Embajador de Países Bajos en Chile asegura que una razón del éxito para la gestión del agua es la cooperación -

Embajador de Países Bajos en Chile asegura que una razón del éxito para la gestión del agua es la cooperación

La gestión del agua siempre estuvo presente en la historia de los Países Bajos. Una nación que cuenta con bastante experiencia en modernización en la horticultura y que, a través de su embajador en Chile, Harman Idema, está colaborando para poder enfrentar la sequía que afecta al país.

Idema asegura que una razón importante del éxito que tiene su país en la gestión de agua es el ‘triángulo de oro’. En este modelo, los sectores públicos, privados y de conocimiento trabajan juntos para encontrar las mejores soluciones. 

En este contexto, uno de los proyectos más importantes que gestiona la embajada de los Países Bajos es GIRAgua, una iniciativa que, justamente, involucra a los diversos actores para realizar una gestión integral del recurso de agua.

Idema conversó con PortalFrutícola.com sobre GIRAgua, la realidad de los Países Bajos en escasez hídrica y cómo la colaboración podría ser clave para enfrentar la sequía y los efectos del cambio climático en Chile.

¿En qué consiste el proyecto GIRAgua?

Se trata de un piloto de gestión integral de agua, con foco en sobre cómo podemos captar y guardar este recurso de mejor manera y usarlo cuando lo necesitemos. Recargar acuíferos subterráneos es una de las metas clave.

Esta forma integral de gestionar agua es clave para poder solucionar los desafíos que tiene Chile con el agua. Requiere mucha colaboración entre todos los interesados en la zona. En este modelo, los sectores públicos, privados y el sector de conocimiento trabajan juntos para encontrar las mejores soluciones. Nos interesa intercambiar experiencias con Chile, porque podría ayudar a llegar a soluciones estructurales.

¿Por qué decidieron formar parte de esta iniciativa y qué beneficios trae a Chile?

Con el proyecto GIRAgua esperamos implementar soluciones que ayuden a mejorar la disponibilidad del agua. Juntos, con todos los involucrados, estamos trabajando en medidas para gestionar el agua mejor, de manera más eficiente y eficaz. Este proyecto trata sobre la gestión integral del agua basada en la buena gobernanza. El conocimiento holandés del agua se encuentra precisamente en estas dos áreas, por lo que este es un proyecto ideal para utilizar nuestro conocimiento y experiencia para contribuir a las soluciones de los problemas de sequía en Chile.

El monitoreo y la modulación es muy importante para poder distribuir agua a cada uno de los involucrados en el momento adecuado en una manera justa. Este proyecto y pilotos en otras cuencas entregan datos útiles para llegar a una estrategia nacional sobre la gestión de todas las cuencas en Chile.

Por las sequías y la falta de agua, los agricultores en la zona tienen desafíos en cómo continuar su actividad. Además, los bancos, por falta de disponibilidad de agua, ya no están tan dispuestos en proveer créditos, porque no hay garantía de disponibilidad de los cultivos. Los pozos, cada vez más profundos, son una solución a muy corto plazo. Es mejor buscar una solución estructural: captar el agua cuando haya mucha, guardarla en acuíferos subterráneos (usando los mismos pozos para inyectar el agua), usarla cuando se necesite y reciclarla después de haberla utilizado.

En combinación con nuevas tecnologías de riego se adquieren muchas ventajas para los usuarios (y las autoridades) del agua: más disponibilidad, un uso más eficiente y eficaz, reciclar y re-usar y/o guardar de nuevo. Todo ello resulta en un consumo menor y disponibilidad mayor. Esto ayuda a los agricultores en forma directa, a la sociedad e incluso las autoridades en forma indirecta.

¿Cuál es la importancia de la eficiencia de riego en los invernaderos en un contexto de sequía en Chile? Cuál podría ser la contribución de los Países Bajos?

Cultivar vegetales o frutas dentro invernaderos tiene dos grandes beneficios que pueden ayudar la agricultura chilena. Primero, aumenta la producción, y segundo, baja el uso de agua de riego.

Los Países Bajos tienen mucho conocimiento en el rubro de la modernización de la horticultura. Hay varias empresas holandesas que se dedican a exportar este conocimiento hortícola por el mundo. Ofrecen soluciones para distintos climas y rangos de inversión (high-tech y mid-tech).

Empieza con una semilla, que es adaptada para crecer hidropónica, continúa con construcciones de nuevos invernaderos y hasta computadoras para mejorar el clima de invernadero. Una combinación de estas herramientas es necesaria para producir eficientemente y adaptarse a la disponibilidad de agua en el clima local. El retorno de la inversión puede garantizarse mediante mayores rendimientos y una mejor calidad de los productos. Además de esto, el productor depende menos del clima.

¿De qué manera un buen manejo de los suelos ayuda también a mitigar las consecuencias del cambio climático? ¿Qué experiencia tienen los Países Bajos en esto y cómo Chile podría replicarlo?

