"Gran avance" en mejoramiento de variedades de banano resistentes a TR4 -

"Gran avance" en mejoramiento de variedades de banano resistentes a TR4

Se ha logrado un progreso significativo en la aceleración del desarrollo de variedades de banano resistentes al hongo Fusarium.

Fusarium causa la enfermedad de Panamá, que destruye las plantaciones de banano en todo el mundo. Investigadores de Lembaga Ilmu Pengetahuan Indonesia (LIPI) y la Universidad e Investigación de Wageningen (WUR) lograron identificar genes de resistencia en bananos para combatir el notorio hongo del suelo.

El descubrimiento de estos genes allana el camino para acelerar la reproducción de bananos resistentes sin la necesidad de pruebas de fenotipado largas y costosas.

Los hongos Fusarium son hongos del suelo que penetran las raíces de las plantas de banano y luego colonizan y bloquean el sistema vascular. Esto causa un marchitamiento grave y finalmente mata la planta.

El marchitamiento por Fusarium se conoce comúnmente como enfermedad de Panamá, la enfermedad más devastadora en el sector del cultivo de banano.

Ha destruido plantaciones de banano en todo el mundo. A mediados del siglo XX, por ejemplo, la plantación "Gros Michel" dominó las ventas mundiales antes de ser totalmente diezmado por lo que se conoce como las cepas de la raza 1 del hongo Fusarium. El cultivo del banano se recuperó gracias a una nueva variedad resistente: la “Cavendish”. Este es ahora prácticamente el único tipo de plátano que se vende en Europa.

Sin embargo, aunque esta historia de éxito tiene ahora décadas, la base genética de la resistencia seguía siendo desconocida y las cepas de la Raza 1 se han extendido por todo el mundo.

Mientras tanto, la variedad Cavendish resulta ser muy susceptible a una nueva cepa de Fusarium, conocida como Tropical Race 4 (TR4). Una vez contaminadas, las plantas no se pueden salvar. Y el hongo permanece presente en el suelo durante décadas.

Hacia nuevas variedades de banano

Está claro que las nuevas variedades de banano tienen que ser resistentes tanto a la Raza 1 como a la TR4. Por tanto, la investigación llevada a cabo por LIPI y WUR se centra en identificar los genes responsables de dicha resistencia.

Y esa investigación ha tenido éxito: los genes están ubicados en el cromosoma 10 de la variedad Musa acuminata, un ancestro del plátano Cavendish, y esos genes ahora se están identificando con más detalle.

Este descubrimiento hace posible utilizar “marcadores” (pequeñas diferencias en el ADN que se hacen visibles mediante el uso de tecnología especial) para acelerar el desarrollo de nuevas variedades de banano sin la necesidad de pruebas de fenotipado largas y costosas.