Aumenta aceptación de alimentos genéticamente modificados en Europa -

Aumenta aceptación de alimentos genéticamente modificados en Europa

Un reciente informe publicado por Mihael Cristin Ichim del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo en Rumania, analizó la disminución del escepticismo de los europeos en torno a los organismos genéticamente modificados (OGM), popularmente conocidos como transgénicos, en base a los Eurobarómetros realizados desde 1990.

El informe mostró que mientras en 2005 un 63% de los europeos estaba preocupado por los transgénicos, en 2019 esta cifra no supera el 27%.

OGM

Desde principios de los años 70, la Comisión Europea monitorea a la opinión pública en los países miembros a través del programa Eurobarómetro. El programa es un estudio comparativo trans-temporal y transnacional de encuestas que se repiten regularmente sobre diversos temas, incluyendo la consulta sobre OGM.

En 1999, los OGM ocupaban el noveno lugar (con un 18,1%) entre las once principales preocupaciones de los ciudadanos de la Unión Europea; año que generó opiniones más divergentes en los países miembros.

Además, el uso de organismos modificados genéticamente como el maíz, ocupó el quinto lugar entre las principales preocupaciones que los ciudadanos europeos marcaron como importante durante ese año.

“Dos décadas después, este estudio refleja que las personas están más informadas sobre los beneficios que tienen los organismos genénicamente modificados en la alimentación mundial”, comentó Miguel Angel Sánchez, doctor en Ciencias Biológicas y Director Ejecutivo de Chilebio.

“En base a información y comunicación, se han desmitificado muchas creencias populares en relación a supuestos efectos sobre la salud y el medio ambiente. Todo producto OGM para ser comercializado, debe pasar obligatoriamente por una serie de pruebas y estudios antes de llegar al campo y al consumidor final; confirmando su seguridad y su utilidad”, agregó.

Desde 1996 hasta 2018, el área mundial cultivada con cultivos transgénicos se ha multiplicado 113 veces, llegando a unas 2.500 millones de hectáreas.

Lo anterior convierte a los cultivos biotecnológicos en una de las tecnologías de cultivo más adoptadas en las últimas décadas a nivel mundial.

Estados Unidos, Brasil, Argentina, Canadá e India siguen siendo los cinco principales países productores de estos cultivos; y cada uno de ellos tiene una tasa de adopción cercana al 100% para vegetales que han sido mejorados con esta tecnología.