Con un buen manejo del suelo, no solo nos podemos adaptar al cambio climático, sino que también mitigar el impacto ambiental. Para estos dos procesos (adaptación, mitigación) se necesita un suelo ‘vivo’, es decir, un suelo con mucho material orgánico y microorganismos. Si un suelo tiene estas dos características puede capturar Co2 para mitigar el cambio climático y, al mismo momento, adaptarse a climas extremos. Con un buen manejo del suelo se puede retener más agua por más tiempo durante lluvias o sequias extremas.

La universidad holandesa Wageningen University & Research está experimentando con nuevas teorías académicas en la Granja del Futuro, que se abrió este año en los Países Bajos. Esta granja, por ejemplo, tiene barreras verdes, áreas del campo con una vegetación permanente para promover la biodiversidad en el suelo.  Además, están plantando en franjas de distintos cultivos. De esta manera, quieren prevenir un suelo degradado y aumentar la productividad del suelo en el largo plazo. Las ideas académicas se prueban en la práctica para comprobar su rentabilidad para el sector agrícola.

Otro ejemplo para mitigar el impacto en el medio ambiente, y convertir las emisiones en algo útil, lo muestra un proyecto transversal en la zona de Rotterdam. Una tubería subterránea transporta CO2 desde las refinerías en el puerto de Rotterdam a estos invernaderos. Las plantas necesitan CO2 para crecer y lo convierten en oxígeno. Resultado: menos emisiones, más producción. Hay muchas formas en las que diferentes sectores comparten sus flujos residuales para beneficiar a otro sector.

Una de las opciones que más recomiendan los especialistas es el reciclaje del agua ¿De qué manera beneficiaría a Chile que esta práctica se hiciera más frecuente?

Reutilizar el agua doméstica e industrial es una de las opciones para bajar la presión en el agua dulce que existe en Chile.

Hoy en día existen nuevas tecnologías para filtrar el agua con bajo costo para ser utilizadas una segunda (o tercera) vez. No es solo una solución para las zonas urbanas, sino que también sirve en zonas rurales donde hay escasez de agua y existen conflictos por el agua dulce entre minería, agricultura y agua potable.

Bluecon, una empresa holandesa, está entrando al mercado chileno con un sistema compacto y modular para purificar aguas residuales.  Por ejemplo, puede tratar el agua residual doméstica de hasta 5.000 personas y hacerla reutilizable para uso de riego. Se trata de optimizar el ciclo del agua para los usuarios a nivel local, para que estos, en muchos lugares en Chile, puedan beneficiarse de este sistema.   

La realidad de los Países Bajos

¿Cuáles han sido los principales retos para los Países Bajos en gestión del agua?

Nuestro primer desafío fue el hecho de que un tercio de nuestro territorio está bajo el nivel de mar, el punto más profundo es de -6,8 metros. Secamos estas tierras con el uso de molinos y diques ganando la batalla al mar. Además, somos un delta donde varios ríos europeos (Rijn, Maas etc.) terminan en el mar nórdico.

La gestión de agua siempre estuvo presente en la historia de nuestro país y solíamos hablar de la "batalla contra el agua". Ahora sabemos que siempre pierdes la batalla contra el agua. Por eso trabajamos juntos con el agua. Damos al agua el espacio que necesita y lo tenemos en cuenta a la hora de montar la infraestructura. Construyendo con la naturaleza.

Nuestro segundo desafío es que al lado de la costa el agua es salada, es decir, no se puede utilizar para riego o como agua potable. El agua de los ríos ya ha sido utilizada y tiene un grado de contaminación. Hay mucha agua disponible, pero no siempre es apta para el riego de nuestro sector agrícola o para consumo humano.

¿Cuáles son los desafíos futuros y cómo están trabajando para resolverlo?

En los últimos años hemos tenido problemas crecientes de sequía en Holanda. Por un lado, por las razones mencionadas anteriormente de que el agua que llega a Holanda no siempre es utilizable. Por otro, el cambio climático y la sequía, los que son una tendencia mundial. Igual a la situación en Chile, los Países Bajos tuvieron años extremadamente secos. En varias regiones, especialmente el sur y este de los Países Bajos, los agricultores tenían problemas a causa de la sequía. Esto tiene consecuencias en la calidad de nuestros diques, que también se secan y son menos resistentes al agua. Entonces, la sequía también afecta la calidad de nuestra protección contra el agua.

Aunque la sequía no fue tan extrema como en Chile, también sabemos que el cambio climático nos va a afectar a todos en el futuro cercano. Una de las nuevas soluciones holandesas para la ganadería es el drenaje clima adaptativo, un sistema de tuberías que se adapta a las lluvias extremas y tiempos secos. Es una alternativa para el riego y drenaje convencional. La tubería multifuncional sirve como drenaje en tiempos de lluvia y drenaje inverso (riego) en tiempos secos. Debido a esto, los campos tienen menos evaporación y el agua cuenta con acceso directo a las raíces.

