85% de la oferta del período. Otros orígenes con menor importancia son México, Brasil, Perú, España y Colombia.

Los volúmenes tucumanos fueron crecientes a partir de marzo, alcanzando su máximo en julio; mientras que los volúmenes chilenos son máximos en el periodo estival. Hasta fines de julio del 2020 ingresaron 3.900 tons al MCBA. siendo la mitad de origen chileno. Un 17% corresponde a Tucumán y otro a Brasil, que está aumentando sus envíos en los últimos años.

Entre 2015-2019 los precios de la palta tucumana se encuentran entre los 10-26 USD/6 kg, promediando 16,9 U$D/6 kg. Por otro lado, las chilenas medianas se encuentran entre los 24-65 USD/10 kg, promediando 40,9 USD/10 kg. No se reconoce ninguna tendencia a lo largo del año.  En el 2020 hasta fines de septiembre los precios para las paltas chilenas varían entre los 29-43 USD/10 kg.

 

Anikó Arcagni & Ing.Agr. Betina Ernst