Descubren compuesto químico que ayudaría a evitar la propagación de la plaga de langostas -

Descubren compuesto químico que ayudaría a evitar la propagación de la plaga de langostas

De acuerdo con la información entregada por Reuters.com, científicos lograron identificar un compuesto químico liberado por las langostas que las hace enjambres. Esto, abre la posibilidad de que se exploren nuevas formas de evitar que estos insectos devoren cultivos vitales para el sustento humano.

El compuesto identificado es la feromona, sustancia química producida por un animal y que afecta al comportamiento de otros de la misma especie.

Según Reuters, este compuesto se llama 4-vinilanisol (4VA) y lo libera, principalmente, las patas traseras de las langostas.

También es detectado por las antenas de otras langostas y por receptores odorantes, según los investigadores.

“4VA atrajo poderosamente a las langostas independientemente de su edad o sexo”, reveló la investigación publicada en la revista Nature. “Su producción se desencadenó en los insectos cuando se juntaron de cuatro a cinco langostas solitarias, precipitando un comportamiento de enjambre”, especifica el estudio.

Las langostas como un desastre natural

"En la historia de la humanidad, las plagas de langostas, la sequía y las inundaciones se consideraron como tres grandes desastres naturales que causaron graves pérdidas agrícolas y económicas en todo el mundo", dijo a Reuters.com el líder de investigación, Le Kang, profesor de entomología y ecología en la Academia de Ciencias de China.

“La de mayor distribución y una de las más peligrosas, la langosta migratoria, representa una seria amenaza para la agricultura en todo el mundo”, agregó Kang.

Los enjambres pueden incluir miles de millones del insecto y abarcar cientos de millas cuadradas (km) a medida que los insectos consumen cultivos con voracidad, poniendo en peligro la seguridad alimentaria, según Reuters.com.

Las langostas migratorias habitan en Asia, África, Australia y Nueva Zelanda y atacan pastizales y cultivos críticos como trigo, arroz, maíz, mijo, cebada, avena, caña de azúcar y sorgo.

Kang comentó a Reuters.com que es necesario más investigar en relación a si el 4VA existe en otras especies de langostas, como la langosta del desierto, llamada Schistocerca gregaria, que actualmente está devastando partes de África y Medio Oriente.

Otro elemento importante de la identificación de 4VA podría también es un paso importante para la seguridad humana, ya que, de acuerdo con Reuters.com, los insecticidas químicos que se utilizan actualmente para suprimir los brotes de langostas preocupan a la población en cuanto a sus efectos en la salud y la seguridad humana.

“Se podría desarrollar una sustancia química para bloquear los efectos de 4VA para evitar el enjambre”, dijo Kang.

Por otro lado, una versión sintética podría atraer langostas a trampas para matarlas.

A su vez, las langostas genéticamente modificadas para que no respondan a 4VA podrían desarrollarse y liberarse para establecer poblaciones silvestres sin enjambres, "sujetas a evaluación de bioseguridad", agregó Kang.