¿Cuál es la estructura de la gobernanza del agua en los Países Bajos?

Debido a la larga historia holandesa con la gestión del agua, la estructura de la gobernanza es muy diferente a la chilena. Las juntas de agua holandesas (en holandés: waterschappen) son organismos gubernamentales regionales encargados de gestionar las barreras de agua, las vías fluviales, los niveles de agua, la calidad del agua y el tratamiento de aguas residuales en sus respectivas regiones. Estas autoridades regionales del agua se encuentran entre las formas más antiguas de gobierno local en los Países Bajos, algunas de las cuales se fundaron en el siglo XIII. Estas juntas de agua están fuera de las otras estructuras administrativas holandesas.

¿Chile podría imitar en ciertos ámbitos la gobernanza de los Países Bajos y mejorar este ítem?

La gestión integral del agua en total es importante, es decir, el agua de la superficie y la subterránea. Si hay algo que se podría copiar, sería eso. No se trata solo de copiar a Holanda, porque a estas alturas, ya es una buena práctica mundial.

Ahora, en Chile, se maneja por separado y esto es una de las razones por las que recargar acuíferos subterráneos es complicado. Además, el agua en Chile, en la mayoría de los casos, es de “alguien” (persona natural, persona jurídica, etc.), en los Países Bajos es de todos y de nadie al mismo tiempo. El “gobierno del agua”, como se mencionó anteriormente, es responsable de la gestión del agua integral y decide qué medidas hay que tomar, al momento de un problema para seguir satisfaciendo a todos los involucrados posibles, o qué uso priorizar en bases a reglas claras.

Un ejemplo: las aguas servidas depositadas en los ríos son de los agricultores. Solamente las aguas servidas, depositadas en el mar, podrían ser reutilizadas de nuevo por las compañías de servicios sanitarios. Otro ejemplo: recargar acuíferos subterráneos es complicado en Chile, porque no hay normas claras de la calidad del agua que se quiere inyectar.

En ambos ejemplos Chile podría "echar un vistazo" a la experiencia holandesa. En los Países Bajos recargan acuíferos subterráneos de distintos tipos, los que requieren diferentes normas. Además, todas las aguas servidas fluyen de vuelta a las mismas compañías sanitarias para limpiarlas, reutilizarlas o guardarlas para el futuro.

Agricultural Water Summit

La Embajada de los Países Bajos formará parte del Agricultural Water Summit, el primer evento que abordará de manera integral la crisis hídrica que afecta a Chile, y que se realizará el 20 de Abril de 2021, en el centro de Conferencias del Hotel Sun Monticello, ubicado en San Francisco de Mostazal.

¿Cuál es la importancia para ustedes, como embajada, de participar en un evento como el Agricultural Water Summit?

Para nuestra embajada en Chile el agua y la agricultura son prioridades. Son temas donde tenemos conocimiento, tecnologías e intereses comerciales. Además, Holanda es el segundo exportador más grande del mundo de productos agrícolas. Hay mucho que compartir con Chile y podemos, por ejemplo, cooperar en fortalecer su capacidad y calidad de exportación de productos agrícolas a Asia. Por supuesto, una buena gestión y un uso eficiente de agua es clave en esto.

La embajada siempre intenta conectar a los distintos actores del sector. En este principio promovemos la cooperación entre el mundo público (gobierno), privado (empresas) y académico (universidades). Eso es parte de nuestra visión sobre gestión integral. Eventos como el Agricultural Water Summit traen estos diversos actores a la mesa. Por esta razón es importante participar en el evento, ya que siempre estamos dispuestos a intercambiar ideas y experiencias.

¿Por qué es importante que se lleven a cabo iniciativas como estas en la actualidad?

Es un momento crucial para la agricultura chilena, e iniciativas como estas dan una plataforma para buscar soluciones conjuntas. Chile tiene una sequía extrema y es muy probable que va a estar más seco en los próximos 5 a 10 años.

Si no tomamos medidas adecuadas ahora, va a ser demasiado tarde. No solo la agricultura chilena, sino que la industria a nivel mundial necesita tomar medidas para ser más eficiente con menos recursos naturales y mitigar su impacto al medio ambiente.

El aumento de la población mundial y la creciente demanda de alimentos saludables, en combinación con el cambio climático, son un gran desafío para el sector agrícola mundial. El sector agrícola juega un papel importante para alcanzar las metas de desarrollo sustentable relacionadas con el agua, el hambre y la alimentación.

 


Si estás interesado en este tema u otros relacionados a la escasez hídrica que afecta hoy a diversas regiones del mundo, te invitamos a Agricultural Water Summit 2021, evento en el que se reunirán expertos de todo el mundo con el fin de proveer soluciones, innovación y tecnología para la gestión, preservación y reúso del agua en la agricultura. Para mayor información ingresa aquí.

Este contenido es exclusivo de Portalfruticola.com, si desea reproducirlo en otro medio, debe nombrar a la fuente y vincularlo al contenido original.